martes, 21 de mayo de 2013

Adios a un Laspuñes que nabatio hasta Chile



Estas son las palabras que pronuncio Jose Antonio de Sidora en nombre de toda la familia en el funeral del Tío Pancho, que falleció el día de la madre de este año en Chile. En Laspuña se celebro una misa en su recuerdo el domingo siguiente.
"Por ser el sobrino mayor y haber compartido con él 19 años de mi vida (mas que con mis propios padres), a nombre de la familia, quiero darles las gracias por su compañía: A pesar de ser personas de fe, la pena es imposible de disimular, y el tener el cobijamiento de todos ustedes, una palabra de aliento, un abrazo cariñoso, es reconfortante.
Diré solo unas palabras sobre el tío, pues no era algo que a él le gustaba en absoluto.
Hombre de pocas palabras, tímido aunque tratara de disimularlo, trabajador como buen emigrante, sin horarios ni fiestas. Siempre pensando más en los demás que en el mismo.
Especialmente acogedor: Romeral era el lugar de encuentro de todos sus hermanos y de los tíos. A la once comida preparadas por la tía Milagros, con tortilla de patatas, jamón, chorizo, ensaladas surtidas, pollo criado en casa y buen vino, donde los más jóvenes disfrutábamos de las anécdotas que nos contaban de sus vidas.
Como no recordar las partidas de guiñote del tío Pancho y tío Jesús, contra el tío Perico y el tío Antonio, los paseos el día domingo a Los Que?es, a comernos un rico asado a la orilla del rio.
Las juntas en Fiestas patrias, Nochebuena, Navidad y Año Nuevo. Y él nunca quería sentarse en la cabecera.
Cuando tratábamos de invitarlo a nuestras casas, siempre nos decía que mejor fuéramos nosotros a Romeral.
Nos conquisto a todos con su saber escuchar, con su sonrisa, con su acogimiento lleno de cariño disimulado. Ese es el recuerdo que todos tenemos de él.
El domingo en España era el día de la madre, la debilidad de mi tío....
Quiero agradecer a todos los primos que lo apoyaron hasta el último suspiro.
Todos los sobrinos y nuestros hijos haciéndole compañía en la clínica, al lado de la tía Milagros, a quien queremos reconocerle, de corazón, su fortaleza, su porfía y, sobretodo, su entrega para con su hermano.
Por último, recordar a los vecinos de Romeral que tanto han rezado por él, a los de Teno: Gracias, muchas gracias.
Les quiero invitar a un momento de silencio, antes de seguir con la liturgia, para escuchar una jota aragonesa, pues mi tío fue baturro hasta el último minuto de su vida.
En su honor, sus sobrinos mayores, usamos estos pañuelos al cuello, que en Aragón se llaman cachirulos."

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Jose Antonio, Ximena, Milagritos demas familia, al abrir el blog y encontrarme con esta triste noticia de un Laspuñense, muy recordado en casa en momentos dificiles en mi familia, solo decirle al Tio Pancho GRACIAS POR TODO.
Y a vosotros recordarlo como fue, sencillio,trabajador pero sobre todo familiar.
Recibid nuestro mas sentido pesame y un fuerte abrazo de:
Mariano Altemir y Dolores.

Anónimo dijo...

Muchas gracias Zagal... ! Por este post sobre nuestro tío Pancho. Este mañana bien tempranito al leer lo que dijo José Antonio me he emocionado y han aflorado muchos recuerdos de los ratos que pasamos juntos la última vez que vino tío Pancho... "hablando en o plano" y como se tenía que sentar en el banco porque le hacían daño las piernas.....
Ya di las condolencias a la familia pero he querido escribir para decir a todos ellos que, de verdad, he visualizado el momento de la jota y el pañuelo al cuello. Cuando estas fuera de Aragón " la jota" por lo menos para mi la sientes , por así decirlo, más Honda si cabe.
Un abrazo a toda la familia Cerrsuela Pons de Chile .
Mingo

pili sidora dijo...

Mucha tristeza por su muerte,gran persona,lo recordaremos como se merece,ahora estará disfrutando junto a los suyos.Jose Antonio,espero estén tus animos un poquillo mejor,era tu segundo padre y esas separaciones siempre son muy dolorosas.Animos para toda la familia Chilena,en especial a Tia Milagros.

martes, 21 de mayo de 2013

Adios a un Laspuñes que nabatio hasta Chile



Estas son las palabras que pronuncio Jose Antonio de Sidora en nombre de toda la familia en el funeral del Tío Pancho, que falleció el día de la madre de este año en Chile. En Laspuña se celebro una misa en su recuerdo el domingo siguiente.
"Por ser el sobrino mayor y haber compartido con él 19 años de mi vida (mas que con mis propios padres), a nombre de la familia, quiero darles las gracias por su compañía: A pesar de ser personas de fe, la pena es imposible de disimular, y el tener el cobijamiento de todos ustedes, una palabra de aliento, un abrazo cariñoso, es reconfortante.
Diré solo unas palabras sobre el tío, pues no era algo que a él le gustaba en absoluto.
Hombre de pocas palabras, tímido aunque tratara de disimularlo, trabajador como buen emigrante, sin horarios ni fiestas. Siempre pensando más en los demás que en el mismo.
Especialmente acogedor: Romeral era el lugar de encuentro de todos sus hermanos y de los tíos. A la once comida preparadas por la tía Milagros, con tortilla de patatas, jamón, chorizo, ensaladas surtidas, pollo criado en casa y buen vino, donde los más jóvenes disfrutábamos de las anécdotas que nos contaban de sus vidas.
Como no recordar las partidas de guiñote del tío Pancho y tío Jesús, contra el tío Perico y el tío Antonio, los paseos el día domingo a Los Que?es, a comernos un rico asado a la orilla del rio.
Las juntas en Fiestas patrias, Nochebuena, Navidad y Año Nuevo. Y él nunca quería sentarse en la cabecera.
Cuando tratábamos de invitarlo a nuestras casas, siempre nos decía que mejor fuéramos nosotros a Romeral.
Nos conquisto a todos con su saber escuchar, con su sonrisa, con su acogimiento lleno de cariño disimulado. Ese es el recuerdo que todos tenemos de él.
El domingo en España era el día de la madre, la debilidad de mi tío....
Quiero agradecer a todos los primos que lo apoyaron hasta el último suspiro.
Todos los sobrinos y nuestros hijos haciéndole compañía en la clínica, al lado de la tía Milagros, a quien queremos reconocerle, de corazón, su fortaleza, su porfía y, sobretodo, su entrega para con su hermano.
Por último, recordar a los vecinos de Romeral que tanto han rezado por él, a los de Teno: Gracias, muchas gracias.
Les quiero invitar a un momento de silencio, antes de seguir con la liturgia, para escuchar una jota aragonesa, pues mi tío fue baturro hasta el último minuto de su vida.
En su honor, sus sobrinos mayores, usamos estos pañuelos al cuello, que en Aragón se llaman cachirulos."

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Jose Antonio, Ximena, Milagritos demas familia, al abrir el blog y encontrarme con esta triste noticia de un Laspuñense, muy recordado en casa en momentos dificiles en mi familia, solo decirle al Tio Pancho GRACIAS POR TODO.
Y a vosotros recordarlo como fue, sencillio,trabajador pero sobre todo familiar.
Recibid nuestro mas sentido pesame y un fuerte abrazo de:
Mariano Altemir y Dolores.

Anónimo dijo...

Muchas gracias Zagal... ! Por este post sobre nuestro tío Pancho. Este mañana bien tempranito al leer lo que dijo José Antonio me he emocionado y han aflorado muchos recuerdos de los ratos que pasamos juntos la última vez que vino tío Pancho... "hablando en o plano" y como se tenía que sentar en el banco porque le hacían daño las piernas.....
Ya di las condolencias a la familia pero he querido escribir para decir a todos ellos que, de verdad, he visualizado el momento de la jota y el pañuelo al cuello. Cuando estas fuera de Aragón " la jota" por lo menos para mi la sientes , por así decirlo, más Honda si cabe.
Un abrazo a toda la familia Cerrsuela Pons de Chile .
Mingo

pili sidora dijo...

Mucha tristeza por su muerte,gran persona,lo recordaremos como se merece,ahora estará disfrutando junto a los suyos.Jose Antonio,espero estén tus animos un poquillo mejor,era tu segundo padre y esas separaciones siempre son muy dolorosas.Animos para toda la familia Chilena,en especial a Tia Milagros.