lunes, 7 de abril de 2008

FALTA DE COMPROMISOS

(En la foto Candela del Zinca)


La campaña de recogida de firmas para conseguir una uvi móvil en la comarca de Sobrarbe cumple tres meses desde su inicio habiendo logrado un amplio respaldo popular. En este tiempo se han recogido más de 7.000 firmas, tantas como habitantes tiene esta zona, pero no se han conseguido los resultados políticos esperados después de las numerosas reuniones que los representantes de la Asociación de Empresarios y Turística de Sobrarbe han mantenido con los políticos, tanto locales como del Gobierno de Aragón.

Ahora acaban de enviar una carta al Justicia de Aragón dando cuenta de los problemas asistenciales que padece la comarca. La única respuesta ofrecida hasta ahora es la que formuló la consejera de Sanidad y Consumo, María Luisa Noeno, quien propuso utilizar el Servicio Aéreo de Transporte Sanitario y Emergencias (el helicóptero del 112), como "sustituto perfecto de la uvi móvil en zonas de difícil acceso, muy diseminadas y en las que el hospital de referencia está lo suficientemente lejano".

La consejera animó a todos los médicos de los centros de salud a utilizar este medio rápido cuando la situación lo requiera. Sin embargo, para los impulsores de la campaña está medida no es suficiente puesto que el helicóptero de rescate no puede volar por la noche. "En invierno tenemos el inconveniente de que desde las 17.30 horas hasta las ocho del día siguiente es noche cerrada", manifestó el presidente de la asociación empresarial, Miguel Ángel García, quien anunció que "mantendremos las movilizaciones".

De hecho, el siguiente paso tras la reunión celebrada el pasado 31 de marzo en Zaragoza fue enviar una queja al Justicia de Aragón con el manifiesto firmado por más de 50 asociaciones que representaban a más de 3.500 personas. "Teníamos la carta redactada pero esperábamos a las conclusiones de la reunión con la consejera", indicó García.

Las insuficientes medidas ofrecidas por los responsables políticos les han llevado a exponer con precisión la situación ante el Justicia. En la carta se detalla la campaña emprendida en enero y los principales motivos de la queja: la falta de refuerzos médicos, escasez de especialistas, pocos medios materiales y humanos con los que atender las urgencias vitales e insuficientes medios materiales en los centros de salud.

La comarca de Sobrarbe cuenta con tres centros sanitarios, ubicados en Aínsa, Lafortunada y Broto, que atienden a un población aproximada de 7.500 personas que aumenta considerablemente en verano por la afluencia turística. "En épocas de máxima afluencia de público -señala el informe remitido al Justicia-, esta población se multiplica hasta llegar a la cifra de más de 20.000 personas en verano, con lo que los medios humanos y materiales se quedan ciertamente deficitarios para dar un servicio en condiciones.

Pensemos que el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido es visitado al año por más de 600.000 personas". El problema se agrava cuando el médico de urgencias tiene que salir por una emergencia o para acompañar a un paciente en la ambulancia, ya que se ve obligado a dejar el centro sin atención médica durante el tiempo que dura la salida.

La asociación propuso a la consejera la creación de dos nuevas plazas de médicos que estarían durante su jornada laboral de guardia localizada, de modo que se pudieran cubrir en el menor tiempo posible las ausencias provocadas por las emergencias. Ante esta medida, la consejera Noeno respondió que lo estudiarían.


Promesa de Iglesias incumplida

En la pasada campaña electoral, el presidente aragonés, Marcelino Iglesias, prometió una nueva plaza de médico para cubrir las emergencias con la ambulancia. Sin embargo, pasado más de un mes no se ha vuelto a saber nada sobre esa solución. "El problema ahora se agrava porque uno de los médicos ha pedido cambio de destino y el centro de salud de Aínsa se queda con un facultativo menos", explicó García.

El obstáculo para la mejora sanitaria ha dejado de ser la cuestión económica, a la que aludían los políticos en un principio, y el argumento que se esgrime ahora es "la falta de médicos" dispuestos a cubrir plazas en el medio rural.

Tanto la consejera del Salud como el presidente comarcal, Enrique Campo, coincidieron en señalar las dificultades que existen para cubrir debidamente todos los servicios sanitarios públicos en Aragón.

El alcalde de Boltaña, José Manuel Salamero, expuso en la reunión con la consejera de Salud, María Luisa Noeno, la delicada situación del transporte sanitario en la comarca. Salamero destacó la gravedad de ciertos hechos, como que en algunas evacuaciones vitales, la ambulancia, camino del hospital, tenga que parar a mitad de trayecto para traspasar al enfermo a una uvi móvil procedente de Barbastro.

A la reunión también asistieron el alcalde de Aínsa-Sobrarbe, José Miguel Chéliz, y la presidenta del Consejo de Salud de Aínsa, María del Rosario Bergua.

(MAMEN PARDINA).Noticia del Heraldo.es

No hay comentarios:

lunes, 7 de abril de 2008

FALTA DE COMPROMISOS

(En la foto Candela del Zinca)


La campaña de recogida de firmas para conseguir una uvi móvil en la comarca de Sobrarbe cumple tres meses desde su inicio habiendo logrado un amplio respaldo popular. En este tiempo se han recogido más de 7.000 firmas, tantas como habitantes tiene esta zona, pero no se han conseguido los resultados políticos esperados después de las numerosas reuniones que los representantes de la Asociación de Empresarios y Turística de Sobrarbe han mantenido con los políticos, tanto locales como del Gobierno de Aragón.

Ahora acaban de enviar una carta al Justicia de Aragón dando cuenta de los problemas asistenciales que padece la comarca. La única respuesta ofrecida hasta ahora es la que formuló la consejera de Sanidad y Consumo, María Luisa Noeno, quien propuso utilizar el Servicio Aéreo de Transporte Sanitario y Emergencias (el helicóptero del 112), como "sustituto perfecto de la uvi móvil en zonas de difícil acceso, muy diseminadas y en las que el hospital de referencia está lo suficientemente lejano".

La consejera animó a todos los médicos de los centros de salud a utilizar este medio rápido cuando la situación lo requiera. Sin embargo, para los impulsores de la campaña está medida no es suficiente puesto que el helicóptero de rescate no puede volar por la noche. "En invierno tenemos el inconveniente de que desde las 17.30 horas hasta las ocho del día siguiente es noche cerrada", manifestó el presidente de la asociación empresarial, Miguel Ángel García, quien anunció que "mantendremos las movilizaciones".

De hecho, el siguiente paso tras la reunión celebrada el pasado 31 de marzo en Zaragoza fue enviar una queja al Justicia de Aragón con el manifiesto firmado por más de 50 asociaciones que representaban a más de 3.500 personas. "Teníamos la carta redactada pero esperábamos a las conclusiones de la reunión con la consejera", indicó García.

Las insuficientes medidas ofrecidas por los responsables políticos les han llevado a exponer con precisión la situación ante el Justicia. En la carta se detalla la campaña emprendida en enero y los principales motivos de la queja: la falta de refuerzos médicos, escasez de especialistas, pocos medios materiales y humanos con los que atender las urgencias vitales e insuficientes medios materiales en los centros de salud.

La comarca de Sobrarbe cuenta con tres centros sanitarios, ubicados en Aínsa, Lafortunada y Broto, que atienden a un población aproximada de 7.500 personas que aumenta considerablemente en verano por la afluencia turística. "En épocas de máxima afluencia de público -señala el informe remitido al Justicia-, esta población se multiplica hasta llegar a la cifra de más de 20.000 personas en verano, con lo que los medios humanos y materiales se quedan ciertamente deficitarios para dar un servicio en condiciones.

Pensemos que el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido es visitado al año por más de 600.000 personas". El problema se agrava cuando el médico de urgencias tiene que salir por una emergencia o para acompañar a un paciente en la ambulancia, ya que se ve obligado a dejar el centro sin atención médica durante el tiempo que dura la salida.

La asociación propuso a la consejera la creación de dos nuevas plazas de médicos que estarían durante su jornada laboral de guardia localizada, de modo que se pudieran cubrir en el menor tiempo posible las ausencias provocadas por las emergencias. Ante esta medida, la consejera Noeno respondió que lo estudiarían.


Promesa de Iglesias incumplida

En la pasada campaña electoral, el presidente aragonés, Marcelino Iglesias, prometió una nueva plaza de médico para cubrir las emergencias con la ambulancia. Sin embargo, pasado más de un mes no se ha vuelto a saber nada sobre esa solución. "El problema ahora se agrava porque uno de los médicos ha pedido cambio de destino y el centro de salud de Aínsa se queda con un facultativo menos", explicó García.

El obstáculo para la mejora sanitaria ha dejado de ser la cuestión económica, a la que aludían los políticos en un principio, y el argumento que se esgrime ahora es "la falta de médicos" dispuestos a cubrir plazas en el medio rural.

Tanto la consejera del Salud como el presidente comarcal, Enrique Campo, coincidieron en señalar las dificultades que existen para cubrir debidamente todos los servicios sanitarios públicos en Aragón.

El alcalde de Boltaña, José Manuel Salamero, expuso en la reunión con la consejera de Salud, María Luisa Noeno, la delicada situación del transporte sanitario en la comarca. Salamero destacó la gravedad de ciertos hechos, como que en algunas evacuaciones vitales, la ambulancia, camino del hospital, tenga que parar a mitad de trayecto para traspasar al enfermo a una uvi móvil procedente de Barbastro.

A la reunión también asistieron el alcalde de Aínsa-Sobrarbe, José Miguel Chéliz, y la presidenta del Consejo de Salud de Aínsa, María del Rosario Bergua.

(MAMEN PARDINA).Noticia del Heraldo.es

No hay comentarios: