lunes, 26 de noviembre de 2012

Adios Pepe,"Un Cura amigo"

Ya han pasado dos semanas desde el fallecimiento de Pepe Nerin , un Cura amigo.No sabia que foto poner ni que texto escribir pero finalmente hoy me he decidido. Una foto es del año 1977 cuando vivía en Laspuña, la otra foto es la cara amable que siempre nos mostró a los que de tanto en tanto manteníamos contacto con el.
En cuanto a los textos, uno es la noticia de su muerte publicada por la Archidiócesis de Zaragoza, el segundo un fragmento de su primera homilía y por ultimo el epilogo de sus memorias.
Un fuerte abrazo Pepe.
Pepe en Laspuña - 1977

Pepe y su sombrero - 2009


En la mañana de hoy, sábado 10 de noviembre, y tras una penosa enfermedad, ha entregado su alma a Dios don José María Nerín Baselga, nacido el 1 de diciembre de 1946 y ordenado sacerdote el 27 de diciembre de 1973, al servicio de la iglesia local de Barbastro (hoy Barbastro-Monzón, diócesis a la que seguía incardinado).
Acogido por el Arzobispo Metropolitano, en 1978 se trasladó a Zaragoza como profesor de Sociología en el Centro Regional de Teología de Aragón (CRETA) y de Religión en el Instituto Goya. A partir de ese momento, su servicio pastoral se concentrará en la ciudad y diócesis de Zaragoza: Delegación de Estadística del Arzobispado, Delegación de Pastoral Juvenil, Servicio de Transeúntes de Cáritas… Desde 2004, párroco de Madre de Dios de Begoña.
-------------
"Me presento hoy por primera vez ante vosotros para comentar la Palabra de Dios y me entra miedo por la responsabilidad que esto supone, miedo porque puedo adulterarla y daros más bien mis ideas y miedo porque se le ha dado propaganda a esta misa y no quisiera convertirme en protagonista ya que en la misa todos somos protagonistas junto a Jesucristo. Pero tengo que hablar y dejar aparte el miedo. Confío en que Dios me eche una mano, pues no en vano Él se ha fiado de los hombres para que proclamemos su Mensaje, pese a todas las imperfecciones que arrastramos. Y me fío de vosotros, pues de sobra sabéis que mi palabra no es Palabra de Dios, y si el Espíritu Santo puede actuar sobre mí también actúa sobre vosotros y os ayudará a comprender lo que yo no sea capaz de expresaros. Recordemos que la Iglesia la formamos todos y que, si bien nos distinguimos por la función que tenemos que cumplir dentro de la misma, todos tenemos la grave responsabilidad de proclamar con nuestra vida la fe que poseemos".
------------------

“¿Qué es lo que nos espera? Incógnita. Pero, por encima de todo, quiero seguir acompañando a todos aquéllos con los que voy caminando en nuestro proceso de fe. Me estrujo las meninges para provocarme nuevas ideas pastorales y creo que he madurado bastante como cura. Me toca impulsar las obras sociales (guardería, residencia de ancianos, hogar) que desde hace años funcionan en mi parroquia y sigo siendo incómodo y molesto para quienes se empeñan en cerrar puertas o en aplicar esquemas periclitados. Mi expulsión de Aínsa no ha sido la única.
Soy cada vez menos dogmático y más tolerante, menos condenador y más acogedor. Cada vez soy más escéptico respecto a fórmulas que se presentan como soluciones. Y sigo desconfiando del poder, incluso del que yo mismo ejerzo por desgracia. Deseo trabajar en equipo pero no siempre encuentro respuestas y actitudes adecuadas. Me molesta la petulancia de quienes creen saberlo ya todo y la pequeñez de cuantos se ponen gallitos defendiendo simplemente sus intereses particulares. Admiro a quienes se entregan sin pasar luego factura y a quienes, a la chita callando, siguen construyendo sobre roca.
Mi Dios sigue siendo el mismo, pero mi humildad ante Él así como mi confianza en su providencia han ido en aumento. Me pongo en sus manos confiando en que supla todas mis debilidades.”
 


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Descanse en paz un cura BUENO, un hombre con sus ideas, para aquellos tiempos revolucionarias, pero ante todo sociales, de las que hoy tanto nos hacen falta.
Un recuerdo para su familia.
Mariano Nerin Laspuña

Anónimo dijo...

Un cura bueno y valiente. Coherente y comprometido socialmente y con los mas necesitados. No te olvidaremos Pepe.

Antonio Solanilla

Anónimo dijo...

Ya ha pasado mas de un mes y todavia no he podido contestar a mi hijo de 11 años la pregunta que me hizo el dia 10 cuando baje del tanatorio" ¿Por que se ha muerto Pepe, si era tan bueno?" GRACIAS Pepe.
Ramon Santiago Cristobal

lunes, 26 de noviembre de 2012

Adios Pepe,"Un Cura amigo"

Ya han pasado dos semanas desde el fallecimiento de Pepe Nerin , un Cura amigo.No sabia que foto poner ni que texto escribir pero finalmente hoy me he decidido. Una foto es del año 1977 cuando vivía en Laspuña, la otra foto es la cara amable que siempre nos mostró a los que de tanto en tanto manteníamos contacto con el.
En cuanto a los textos, uno es la noticia de su muerte publicada por la Archidiócesis de Zaragoza, el segundo un fragmento de su primera homilía y por ultimo el epilogo de sus memorias.
Un fuerte abrazo Pepe.
Pepe en Laspuña - 1977

Pepe y su sombrero - 2009


En la mañana de hoy, sábado 10 de noviembre, y tras una penosa enfermedad, ha entregado su alma a Dios don José María Nerín Baselga, nacido el 1 de diciembre de 1946 y ordenado sacerdote el 27 de diciembre de 1973, al servicio de la iglesia local de Barbastro (hoy Barbastro-Monzón, diócesis a la que seguía incardinado).
Acogido por el Arzobispo Metropolitano, en 1978 se trasladó a Zaragoza como profesor de Sociología en el Centro Regional de Teología de Aragón (CRETA) y de Religión en el Instituto Goya. A partir de ese momento, su servicio pastoral se concentrará en la ciudad y diócesis de Zaragoza: Delegación de Estadística del Arzobispado, Delegación de Pastoral Juvenil, Servicio de Transeúntes de Cáritas… Desde 2004, párroco de Madre de Dios de Begoña.
-------------
"Me presento hoy por primera vez ante vosotros para comentar la Palabra de Dios y me entra miedo por la responsabilidad que esto supone, miedo porque puedo adulterarla y daros más bien mis ideas y miedo porque se le ha dado propaganda a esta misa y no quisiera convertirme en protagonista ya que en la misa todos somos protagonistas junto a Jesucristo. Pero tengo que hablar y dejar aparte el miedo. Confío en que Dios me eche una mano, pues no en vano Él se ha fiado de los hombres para que proclamemos su Mensaje, pese a todas las imperfecciones que arrastramos. Y me fío de vosotros, pues de sobra sabéis que mi palabra no es Palabra de Dios, y si el Espíritu Santo puede actuar sobre mí también actúa sobre vosotros y os ayudará a comprender lo que yo no sea capaz de expresaros. Recordemos que la Iglesia la formamos todos y que, si bien nos distinguimos por la función que tenemos que cumplir dentro de la misma, todos tenemos la grave responsabilidad de proclamar con nuestra vida la fe que poseemos".
------------------

“¿Qué es lo que nos espera? Incógnita. Pero, por encima de todo, quiero seguir acompañando a todos aquéllos con los que voy caminando en nuestro proceso de fe. Me estrujo las meninges para provocarme nuevas ideas pastorales y creo que he madurado bastante como cura. Me toca impulsar las obras sociales (guardería, residencia de ancianos, hogar) que desde hace años funcionan en mi parroquia y sigo siendo incómodo y molesto para quienes se empeñan en cerrar puertas o en aplicar esquemas periclitados. Mi expulsión de Aínsa no ha sido la única.
Soy cada vez menos dogmático y más tolerante, menos condenador y más acogedor. Cada vez soy más escéptico respecto a fórmulas que se presentan como soluciones. Y sigo desconfiando del poder, incluso del que yo mismo ejerzo por desgracia. Deseo trabajar en equipo pero no siempre encuentro respuestas y actitudes adecuadas. Me molesta la petulancia de quienes creen saberlo ya todo y la pequeñez de cuantos se ponen gallitos defendiendo simplemente sus intereses particulares. Admiro a quienes se entregan sin pasar luego factura y a quienes, a la chita callando, siguen construyendo sobre roca.
Mi Dios sigue siendo el mismo, pero mi humildad ante Él así como mi confianza en su providencia han ido en aumento. Me pongo en sus manos confiando en que supla todas mis debilidades.”
 


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Descanse en paz un cura BUENO, un hombre con sus ideas, para aquellos tiempos revolucionarias, pero ante todo sociales, de las que hoy tanto nos hacen falta.
Un recuerdo para su familia.
Mariano Nerin Laspuña

Anónimo dijo...

Un cura bueno y valiente. Coherente y comprometido socialmente y con los mas necesitados. No te olvidaremos Pepe.

Antonio Solanilla

Anónimo dijo...

Ya ha pasado mas de un mes y todavia no he podido contestar a mi hijo de 11 años la pregunta que me hizo el dia 10 cuando baje del tanatorio" ¿Por que se ha muerto Pepe, si era tan bueno?" GRACIAS Pepe.
Ramon Santiago Cristobal