lunes, 31 de agosto de 2009

Ibones y glaciares, dos maravillas condenadas a muerte

(Ibon de Plan)

Los turistas que visitan el Pirineo altoaragonés pueden disfrutar de dos maravillas de la naturaleza: los ibones y los glaciares. Son dos maravillas que, no obstante, están condenadas a su desaparición, no por efecto del hombre sino por la propia evolución de la naturaleza.
Respecto a los ibones hay de todo, desde lagos que no han sufrido ningún impacto por parte del hombre, los que lo han sufrido de forma leve y los que sí tienen un impacto más severo (con presas y centrales hidroeléctricas). En el caso de los glaciares, estos están vírgenes pero en claro proceso de regresión.
Tanto los ibones como los glaciares vienen del Cuaternario, en el que hubo cuatro glaciaciones. El hielo horadó huecos en la roca, espacios ocupados hoy por el agua. Son lagos que tarde o temprano terminarán por desaparecer, ya que cada vez son menos gruesos, su perímetro es menor,... es una evolución lógica.
También están en regresión los glaciares. Este verano su comportamiento ha sido adecuado pero habrá que observar cómo evolucionan en septiembre. Todas las temporadas habrá que mirar sus cambios. Desde el siglo XV hasta el XIX se vivió una Edad del Hielo; desde entonces, los glaciares han ido perdiendo volumen. (Noticia de Radio Huesca)

No hay comentarios:

lunes, 31 de agosto de 2009

Ibones y glaciares, dos maravillas condenadas a muerte

(Ibon de Plan)

Los turistas que visitan el Pirineo altoaragonés pueden disfrutar de dos maravillas de la naturaleza: los ibones y los glaciares. Son dos maravillas que, no obstante, están condenadas a su desaparición, no por efecto del hombre sino por la propia evolución de la naturaleza.
Respecto a los ibones hay de todo, desde lagos que no han sufrido ningún impacto por parte del hombre, los que lo han sufrido de forma leve y los que sí tienen un impacto más severo (con presas y centrales hidroeléctricas). En el caso de los glaciares, estos están vírgenes pero en claro proceso de regresión.
Tanto los ibones como los glaciares vienen del Cuaternario, en el que hubo cuatro glaciaciones. El hielo horadó huecos en la roca, espacios ocupados hoy por el agua. Son lagos que tarde o temprano terminarán por desaparecer, ya que cada vez son menos gruesos, su perímetro es menor,... es una evolución lógica.
También están en regresión los glaciares. Este verano su comportamiento ha sido adecuado pero habrá que observar cómo evolucionan en septiembre. Todas las temporadas habrá que mirar sus cambios. Desde el siglo XV hasta el XIX se vivió una Edad del Hielo; desde entonces, los glaciares han ido perdiendo volumen. (Noticia de Radio Huesca)

No hay comentarios: