viernes, 8 de enero de 2010

"Tocar el violin"

(Arturo tocando el violin en noche vieja)

Es sabido por todos que "tocar el violín" es una de las tareas más exigentes que el hombre debe realizar para finalmente dominar este arte.
El instrumento obliga a una postura que, a primera vista, es diferente de todas las que el ser humano adopta para realizar sus múltiples actividades. Podeis probar a elevar el brazo izquierdo, con un ángulo de aprox. 60º en el codo, y sin que el antebrazo toque el cuerpo. ¿Cuánto tiempo aguantais esto sin cansaros?. Pues bien, los "buenos aficcionados" hacen eso por horas, y no se cansan. ¿Y porque no se cansan?. Porque, si se hace esto durante algún tiempo todos los días, desde temprana edad, los músculos se desarrollan y convierten esto en una postura natural. De no ser asi los hombros se tensan, y entonces realmente se tienen serias dificultades .
El cuerpo y ciertos músculos constituyen los elementos básicos de cuyas buenas condiciones dependen resultados satisfactorios, pero es imprescindible para llevar a buen fin la obra disponer de una herramienta bien afilada y que el producto a "tocar" sea de muy buena calidad.
En Laspuña se suele acabar "tocando el violin" en las fiestas populares, lifaras , y otros momentos de glorioso esparceo.

1 comentario:

Javifields dijo...

muy bien dicho, y para evitar que la postura termine creando algún tipo de distensión en el hombro, es muy conveniente combinar la tarea con otra cada... digamos... 15 minutos: con la de "empinar el codo", tarea también muy técnica y que requiere gran concentración

viernes, 8 de enero de 2010

"Tocar el violin"

(Arturo tocando el violin en noche vieja)

Es sabido por todos que "tocar el violín" es una de las tareas más exigentes que el hombre debe realizar para finalmente dominar este arte.
El instrumento obliga a una postura que, a primera vista, es diferente de todas las que el ser humano adopta para realizar sus múltiples actividades. Podeis probar a elevar el brazo izquierdo, con un ángulo de aprox. 60º en el codo, y sin que el antebrazo toque el cuerpo. ¿Cuánto tiempo aguantais esto sin cansaros?. Pues bien, los "buenos aficcionados" hacen eso por horas, y no se cansan. ¿Y porque no se cansan?. Porque, si se hace esto durante algún tiempo todos los días, desde temprana edad, los músculos se desarrollan y convierten esto en una postura natural. De no ser asi los hombros se tensan, y entonces realmente se tienen serias dificultades .
El cuerpo y ciertos músculos constituyen los elementos básicos de cuyas buenas condiciones dependen resultados satisfactorios, pero es imprescindible para llevar a buen fin la obra disponer de una herramienta bien afilada y que el producto a "tocar" sea de muy buena calidad.
En Laspuña se suele acabar "tocando el violin" en las fiestas populares, lifaras , y otros momentos de glorioso esparceo.

1 comentario:

Javifields dijo...

muy bien dicho, y para evitar que la postura termine creando algún tipo de distensión en el hombro, es muy conveniente combinar la tarea con otra cada... digamos... 15 minutos: con la de "empinar el codo", tarea también muy técnica y que requiere gran concentración