miércoles, 11 de marzo de 2009

SOBRARBE - LUTO EN LA COMARCA



La capilla ardiente se instala hoy a las 10 horas en el Concejo de Aínsa


AÍNSA.- Ayer continuaron produciéndose manifestaciones de condolencia por el fallecimiento del que fuera alcalde de Aínsa de 1983 a 1991, José Luis Sierra, quien murió repentinamente el pasado lunes a los 58 años de edad. Su fallecimiento causó una gran consternación.
Sierra ocupó también el cargo de vicepresidente de la Diputación Provincial de Huesca en el mandato 1987-1991 y se reincorporó en calidad de vicepresidente primero de 1993 a 1995, en ambos casos bajo el mandato del entonces presidente, Marcelino Iglesias. Precisamente Iglesias habló ayer en estos términos del fallecido: "Tuve la suerte de conocerle a los nueve años. Siempre fue una persona excelente. El tiempo nos llevó a coincidir después en política y en "El Ribagorzano" y siempre fue un amigo", reconoció el mandatario aragonés.
Sierra también fue presidente de la Mancomunidad de Sobrarbe.
Hoy se instalará la capilla ardiente en el Ayuntamiento de Aínsa, a las 10 horas, y el funeral tendrá lugar dos horas más tarde en la iglesia de Santa María.
El alcalde de Aínsa-Sobrarbe, José Miguel Chéliz, se encontraba ayer consternado por el fallecimiento de su compañero de partido, José Luis Sierra, quien a pesar de estar desvinculado de la política activa en la corporación ainsetana seguía prestando su apoyo al equipo de gobierno del PSOE desde la agrupación comarcal del partido. "José Luis era y sigue siendo un referente. No he conocido una persona con una vocación tan incondicional por la actividad municipal. Lo llevaba en la sangre. Era algo consustancial. Para nosotros es el mejor espejo en el que mirarnos", comentó.
Chéliz, aunque no llegó a coincidir con José Luis Sierra en su trayectoria política, era un buen amigo del fallecido y le calificó de "extraordinaria persona, de una honestidad contrastada en sus diferentes responsabilidades". Desde la corporación que preside, José Miguel Chéliz pretende que se reconozca "la dedicación, la abnegación, el trabajo callado e ingrato, que en ocasiones José Luis ha desarrollado sin desfallecer en ningún momento".
Su carácter tímido y reservado "han hecho de él una persona incomprendida, a veces, en el municipio. Sin embargo, los que le conocíamos bien sabemos de su extraordinaria calidad humana y profesional. Siempre estaba volcado con todo lo que sucedía a su alrededor y a sus amigos".
En su primera legislatura como alcalde, José Miguel Chéliz y sus compañeros de partido encontraron en José Luis Sierra a "un excelente consejero, dispuesto a ayudarnos en aquello que le pidiéramos. Tenía una cabeza privilegiada. Yo siempre le decía que era un archivo ambulante y que tendría que escribir sus memorias sobre la vida política del municipio de las legislaturas de las que formó parte del ayuntamiento, en calidad de alcalde y concejal, proyecto éste que se ha visto truncado".
"GRAN VISIÓN DE FUTURO"
Desde la Comarca de Sobrarbe, su presidente, Enrique Campo, todavía no daba crédito al fallecimiento de su compañero de partido, José Luis Sierra, con el que mantenía una estrecha relación, primero como asesor en el ayuntamiento de Labuerda y después en la Mancomunidad de Sobrarbe. Campo destacó la gran labor de Sierra desde la presidencia de la Mancomunidad de Sobrarbe. "Él puso en marcha todos los servicios en un territorio complicado por sus condiciones orográficas. Coincidimos en la Comisión del Agua, desde donde se peleó por los descartes de los pantanos de Jánovas y Susía". Según Campo, "José Luis tenía una gran visión de futuro y un entusiasmo por ver cómo Sobrarbe salía adelante". De su talante político hace especial énfasis en "su capacidad de diálogo y en la máxima legalidad con la que afrontaba todos los temas, además de ser un buen conocedor de la Administración".
El que fuera alcalde de Aínsa por el PP, Joaquín Solanilla, durante las cuatro legislaturas que separaron el mandato de José Luis Sierra y de José Miguel Chéliz, también lamentaba la pérdida de Sierra, con quien compartió 12 años de la actividad política del municipio. "La relación siempre fue buena. Hizo una oposición constructiva y razonable".
La que fuera alcaldesa del PP en el Ayuntamiento de Broto y diputada provincial, Pilar Faustino, coincidió con Sierra en la Mancomunidad de Sobrarbe y en la DPH, manteniendo una estrecha relación. Faustino recordó ayer los buenos momentos compartidos en la política con el fallecido. "Para mí fue una bellísima persona", dijo. En el ámbito profesional elogió "su enorme capacidad de trabajo y de organización, siempre desde la más estricta legalidad".
"Siempre dio todo de sí mismo"
La Federación Altoaragonesa del PSOE, en un comunicado, lamentó "profundamente el fallecimiento de José Luis Sierra" y trasladó a sus familiares y amigos "su más sentido pésame ante tan dolorosa pérdida". El secretario general del PSOE altoaragonés, José María Becana, en nombre de toda la Federación oscense, destacó la figura de quien fuera alcalde de Aínsa y vicepresidente de la DPH. Sus compañeros socialistas resaltaron de Sierra tanto "su calidad humana como su gran compromiso en la defensa de los valores socialistas tanto en la comarca del Sobrarbe como en la provincia de Huesca".
"José Luis siempre dio todo de sí mismo, no podía ser de otra manera siendo una persona profundamente honesta, inteligente, amigo de sus amigos y con una visión global y de futuro que le llevaron a defender con ahínco el territorio y sobre todo los proyectos y demandas de los habitantes de las zonas de montaña", remarcó Becana. Sus amigos socialistas indicaron que esos valores y rasgos de su personalidad se tradujeron en las responsabilidades institucionales que desarrolló. "Consolidó la Mancomunidad del Sobrarbe, que pasó a ser la de mayor desarrollo del Alto Aragón; puso en marcha la mayor parte de servicios e impulsó algunos tan novedosos como la recogida de basuras", apuntaron.
"Su gran sentido de justicia social se manifestó muy temprano, ya durante su etapa como socio del periódico "El Ribagorzano", en el que colaboró muy activamente y en el que ya esgrimió los motivos del rechazo del pantano de Jánovas así como la modificación del sistema de impuestos que pagaban los municipios afectados por los embalses", recordaron desde el PSOE. Añadieron que la labor del fallecido como diputado y su compromiso con el medio rural y sus habitantes "pudo constatarse en que fue el impulsor del Plan de Turismo Verde y fue quien planteó el primer grupo Leader de la provincia oscense: el Cedesor, además de trabajar en la electrificación y telefonía rural".

I. CASASNOVAS

No hay comentarios:

miércoles, 11 de marzo de 2009

SOBRARBE - LUTO EN LA COMARCA



La capilla ardiente se instala hoy a las 10 horas en el Concejo de Aínsa


AÍNSA.- Ayer continuaron produciéndose manifestaciones de condolencia por el fallecimiento del que fuera alcalde de Aínsa de 1983 a 1991, José Luis Sierra, quien murió repentinamente el pasado lunes a los 58 años de edad. Su fallecimiento causó una gran consternación.
Sierra ocupó también el cargo de vicepresidente de la Diputación Provincial de Huesca en el mandato 1987-1991 y se reincorporó en calidad de vicepresidente primero de 1993 a 1995, en ambos casos bajo el mandato del entonces presidente, Marcelino Iglesias. Precisamente Iglesias habló ayer en estos términos del fallecido: "Tuve la suerte de conocerle a los nueve años. Siempre fue una persona excelente. El tiempo nos llevó a coincidir después en política y en "El Ribagorzano" y siempre fue un amigo", reconoció el mandatario aragonés.
Sierra también fue presidente de la Mancomunidad de Sobrarbe.
Hoy se instalará la capilla ardiente en el Ayuntamiento de Aínsa, a las 10 horas, y el funeral tendrá lugar dos horas más tarde en la iglesia de Santa María.
El alcalde de Aínsa-Sobrarbe, José Miguel Chéliz, se encontraba ayer consternado por el fallecimiento de su compañero de partido, José Luis Sierra, quien a pesar de estar desvinculado de la política activa en la corporación ainsetana seguía prestando su apoyo al equipo de gobierno del PSOE desde la agrupación comarcal del partido. "José Luis era y sigue siendo un referente. No he conocido una persona con una vocación tan incondicional por la actividad municipal. Lo llevaba en la sangre. Era algo consustancial. Para nosotros es el mejor espejo en el que mirarnos", comentó.
Chéliz, aunque no llegó a coincidir con José Luis Sierra en su trayectoria política, era un buen amigo del fallecido y le calificó de "extraordinaria persona, de una honestidad contrastada en sus diferentes responsabilidades". Desde la corporación que preside, José Miguel Chéliz pretende que se reconozca "la dedicación, la abnegación, el trabajo callado e ingrato, que en ocasiones José Luis ha desarrollado sin desfallecer en ningún momento".
Su carácter tímido y reservado "han hecho de él una persona incomprendida, a veces, en el municipio. Sin embargo, los que le conocíamos bien sabemos de su extraordinaria calidad humana y profesional. Siempre estaba volcado con todo lo que sucedía a su alrededor y a sus amigos".
En su primera legislatura como alcalde, José Miguel Chéliz y sus compañeros de partido encontraron en José Luis Sierra a "un excelente consejero, dispuesto a ayudarnos en aquello que le pidiéramos. Tenía una cabeza privilegiada. Yo siempre le decía que era un archivo ambulante y que tendría que escribir sus memorias sobre la vida política del municipio de las legislaturas de las que formó parte del ayuntamiento, en calidad de alcalde y concejal, proyecto éste que se ha visto truncado".
"GRAN VISIÓN DE FUTURO"
Desde la Comarca de Sobrarbe, su presidente, Enrique Campo, todavía no daba crédito al fallecimiento de su compañero de partido, José Luis Sierra, con el que mantenía una estrecha relación, primero como asesor en el ayuntamiento de Labuerda y después en la Mancomunidad de Sobrarbe. Campo destacó la gran labor de Sierra desde la presidencia de la Mancomunidad de Sobrarbe. "Él puso en marcha todos los servicios en un territorio complicado por sus condiciones orográficas. Coincidimos en la Comisión del Agua, desde donde se peleó por los descartes de los pantanos de Jánovas y Susía". Según Campo, "José Luis tenía una gran visión de futuro y un entusiasmo por ver cómo Sobrarbe salía adelante". De su talante político hace especial énfasis en "su capacidad de diálogo y en la máxima legalidad con la que afrontaba todos los temas, además de ser un buen conocedor de la Administración".
El que fuera alcalde de Aínsa por el PP, Joaquín Solanilla, durante las cuatro legislaturas que separaron el mandato de José Luis Sierra y de José Miguel Chéliz, también lamentaba la pérdida de Sierra, con quien compartió 12 años de la actividad política del municipio. "La relación siempre fue buena. Hizo una oposición constructiva y razonable".
La que fuera alcaldesa del PP en el Ayuntamiento de Broto y diputada provincial, Pilar Faustino, coincidió con Sierra en la Mancomunidad de Sobrarbe y en la DPH, manteniendo una estrecha relación. Faustino recordó ayer los buenos momentos compartidos en la política con el fallecido. "Para mí fue una bellísima persona", dijo. En el ámbito profesional elogió "su enorme capacidad de trabajo y de organización, siempre desde la más estricta legalidad".
"Siempre dio todo de sí mismo"
La Federación Altoaragonesa del PSOE, en un comunicado, lamentó "profundamente el fallecimiento de José Luis Sierra" y trasladó a sus familiares y amigos "su más sentido pésame ante tan dolorosa pérdida". El secretario general del PSOE altoaragonés, José María Becana, en nombre de toda la Federación oscense, destacó la figura de quien fuera alcalde de Aínsa y vicepresidente de la DPH. Sus compañeros socialistas resaltaron de Sierra tanto "su calidad humana como su gran compromiso en la defensa de los valores socialistas tanto en la comarca del Sobrarbe como en la provincia de Huesca".
"José Luis siempre dio todo de sí mismo, no podía ser de otra manera siendo una persona profundamente honesta, inteligente, amigo de sus amigos y con una visión global y de futuro que le llevaron a defender con ahínco el territorio y sobre todo los proyectos y demandas de los habitantes de las zonas de montaña", remarcó Becana. Sus amigos socialistas indicaron que esos valores y rasgos de su personalidad se tradujeron en las responsabilidades institucionales que desarrolló. "Consolidó la Mancomunidad del Sobrarbe, que pasó a ser la de mayor desarrollo del Alto Aragón; puso en marcha la mayor parte de servicios e impulsó algunos tan novedosos como la recogida de basuras", apuntaron.
"Su gran sentido de justicia social se manifestó muy temprano, ya durante su etapa como socio del periódico "El Ribagorzano", en el que colaboró muy activamente y en el que ya esgrimió los motivos del rechazo del pantano de Jánovas así como la modificación del sistema de impuestos que pagaban los municipios afectados por los embalses", recordaron desde el PSOE. Añadieron que la labor del fallecido como diputado y su compromiso con el medio rural y sus habitantes "pudo constatarse en que fue el impulsor del Plan de Turismo Verde y fue quien planteó el primer grupo Leader de la provincia oscense: el Cedesor, además de trabajar en la electrificación y telefonía rural".

I. CASASNOVAS

No hay comentarios: