Redolada (Alrededores)

Paisaje


Sobrarbe es una comarca con un gran valor paisajistico, tierra de contrastes y de gran diversidad. En sus 2.202 kilometros de superficie se localizan algunos de los paisajes más hermosos del sur de Europa.

Glaciares  Pirenaicos
Los valles y montañas de Sobrarbe aparecen intensamente esculpidos por la acción de los glaciares durante el Cuaternario, cuyos ejemplos encontramos en los amplios circos glaciares de la cabecera de los valles, en los valles con forma de U o en artesa, en los depósitos morrénicos a distintas altitudes o en los valles colgados. Pero no sólo encontramos estas formas heredadas de modelado glaciar, sino que todavía hoy sobreviven glaciares funcionales por encima de 2.700 m de altitud, bajo las cumbres del Posets, Monte Perdido y Vignemale
Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido


El Parque constituye una unidad geográfica de primer orden, siendo el macizo calcáreo más alto de Europa. Levantado en la Era Terciaria sobre materiales calcáreos de origen marino, está presidido por las cimas de las Treserols Monte Perdido (3.355 m.), Cilindro de Marboré y Pico de Añisclo o Soum de Ramond, desde donde nacen los valles de Ordesa, Pineta, Añisclo y Escuaín.
Añisclo es un un cañón fluviokárstico en los que comparten protagonismo en su origen la acción hidráulica fluvial con la disolución y derrumbe de las estructuras subterráneas del macizo.La vegetación, en general es muy densa y de tendencia húmeda, aunque la falta de espacio imposibilita la formación de grandes bosques. Destacamos la gran diversidad vegetal como hayedos, pinares, carrascales, masas de abetos, tejos y arces entre otros y las numerosas muestras de plantas que viven en la roca en especial la grasilla de hojas larga, planta insectívora.
La Garganta de Escuaín es el más pequeño de todos los valles que componen el Parque Nacional y quizás el menos visitado, pero sin embargo la belleza de su paisaje es digna de mención, en particular los estrechos  y un excepcional complejo de cuevas y simas.

Pineta también es un valle de origen glaciar de gran anchura y de unos 17 km de longitud. El rio Cinca, con origen bajo las impresionantes masas de hielo de la cara norte del Monte Perdido en el Ibón de Marboré, discurre entre altos paredones, presentando desniveles de 1.500 m. desde el fondo del valle hasta los más de 2.600 m. que tiene la cresta de la Sierra de las Tucas, en la margen derecha.

La Comarca


La Comarca de Sobrarbe se encuentra situada en la parte septentrional de la provincia de Huesca, limitando al norte con Francia, al este con la Ribagorza a través de la Sierra de Troncedo, Campanué y Ferrera; al sur con la comarca de Somontano por la sierra de Arbe y al oeste con el Serrablo, comarca del Alto Gállego, a través del puerto de Cotefablo y la Guarguera. 
La Comarca de Sobrarbe presenta una zona norte montañosa surcada por los valles de los rios Ara, Cinca y Cinqueta. La zona central está ocupada por diversas depresiones como Broto, Fiscal, Arcusa, La Fueva. Al sur aparecen las sierras prepirenaicas de Guara y Olsón.

Diferentes culturas dejaron su impronta en una tierra que, en pleno siglo XXI, encuentra sus señas de identidad en ese legado ancestral. Celtas, íberos, romanos, visigodos, musulmanes, judíos, francos o navarros entre otros, aportaron su granito de arena para tejer un sustrato cultural rico y variado y para componer un paisaje hermoso y diverso, testigo privilegiado del nacimiento del Reino de Aragón.
Entre todas las fiestas que se celebran en nuestra comarca a lo largo del año algunas de ellas destacan por su originalidad o por su interés etnológico o antropológico.

Carnaval de Bielsa
Bielsa, capital del Alto Cinca, celebra el Carnaval más popular y multitudinario del Altoaragón. Uno de los personajes mas conocidos son las trangas, seres de aspecto diabólico y semblante amenazador, que asustan a grandes y chicos golpeando con sus grandes varas al suelo y haciendo sonar las esquillas que cuelgan de su cintura. Las pieles, los cuernos y el hollín negro de la cara hacen el resto.
La Morisma Aínsa
Cada dos años (sólo los pares) el primer domingo del mes de septiembre se celebra una jornada festiva conocida como "La Morisma"en la que representa la legendaria victoria del rey Garcia Ximenez sobre los musulmanes en el siglo VIII, gracias a la aparición de una cruz sobre una carrasca.Se lleva a cabo una representación teatral, de carácter medieval, en la plaza Mayor del Casco Antiguo en la que participan los habitantes de Aínsa (250 actores

Las Nabatas - Laspuña
Las nabatas son las construcciones que se hacían con madera para transportarla desde su origen en la montaña hasta la tierra llana y el mar mediterraneo para su venta, este transporte se realizaba navegando sobre ellas por el río
Todos los años la Asociación de Nabateros  construyen las nabatas y descienden sobre ellas por el río Cinca desde Laspuña hasta Aínsa.
Se ha recuperado, en forma de jornada festiva que se celebra el penúltimo domingo de mayo, un oficio muy arriesgado y de gran raigambre entre los vecinos de Laspuña y Puyarruego durante finales del siglo XIX y mediados del XX: los nabateros.

Laspuña




Laspuña se encuentra enclavada en una suave pendiente de la Peña Montañesa hacia el río Cinca; un inigualable mirador del macizo de Monte Perdido. 
Por su situación en el valle del río Cinca, a 720 m. de altitud, Laspuña tiene un clima suave durante todo el año.

FLORA 
Con toda esta serie de contrastes naturales no es de extrañar la gran variedad de plantas y árboles que viven y conviven en el término municipal. Entre los bosques destacan el pinar negro en las laderas de mayor altitud, los pinares de pino silvestre, los abetares, los hayedos, los robledales y los encinares. Entre los bosques abundan los arbustos entre los que destaca el boj, la sabina, el romero, la aliaga, el tomillo, el erizo. Y de las herbáceas habría que destacar por su valor natural y por su estado de conservación las praderas de montaña que los vecinos de Laspuña han conservado a lo largo de los años con sus actividades tradicionales como la recolección de la hierba anualmente y el pastoreo de sus ganados de vacas y ovejas.Para mucha gente, los montes de Laspuña tienen un valor y un encanto micológico especial tanto por la variedad de especies como por la cantidad y calidad de setas que se pueden recolectar en ellos. 
FAUNA
Dada la gran variedad de paisajes y microclimas existentes en el término municipal de Laspuña, se dan también una gran riqueza y diversidad faunística.
Por diversas razones destacables, se puede citar la presencia ocasional del tritón pirenaico y del desmán de los Pirineos en algunos cursos de agua o en sus orillas, la presencia con su vuelo majestuoso de grandes rapaces como buitres, quebranta huesos y varios tipos de águilas, la frecuencia del sarrio en las zonas más próximas a las crestas rocosas y del jabalí en las espesuras de los bosques.

TRADICIÓN.
Una de las fechas mas esperadas por los habitantes de Laspuña y del resto de la comarca, es el penúltimo fin de semana del mes de mayo, ya que ese día se rememora el antiguo oficio de los nabateros con un descenso de nabatas por el río Cinca desde el puente de Laspuña hasta el puente de Ainsa.
Las nabatas es el nombre aragonés que reciben las almadias. Desde tiempos inmemorables hasta el año 1949, los hombres de Laspuña realizaban el transporte de madera por el río hasta la desembocadura del río Ebro en el mar.Allí eran utilizada la madera para la construcción de barcos.
 

Redolada (Alrededores)

Paisaje


Sobrarbe es una comarca con un gran valor paisajistico, tierra de contrastes y de gran diversidad. En sus 2.202 kilometros de superficie se localizan algunos de los paisajes más hermosos del sur de Europa.

Glaciares  Pirenaicos
Los valles y montañas de Sobrarbe aparecen intensamente esculpidos por la acción de los glaciares durante el Cuaternario, cuyos ejemplos encontramos en los amplios circos glaciares de la cabecera de los valles, en los valles con forma de U o en artesa, en los depósitos morrénicos a distintas altitudes o en los valles colgados. Pero no sólo encontramos estas formas heredadas de modelado glaciar, sino que todavía hoy sobreviven glaciares funcionales por encima de 2.700 m de altitud, bajo las cumbres del Posets, Monte Perdido y Vignemale
Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido


El Parque constituye una unidad geográfica de primer orden, siendo el macizo calcáreo más alto de Europa. Levantado en la Era Terciaria sobre materiales calcáreos de origen marino, está presidido por las cimas de las Treserols Monte Perdido (3.355 m.), Cilindro de Marboré y Pico de Añisclo o Soum de Ramond, desde donde nacen los valles de Ordesa, Pineta, Añisclo y Escuaín.
Añisclo es un un cañón fluviokárstico en los que comparten protagonismo en su origen la acción hidráulica fluvial con la disolución y derrumbe de las estructuras subterráneas del macizo.La vegetación, en general es muy densa y de tendencia húmeda, aunque la falta de espacio imposibilita la formación de grandes bosques. Destacamos la gran diversidad vegetal como hayedos, pinares, carrascales, masas de abetos, tejos y arces entre otros y las numerosas muestras de plantas que viven en la roca en especial la grasilla de hojas larga, planta insectívora.
La Garganta de Escuaín es el más pequeño de todos los valles que componen el Parque Nacional y quizás el menos visitado, pero sin embargo la belleza de su paisaje es digna de mención, en particular los estrechos  y un excepcional complejo de cuevas y simas.

Pineta también es un valle de origen glaciar de gran anchura y de unos 17 km de longitud. El rio Cinca, con origen bajo las impresionantes masas de hielo de la cara norte del Monte Perdido en el Ibón de Marboré, discurre entre altos paredones, presentando desniveles de 1.500 m. desde el fondo del valle hasta los más de 2.600 m. que tiene la cresta de la Sierra de las Tucas, en la margen derecha.

La Comarca


La Comarca de Sobrarbe se encuentra situada en la parte septentrional de la provincia de Huesca, limitando al norte con Francia, al este con la Ribagorza a través de la Sierra de Troncedo, Campanué y Ferrera; al sur con la comarca de Somontano por la sierra de Arbe y al oeste con el Serrablo, comarca del Alto Gállego, a través del puerto de Cotefablo y la Guarguera. 
La Comarca de Sobrarbe presenta una zona norte montañosa surcada por los valles de los rios Ara, Cinca y Cinqueta. La zona central está ocupada por diversas depresiones como Broto, Fiscal, Arcusa, La Fueva. Al sur aparecen las sierras prepirenaicas de Guara y Olsón.

Diferentes culturas dejaron su impronta en una tierra que, en pleno siglo XXI, encuentra sus señas de identidad en ese legado ancestral. Celtas, íberos, romanos, visigodos, musulmanes, judíos, francos o navarros entre otros, aportaron su granito de arena para tejer un sustrato cultural rico y variado y para componer un paisaje hermoso y diverso, testigo privilegiado del nacimiento del Reino de Aragón.
Entre todas las fiestas que se celebran en nuestra comarca a lo largo del año algunas de ellas destacan por su originalidad o por su interés etnológico o antropológico.

Carnaval de Bielsa
Bielsa, capital del Alto Cinca, celebra el Carnaval más popular y multitudinario del Altoaragón. Uno de los personajes mas conocidos son las trangas, seres de aspecto diabólico y semblante amenazador, que asustan a grandes y chicos golpeando con sus grandes varas al suelo y haciendo sonar las esquillas que cuelgan de su cintura. Las pieles, los cuernos y el hollín negro de la cara hacen el resto.
La Morisma Aínsa
Cada dos años (sólo los pares) el primer domingo del mes de septiembre se celebra una jornada festiva conocida como "La Morisma"en la que representa la legendaria victoria del rey Garcia Ximenez sobre los musulmanes en el siglo VIII, gracias a la aparición de una cruz sobre una carrasca.Se lleva a cabo una representación teatral, de carácter medieval, en la plaza Mayor del Casco Antiguo en la que participan los habitantes de Aínsa (250 actores

Las Nabatas - Laspuña
Las nabatas son las construcciones que se hacían con madera para transportarla desde su origen en la montaña hasta la tierra llana y el mar mediterraneo para su venta, este transporte se realizaba navegando sobre ellas por el río
Todos los años la Asociación de Nabateros  construyen las nabatas y descienden sobre ellas por el río Cinca desde Laspuña hasta Aínsa.
Se ha recuperado, en forma de jornada festiva que se celebra el penúltimo domingo de mayo, un oficio muy arriesgado y de gran raigambre entre los vecinos de Laspuña y Puyarruego durante finales del siglo XIX y mediados del XX: los nabateros.

Laspuña




Laspuña se encuentra enclavada en una suave pendiente de la Peña Montañesa hacia el río Cinca; un inigualable mirador del macizo de Monte Perdido. 
Por su situación en el valle del río Cinca, a 720 m. de altitud, Laspuña tiene un clima suave durante todo el año.

FLORA 
Con toda esta serie de contrastes naturales no es de extrañar la gran variedad de plantas y árboles que viven y conviven en el término municipal. Entre los bosques destacan el pinar negro en las laderas de mayor altitud, los pinares de pino silvestre, los abetares, los hayedos, los robledales y los encinares. Entre los bosques abundan los arbustos entre los que destaca el boj, la sabina, el romero, la aliaga, el tomillo, el erizo. Y de las herbáceas habría que destacar por su valor natural y por su estado de conservación las praderas de montaña que los vecinos de Laspuña han conservado a lo largo de los años con sus actividades tradicionales como la recolección de la hierba anualmente y el pastoreo de sus ganados de vacas y ovejas.Para mucha gente, los montes de Laspuña tienen un valor y un encanto micológico especial tanto por la variedad de especies como por la cantidad y calidad de setas que se pueden recolectar en ellos. 
FAUNA
Dada la gran variedad de paisajes y microclimas existentes en el término municipal de Laspuña, se dan también una gran riqueza y diversidad faunística.
Por diversas razones destacables, se puede citar la presencia ocasional del tritón pirenaico y del desmán de los Pirineos en algunos cursos de agua o en sus orillas, la presencia con su vuelo majestuoso de grandes rapaces como buitres, quebranta huesos y varios tipos de águilas, la frecuencia del sarrio en las zonas más próximas a las crestas rocosas y del jabalí en las espesuras de los bosques.

TRADICIÓN.
Una de las fechas mas esperadas por los habitantes de Laspuña y del resto de la comarca, es el penúltimo fin de semana del mes de mayo, ya que ese día se rememora el antiguo oficio de los nabateros con un descenso de nabatas por el río Cinca desde el puente de Laspuña hasta el puente de Ainsa.
Las nabatas es el nombre aragonés que reciben las almadias. Desde tiempos inmemorables hasta el año 1949, los hombres de Laspuña realizaban el transporte de madera por el río hasta la desembocadura del río Ebro en el mar.Allí eran utilizada la madera para la construcción de barcos.