viernes, 26 de septiembre de 2008

Disculpas publicas

(Texto integro del correo recibido).

RECTIFICACIÓN Y DISCULPAS PÚBLICAS POR LA PUBLICACIÓN DEL ARTÍCULO “A QUIEN CORRESPONDA”.

La perfección no es una cualidad inherente al ser humano y por lo tanto todos somos susceptibles de cometer errores. Me pongo en primer lugar, reconozco públicamente mi error y pido también públicas disculpas a todas aquellas personas que se han sentido agraviadas con toda la razón.
Como el error que he cometido no tiene ninguna justificación, no voy a tratar de justificarlo de ninguna de las maneras.
Reconozco públicamente el error cometido al citar concretamente a algunos jóvenes de Barcelona, y vuelvo a pedir disculpas públicas por ello por hacer acusaciones sin tener pruebas concretas y especialmente a los que se han sentido ofendidos con toda la razón por su parte. Disculpas a los que han manifestado públicamente su malestar y también a los que no lo han hecho pero que se sienten igualmente ofendidos.
Valoro muy positivamente el estado de enfado de todos los que os habéis sentido molestos por mis acusaciones infundadas, sentimiento inequívoco del cariño y el apego hacia este nuestro pueblo de Laspuña, del que todos nos sentimos tan orgullosos. Laspuña no sólo somos los vecinos residentes en el pueblo. Siempre he manifestado que afortunadamente somos más, muchos más y algunos de los que vivís fuera (y especialmente en Barcelona) estáis colaborando a que nuestro pueblo sea más grande cada día.
Interpreto por algunos de los comentarios que algo se sabe de los hechos. Tal vez ahora no se considere conveniente delatar al autor o autores concretos, si es que realmente se conocen, pero encubrirlos sin más tampoco servirá de mucho. Tal vez una reflexión colectiva, si es que no ha sido un acto individual y solitario, puede ser efectiva de cara a ciertos cambios de comportamiento.
Disculpas también y especialmente a los padres y madres que se hayan podido sentir aludidos y acusados injustificadamente. Soy consciente de que los padres muchas veces desconocemos lo que hacen nuestros hijos. El diálogo y la reflexión, ante cualquier indicio de participación o de complicidad también puede ayudar a evitar la comisión posterior de actos similares.
Sólo espero que la reflexión que todos hemos hecho acerca de lo sucedido pueda servir en el futuro para evitar que se vuelvan a producir incidentes tan desagradables. De los errores siempre se puede y se debe aprender algo.
Si es así, mi escrito habrá servido para algo positivo.
Antonio Belzuz

1 comentario:

Mingo dijo...

"Equivocarse es de humanos y rectificar es de Sabios" Me he alegrado al leer tu escrito Antonio. Sinceramente creo que es lo que debias hacer. Estoy convencido que de esta "polémica" el mayor beneficiado va a ser Nuestro Querido Pueblo de Laspuña.

viernes, 26 de septiembre de 2008

Disculpas publicas

(Texto integro del correo recibido).

RECTIFICACIÓN Y DISCULPAS PÚBLICAS POR LA PUBLICACIÓN DEL ARTÍCULO “A QUIEN CORRESPONDA”.

La perfección no es una cualidad inherente al ser humano y por lo tanto todos somos susceptibles de cometer errores. Me pongo en primer lugar, reconozco públicamente mi error y pido también públicas disculpas a todas aquellas personas que se han sentido agraviadas con toda la razón.
Como el error que he cometido no tiene ninguna justificación, no voy a tratar de justificarlo de ninguna de las maneras.
Reconozco públicamente el error cometido al citar concretamente a algunos jóvenes de Barcelona, y vuelvo a pedir disculpas públicas por ello por hacer acusaciones sin tener pruebas concretas y especialmente a los que se han sentido ofendidos con toda la razón por su parte. Disculpas a los que han manifestado públicamente su malestar y también a los que no lo han hecho pero que se sienten igualmente ofendidos.
Valoro muy positivamente el estado de enfado de todos los que os habéis sentido molestos por mis acusaciones infundadas, sentimiento inequívoco del cariño y el apego hacia este nuestro pueblo de Laspuña, del que todos nos sentimos tan orgullosos. Laspuña no sólo somos los vecinos residentes en el pueblo. Siempre he manifestado que afortunadamente somos más, muchos más y algunos de los que vivís fuera (y especialmente en Barcelona) estáis colaborando a que nuestro pueblo sea más grande cada día.
Interpreto por algunos de los comentarios que algo se sabe de los hechos. Tal vez ahora no se considere conveniente delatar al autor o autores concretos, si es que realmente se conocen, pero encubrirlos sin más tampoco servirá de mucho. Tal vez una reflexión colectiva, si es que no ha sido un acto individual y solitario, puede ser efectiva de cara a ciertos cambios de comportamiento.
Disculpas también y especialmente a los padres y madres que se hayan podido sentir aludidos y acusados injustificadamente. Soy consciente de que los padres muchas veces desconocemos lo que hacen nuestros hijos. El diálogo y la reflexión, ante cualquier indicio de participación o de complicidad también puede ayudar a evitar la comisión posterior de actos similares.
Sólo espero que la reflexión que todos hemos hecho acerca de lo sucedido pueda servir en el futuro para evitar que se vuelvan a producir incidentes tan desagradables. De los errores siempre se puede y se debe aprender algo.
Si es así, mi escrito habrá servido para algo positivo.
Antonio Belzuz

1 comentario:

Mingo dijo...

"Equivocarse es de humanos y rectificar es de Sabios" Me he alegrado al leer tu escrito Antonio. Sinceramente creo que es lo que debias hacer. Estoy convencido que de esta "polémica" el mayor beneficiado va a ser Nuestro Querido Pueblo de Laspuña.