martes, 13 de septiembre de 2011

Gancheros bajo el objetivo de un Laspuñes


Fotografias realizadas por J.A.Puertolas (Casa Macario de Laspuña)

"Un ganchero era una persona dedicada a un oficio desaparecido que consistía en el transporte de troncos de madera  flotando aguas abajo por el río Tajo. Las expediciones comenzaban en el curso alto del río, donde se cortaban árboles que tuviesen unas dimensiones mínimas, y concluían en Aranjuez. Los gancheros transportaban elevadas cantidades de troncos sueltos, a diferencia de los Nabateros, que ataban los troncos para formar nabatas. Al frente de la ganchería se encontraba el Maestro de río, quien dirigía a todo el grupo de gancheros, que estaba compuesto fundamentalmente por tres compañías: la delantera, la de en medio y la zaga. Todos ellos llevaban como única herramienta un bichero. La pericia del ganchero y su conocimiento del río eran de vital importancia para entregar la mercancía en su destino sin percances.
En el río Tajo se estuvo acarreando madera mediante este modo durante cinco siglos hasta la irrupción del transporte por carretera ya entrado el siglo XX. En 1960 José Luis Sampedro publicó una novela que lleva por título "El río que nos lleva", en la que los protagonistas son los gancheros del Tajo. Décadas después fue llevada al cine por Antonio del Real."

No hay comentarios:

martes, 13 de septiembre de 2011

Gancheros bajo el objetivo de un Laspuñes


Fotografias realizadas por J.A.Puertolas (Casa Macario de Laspuña)

"Un ganchero era una persona dedicada a un oficio desaparecido que consistía en el transporte de troncos de madera  flotando aguas abajo por el río Tajo. Las expediciones comenzaban en el curso alto del río, donde se cortaban árboles que tuviesen unas dimensiones mínimas, y concluían en Aranjuez. Los gancheros transportaban elevadas cantidades de troncos sueltos, a diferencia de los Nabateros, que ataban los troncos para formar nabatas. Al frente de la ganchería se encontraba el Maestro de río, quien dirigía a todo el grupo de gancheros, que estaba compuesto fundamentalmente por tres compañías: la delantera, la de en medio y la zaga. Todos ellos llevaban como única herramienta un bichero. La pericia del ganchero y su conocimiento del río eran de vital importancia para entregar la mercancía en su destino sin percances.
En el río Tajo se estuvo acarreando madera mediante este modo durante cinco siglos hasta la irrupción del transporte por carretera ya entrado el siglo XX. En 1960 José Luis Sampedro publicó una novela que lleva por título "El río que nos lleva", en la que los protagonistas son los gancheros del Tajo. Décadas después fue llevada al cine por Antonio del Real."

No hay comentarios: