miércoles, 23 de junio de 2010

Hogueras

Ista nuei no baixare tal Zinca a remullame os pies tal como e fecho altras añadas, paso a nuei de San Chuan en  tierras reconquistadas. Pero e saliu a beyer as fogueras con a camiseta que porta en o peito as cuatro barras royas y o sol de fuensanta....como siempre con o pensamiento en Laspuña.
-----------------
Hoy es la noche de Beltaine, la noche consagrada al dios del fuego Belenos. Una fiesta que se celebro a lo largo de toda la Europa celta con distintos nombres y rituales. Posiblemente en Iberia se la conociera como la noche de Belenios. Hacer hogueras,quemar trastos viejos,tradición esta que oculta realmente reminiscencias de ese viejo culto ancestral celta de la quema del hombre de mimbre. Bajo cuyo simbolismo se ocultaba el comienzo y la quema de las cosas malas ya pasadas. La purificación, una ofrenda a los dioses del fuego. Y naturalmente que mejor sacrificio a los dioses del fuego que una ofrenda bajo las llamas. Y dependiendo de cómo hubiera pasado el año, así de importante tendría que ser el sacrificio. Por que sabemos que esos hombres de mimbre, en su interior huecos, albergaban las ofrendas de los celtas. Normalmente frutas, cereales y partes de las cosechas ya recogidas. Pero si la cosa había sido mala, si el invierno y los dioses no habían favorecido al clan. Se metían animales domésticos, tales como cabras, ovejas o gallinas. Y mas aun... si la cosa había sido realmente mala, y si eran ya varios años en los que el pueblo o el castro había sido olvidado por los dioses, había de superar con la mayor de las ofrendas posibles el olvido de sus deidades, y que mejor para esto que un sacrificio humano. Normalmente prisioneros de guerra que eran introducidos en el interior del gigantesco hombre de mimbre, y que ardía bajo las plegarias y los cantos de los lugareños en las colinas, acantilados o valles de la geografía de la arcaica Europa, o de la ancestral Iberia celta.

2 comentarios:

O Morico Banastón dijo...

Pasate ó pañuelo, se te cae a baba con a ninona.

Anónimo dijo...

Aunque parezca mentira la tradición de ir al rio cinca a sanjuanarse sigue. El dia 24 bajamos david de campo, tere de botiguera y carmen y yo de ignacio al rio. El agua esta chelada, pero nos mojamos bien por los brazos, la cara, las piernas... y asi lo haremos el proximo año.

Marta de Ignacio

miércoles, 23 de junio de 2010

Hogueras

Ista nuei no baixare tal Zinca a remullame os pies tal como e fecho altras añadas, paso a nuei de San Chuan en  tierras reconquistadas. Pero e saliu a beyer as fogueras con a camiseta que porta en o peito as cuatro barras royas y o sol de fuensanta....como siempre con o pensamiento en Laspuña.
-----------------
Hoy es la noche de Beltaine, la noche consagrada al dios del fuego Belenos. Una fiesta que se celebro a lo largo de toda la Europa celta con distintos nombres y rituales. Posiblemente en Iberia se la conociera como la noche de Belenios. Hacer hogueras,quemar trastos viejos,tradición esta que oculta realmente reminiscencias de ese viejo culto ancestral celta de la quema del hombre de mimbre. Bajo cuyo simbolismo se ocultaba el comienzo y la quema de las cosas malas ya pasadas. La purificación, una ofrenda a los dioses del fuego. Y naturalmente que mejor sacrificio a los dioses del fuego que una ofrenda bajo las llamas. Y dependiendo de cómo hubiera pasado el año, así de importante tendría que ser el sacrificio. Por que sabemos que esos hombres de mimbre, en su interior huecos, albergaban las ofrendas de los celtas. Normalmente frutas, cereales y partes de las cosechas ya recogidas. Pero si la cosa había sido mala, si el invierno y los dioses no habían favorecido al clan. Se metían animales domésticos, tales como cabras, ovejas o gallinas. Y mas aun... si la cosa había sido realmente mala, y si eran ya varios años en los que el pueblo o el castro había sido olvidado por los dioses, había de superar con la mayor de las ofrendas posibles el olvido de sus deidades, y que mejor para esto que un sacrificio humano. Normalmente prisioneros de guerra que eran introducidos en el interior del gigantesco hombre de mimbre, y que ardía bajo las plegarias y los cantos de los lugareños en las colinas, acantilados o valles de la geografía de la arcaica Europa, o de la ancestral Iberia celta.

2 comentarios:

O Morico Banastón dijo...

Pasate ó pañuelo, se te cae a baba con a ninona.

Anónimo dijo...

Aunque parezca mentira la tradición de ir al rio cinca a sanjuanarse sigue. El dia 24 bajamos david de campo, tere de botiguera y carmen y yo de ignacio al rio. El agua esta chelada, pero nos mojamos bien por los brazos, la cara, las piernas... y asi lo haremos el proximo año.

Marta de Ignacio