martes, 22 de mayo de 2012

Biso y acarrazada



"El caudal del río aunque no era excesivo en este descenso, si venía mal repartido. Agua que parecía que iba por un lado y luego nada y por otros poca y esa era la salida, según nos ha comentado algún nabatero. Sólo el descenso de ayer en rafting realizado por los nabateros del Sobrarbe ayudó a la segunda nabata y facilitó su navegación por las en ocasiones bravías aguas del Cinca. Ésta no se ha atascado en ningún tramo. Incluso esta segunda embarcación ha intentado ayudar a la primera en la zona embarrancada, pasándoles una soga, pero ha sido imposible su liberación, por lo que se ha dejado allí la nabata y los nabateros la han abandonado, esperando que una bajada del caudal del río ayude a su liberación futura."


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Bueno...
Me lo he perdido una vez más, felicidades!
Jordi

Sobrarbenses dijo...

Las nabatas, una de las actividades culturales más importantes y que más me gusta de todo el Sobrarbe.
A seguir así. Y que no decaiga el ánimo. Otro año llegarán todas, seguro.

martes, 22 de mayo de 2012

Biso y acarrazada



"El caudal del río aunque no era excesivo en este descenso, si venía mal repartido. Agua que parecía que iba por un lado y luego nada y por otros poca y esa era la salida, según nos ha comentado algún nabatero. Sólo el descenso de ayer en rafting realizado por los nabateros del Sobrarbe ayudó a la segunda nabata y facilitó su navegación por las en ocasiones bravías aguas del Cinca. Ésta no se ha atascado en ningún tramo. Incluso esta segunda embarcación ha intentado ayudar a la primera en la zona embarrancada, pasándoles una soga, pero ha sido imposible su liberación, por lo que se ha dejado allí la nabata y los nabateros la han abandonado, esperando que una bajada del caudal del río ayude a su liberación futura."


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Bueno...
Me lo he perdido una vez más, felicidades!
Jordi

Sobrarbenses dijo...

Las nabatas, una de las actividades culturales más importantes y que más me gusta de todo el Sobrarbe.
A seguir así. Y que no decaiga el ánimo. Otro año llegarán todas, seguro.