viernes, 19 de septiembre de 2008

Fiestas de Laspuña 2008


(Noticia del Diario Alto Aragon)

Un espacio natural de ensueño rodea la celebración de San Mateo

El chupinazo marcó ayer el inicio de una programación variada y completa
LASPUÑA.- Las fiestas de Laspuña en honor a San Mateo comenzaron ayer y lo hicieron a las 20 horas con el típico volteo de campanas y el pistoletazo anunciador del inicio de cuatro días cargados de actos para todos los públicos. La cena de la colación y la revista de variedades Universo completaron la programación de la jornada.
Hoy, a las 20 horas, tendrá lugar la ronda por las calles del pueblo con la charanga Festival y los vecinos agasajarán a músicos y público con porrones de vino, pastas, embutidos y otros manjares.
La sesión de baile de noche correrá a cargo de la Orquesta La Jungla. El sábado, se disputará el campeonato de guiñote a partir de las 17 horas. Los más pequeños disfrutarán con la actuación de animación infantil que presentará el grupo de teatro Trapalanda. Las sesiones de baile de tarde y noche las amenizará la orquesta Alta Tensión.
Las fiestas llegarán a su fin el domingo, día 21. A las 12,30 horas se oficiará la misa en honor a San Mateo y acto seguido tendrá lugar la procesión. De 12 a 13 y de 17 a 18 horas, los niños lo pasarán en grande con el parque infantil Divers, instalado en el parquin. A las 18 horas, actuará el grupo de jotas Roldán del Alto Aragón, que cerrará los actos de las fiestas de San Mateo.
Estos días festivos constituyen un reclamo para acercarse al municipio de Laspuña y conocer los encantos que esconde, como la amplia red de senderos naturalistas, de los que un porcentaje elevado encuentran su punto de partida en el núcleo de Ceresa, y que no son otros que los caminos que utilizaban en otro tiempo los antiguos vecinos. En Ceresa merece ser visitado el Centro de Interpretación de la Naturaleza y Actividades Tradicionales.
NAVATEROS
El nombre de Laspuña viene asociado al de las navatas, antiguo oficio relacionado con el transporte de la madera por vía fluvial, que desapareció a mediados del siglo pasado.
El pasado mes de mayo, Laspuña volvió a ser sede de un Encuentro Internacional, en su XXI edición. Navateros de toda Europa festejaron el citado Encuentro Internacional que llegaba por segunda vez a la provincia de Huesca, dieciséis años después de que Laspuña ya acogiera esta cita en 1992.
Durante estos días almadieros procedentes de España, Alemania, Austria, Eslovenia, Finlandia, Francia, Italia, Polonia o República Checa conocieron la comarca de Sobrarbe y representantes de varias delegaciones descendieron en las siete navatas que surcaron las aguas del río Cinca entre Laspuña y Aínsa.
Situado a los pies de la Peña Montañesa, Laspuña recuerda en diferentes rincones del pueblo la vida y el oficio de los navateros.
Cada año, el tercer domingo del mes de mayo, coincidiendo con la época del deshielo, varias navatas –embarcaciones construidas con troncos atados exclusivamente con fibra vegetal– descienden por las aguas del río Cinca, entre Laspuña y Aínsa en la popular fiesta de las navatas, que rememora esta actividad.
El Ecomuseo “Luis Pallaruelo”, el monumento a los navateros o el museo de la madera, nos permiten ahondar en la historia de la que fue una actividad económica muy importante durante siglos para este pueblo, la madera.

Inmaculada CASASNOVAS

1 comentario:

felquera dijo...

Que tos lo pasetz bien, que no cuento que i vaya. Felices fiestas, e no tos enzorretz guaire.

viernes, 19 de septiembre de 2008

Fiestas de Laspuña 2008


(Noticia del Diario Alto Aragon)

Un espacio natural de ensueño rodea la celebración de San Mateo

El chupinazo marcó ayer el inicio de una programación variada y completa
LASPUÑA.- Las fiestas de Laspuña en honor a San Mateo comenzaron ayer y lo hicieron a las 20 horas con el típico volteo de campanas y el pistoletazo anunciador del inicio de cuatro días cargados de actos para todos los públicos. La cena de la colación y la revista de variedades Universo completaron la programación de la jornada.
Hoy, a las 20 horas, tendrá lugar la ronda por las calles del pueblo con la charanga Festival y los vecinos agasajarán a músicos y público con porrones de vino, pastas, embutidos y otros manjares.
La sesión de baile de noche correrá a cargo de la Orquesta La Jungla. El sábado, se disputará el campeonato de guiñote a partir de las 17 horas. Los más pequeños disfrutarán con la actuación de animación infantil que presentará el grupo de teatro Trapalanda. Las sesiones de baile de tarde y noche las amenizará la orquesta Alta Tensión.
Las fiestas llegarán a su fin el domingo, día 21. A las 12,30 horas se oficiará la misa en honor a San Mateo y acto seguido tendrá lugar la procesión. De 12 a 13 y de 17 a 18 horas, los niños lo pasarán en grande con el parque infantil Divers, instalado en el parquin. A las 18 horas, actuará el grupo de jotas Roldán del Alto Aragón, que cerrará los actos de las fiestas de San Mateo.
Estos días festivos constituyen un reclamo para acercarse al municipio de Laspuña y conocer los encantos que esconde, como la amplia red de senderos naturalistas, de los que un porcentaje elevado encuentran su punto de partida en el núcleo de Ceresa, y que no son otros que los caminos que utilizaban en otro tiempo los antiguos vecinos. En Ceresa merece ser visitado el Centro de Interpretación de la Naturaleza y Actividades Tradicionales.
NAVATEROS
El nombre de Laspuña viene asociado al de las navatas, antiguo oficio relacionado con el transporte de la madera por vía fluvial, que desapareció a mediados del siglo pasado.
El pasado mes de mayo, Laspuña volvió a ser sede de un Encuentro Internacional, en su XXI edición. Navateros de toda Europa festejaron el citado Encuentro Internacional que llegaba por segunda vez a la provincia de Huesca, dieciséis años después de que Laspuña ya acogiera esta cita en 1992.
Durante estos días almadieros procedentes de España, Alemania, Austria, Eslovenia, Finlandia, Francia, Italia, Polonia o República Checa conocieron la comarca de Sobrarbe y representantes de varias delegaciones descendieron en las siete navatas que surcaron las aguas del río Cinca entre Laspuña y Aínsa.
Situado a los pies de la Peña Montañesa, Laspuña recuerda en diferentes rincones del pueblo la vida y el oficio de los navateros.
Cada año, el tercer domingo del mes de mayo, coincidiendo con la época del deshielo, varias navatas –embarcaciones construidas con troncos atados exclusivamente con fibra vegetal– descienden por las aguas del río Cinca, entre Laspuña y Aínsa en la popular fiesta de las navatas, que rememora esta actividad.
El Ecomuseo “Luis Pallaruelo”, el monumento a los navateros o el museo de la madera, nos permiten ahondar en la historia de la que fue una actividad económica muy importante durante siglos para este pueblo, la madera.

Inmaculada CASASNOVAS

1 comentario:

felquera dijo...

Que tos lo pasetz bien, que no cuento que i vaya. Felices fiestas, e no tos enzorretz guaire.