viernes, 26 de abril de 2013

Anunciando o mayenco

La primavera, las lluvias, un buen mayenco, siempre producen alegría y son preludio de una buena añada.
Pero cuando a la puerta de tu casa llama la cigüeña para traerte un ninon o ninona, la alegría y el regocijo no pueden compararse con nada.
Nuestra mas sincera enhorabuena para todos los de Casa Justa de Laspuña,un juguete llamado Javier ha llegado a casa. Felicidades a Javi y Patricia, a los abuelos y al resto de la familia.

El poeta de ciudad
se va al campo a respirar.
Montado en su bicicleta,
se va a la montaña el poeta.
-¡Mira un lirio!
¡Qué delirio!
Huele a tomillo y a menta,
Este aire puro alimenta.

No se oye nada ¡Silencio!
Sólo se oye el viento lento.
(El poeta canta
y a los mosquitos espanta)

De pronto, una cosa mágica descubre,
Chorrito de agua a la montaña cubre.
El río recién nacido,
Un hilo de agua entre las piedras,
míralo, no te lo pierdas.
(El agua recién nacida aún sabe a nieve.
Es agua clara y fresca,
El poeta se refresca.
¡Agua en la piedra!
Es algo de belleza que nace.
El saltamontes salta,
La oveja pace.

El poeta volvió alegre a la ciudad
Del ruido y del coche,
volvió de noche,
y dijo:-¿Sabéis por qué me río?
¡Porque he visto nacer un río!
(Gloria Fuertes)

No hay comentarios:

viernes, 26 de abril de 2013

Anunciando o mayenco

La primavera, las lluvias, un buen mayenco, siempre producen alegría y son preludio de una buena añada.
Pero cuando a la puerta de tu casa llama la cigüeña para traerte un ninon o ninona, la alegría y el regocijo no pueden compararse con nada.
Nuestra mas sincera enhorabuena para todos los de Casa Justa de Laspuña,un juguete llamado Javier ha llegado a casa. Felicidades a Javi y Patricia, a los abuelos y al resto de la familia.

El poeta de ciudad
se va al campo a respirar.
Montado en su bicicleta,
se va a la montaña el poeta.
-¡Mira un lirio!
¡Qué delirio!
Huele a tomillo y a menta,
Este aire puro alimenta.

No se oye nada ¡Silencio!
Sólo se oye el viento lento.
(El poeta canta
y a los mosquitos espanta)

De pronto, una cosa mágica descubre,
Chorrito de agua a la montaña cubre.
El río recién nacido,
Un hilo de agua entre las piedras,
míralo, no te lo pierdas.
(El agua recién nacida aún sabe a nieve.
Es agua clara y fresca,
El poeta se refresca.
¡Agua en la piedra!
Es algo de belleza que nace.
El saltamontes salta,
La oveja pace.

El poeta volvió alegre a la ciudad
Del ruido y del coche,
volvió de noche,
y dijo:-¿Sabéis por qué me río?
¡Porque he visto nacer un río!
(Gloria Fuertes)

No hay comentarios: