martes, 31 de julio de 2018

Se acabó el mes de Julio

Y el mes ha pasado rápido, como las tronadas de verano, casi sin darnos cuenta.
El tiempo aunque nos resulte extraño ha sido bastante similar al de otros años, empezamos el día 1 de julio con una temperatura máxima-mínima de 31 ° / 18 ° y ayer las temperaturas eran de 28 ° / 18 °. (Adjunto una imagen con las temperaturas de este año y con la media histórica).



Las tronadas deslucieron algunas noches y las calles parecían desiertas como en pleno invierno. Las lluvias hicieron que algunos visitantes salieran de sus escondites y se dejaran ver a plena luz día por el Plano Morillo.



Ha sido un mes normal, otro más en la cotidianidad de nuestro pueblo. Partidas de guiñote, tertulias en los bancos, en "os branquils" de las puertas y donde una sombra engañe a Lorenzo, cuentos de antes, alparzeos, preguntas con respuestas al estilo de Seño Manuel de Pecero y la falta de urbanidad con coches que aparcan donde les viene en gana. 


Jolgorio, voces infantiles, los ninons y ninonas que ya son el futuro de nuestro pueblo, van cogidos de la mano paseando del jardín a la guardería y saludando a todo quisqui. Obras de mejora en la escuela.
  

Días de piscina, de río, de frutero “Melones, tenemos melones”, de cervezas y de risas, noches frescas casi de manta  y de charradas hasta las tantas.
Rayando l'alba se oyen en silencio los pasos de los que tienen que cosirar a os animals y empezar su jornada de trabajo.
Es verano, tiempo de cosecha, trabajo duro.
"Por a mañana galvana, a medio día a calor, por a tarde os mosquitos, mal oficio labrador"


Y no nos podemos olvidar  de Ceresa  ni de las fiestas en honor de su patrón  Santiago, fiestas que como siempre ponen su toque musical a este mes que ya finaliza. 

Adiós Julio y bienvenido seas Agosto.

No hay comentarios:

martes, 31 de julio de 2018

Se acabó el mes de Julio

Y el mes ha pasado rápido, como las tronadas de verano, casi sin darnos cuenta.
El tiempo aunque nos resulte extraño ha sido bastante similar al de otros años, empezamos el día 1 de julio con una temperatura máxima-mínima de 31 ° / 18 ° y ayer las temperaturas eran de 28 ° / 18 °. (Adjunto una imagen con las temperaturas de este año y con la media histórica).



Las tronadas deslucieron algunas noches y las calles parecían desiertas como en pleno invierno. Las lluvias hicieron que algunos visitantes salieran de sus escondites y se dejaran ver a plena luz día por el Plano Morillo.



Ha sido un mes normal, otro más en la cotidianidad de nuestro pueblo. Partidas de guiñote, tertulias en los bancos, en "os branquils" de las puertas y donde una sombra engañe a Lorenzo, cuentos de antes, alparzeos, preguntas con respuestas al estilo de Seño Manuel de Pecero y la falta de urbanidad con coches que aparcan donde les viene en gana. 


Jolgorio, voces infantiles, los ninons y ninonas que ya son el futuro de nuestro pueblo, van cogidos de la mano paseando del jardín a la guardería y saludando a todo quisqui. Obras de mejora en la escuela.
  

Días de piscina, de río, de frutero “Melones, tenemos melones”, de cervezas y de risas, noches frescas casi de manta  y de charradas hasta las tantas.
Rayando l'alba se oyen en silencio los pasos de los que tienen que cosirar a os animals y empezar su jornada de trabajo.
Es verano, tiempo de cosecha, trabajo duro.
"Por a mañana galvana, a medio día a calor, por a tarde os mosquitos, mal oficio labrador"


Y no nos podemos olvidar  de Ceresa  ni de las fiestas en honor de su patrón  Santiago, fiestas que como siempre ponen su toque musical a este mes que ya finaliza. 

Adiós Julio y bienvenido seas Agosto.

No hay comentarios: