jueves, 5 de marzo de 2009

Remeranzas (alcuerdos)


REMERANZAS.

Uno de setiembre, añada nueba ta un mayestro interin.
Fa bel tiempo que conoxe o destín ta iste curset escolar, concretamen ta chunio cuán l’Almenistrazión ofrexio as plazas ta mayestros interins. No l’ha publicau pero i hai chen que lo sapeba; puede estar que a o mesmo tiempo qu’el u que s’ha enterau per otris, ixo no le precupa. O que si le precupa ye que va a tornar ta o colechio an el empezipio como estudian.
No ye que tienga una esperienzia muy gran pero ya ha rodau por bels puestos, uns güens y atros millors. Imachens de añadas pasadas pasan por o suyo tozuelo: escuelas, istitutos, cambras de clase, escursions, reunions, ninos, ninas, compañers… I hai bellas preguntas que le ruedan por a capeza: Cómo ba a estar ista añada benien? Cómo serán os compañers? Cómo serán as escuelas? Cómo serán os ninos? Cómo serán as clases? Ta cuántos pueblos tiendra que ir? Demandas que de bella traza se soluzionaran con o tiempo como cuasi todas as cosas…
As remeranzas que teneba de cuan yera chicote pasan como suenios cuan zierra os güellos: as puertas de a escuela, o rezibidor, a puerta de a cambra, as finestras, o teito, o suelo, a loseta, a mesa de o mayestro, as mesas de os ninos, os chuegos, a biblioteca de cambra, o cuarto de os cascos, os escusaus, o suyo mayestro, a mayestra de parbulitos, os compañers que cada añada teneba en o curso, os que se’n iban a estudear ta l’Ainsa y os que plegaban de parbulitos, tot pasaba como una pilicula en o suyo trunfil sin aturar-se dengún inte.
Güe toz ixos prexins son una reyalidá; o primero de setiembre s’achunto con toz os mayestros que iban a estar ista añada con él. I hai caras conoxidas y atras que no: biellos compañers de unibersidá, de añadas pasadas, d’enzertar-se en cursets. Troba a faltar a o suyo mayestro que se tornará en compañer; cuasolidaz de a bida, ye de baxa pero nomas que ta un mes.
Atra cuasolidá de a bida ba estar que o primer diya de clase con os ninos le ba tocar fer as presentazions de o curso en o suyo lugar. Nerbios? No ba tener tiempo ta ixas fatezas perque le yeran asperando en o patio y beluns en o branquil d’a puerta dizindo: mira que si o primer diya plegas tardi! Ya puyando por as escaleretas de a escuela ban tornar a pasar as mesmas imachens, pero i hai cosas que cambean: o patio, as puertas, a distribuzion de a cambra, a loseta, o cuarto de os cascos, o mobiliario, o teito, o material eleutronico y como no os ninos. Ya no son bente ninos como yo remero sino nueu y más chicoz, a perspeutiba cambea con os años. Ixe diya ye alzau en a suya memoria por estar un feito especial.
Tot ye pasau, e como boi decir más alto o tiempo tot lo esclarexe y as suyos dandalos son tots soluzionaus, ixe mayestro fa o suyo troballo toz os diyas pero i hai un diya que una forniga camina sin aturar-se por os suyos budillos.

Félix Buil García.

No hay comentarios:

jueves, 5 de marzo de 2009

Remeranzas (alcuerdos)


REMERANZAS.

Uno de setiembre, añada nueba ta un mayestro interin.
Fa bel tiempo que conoxe o destín ta iste curset escolar, concretamen ta chunio cuán l’Almenistrazión ofrexio as plazas ta mayestros interins. No l’ha publicau pero i hai chen que lo sapeba; puede estar que a o mesmo tiempo qu’el u que s’ha enterau per otris, ixo no le precupa. O que si le precupa ye que va a tornar ta o colechio an el empezipio como estudian.
No ye que tienga una esperienzia muy gran pero ya ha rodau por bels puestos, uns güens y atros millors. Imachens de añadas pasadas pasan por o suyo tozuelo: escuelas, istitutos, cambras de clase, escursions, reunions, ninos, ninas, compañers… I hai bellas preguntas que le ruedan por a capeza: Cómo ba a estar ista añada benien? Cómo serán os compañers? Cómo serán as escuelas? Cómo serán os ninos? Cómo serán as clases? Ta cuántos pueblos tiendra que ir? Demandas que de bella traza se soluzionaran con o tiempo como cuasi todas as cosas…
As remeranzas que teneba de cuan yera chicote pasan como suenios cuan zierra os güellos: as puertas de a escuela, o rezibidor, a puerta de a cambra, as finestras, o teito, o suelo, a loseta, a mesa de o mayestro, as mesas de os ninos, os chuegos, a biblioteca de cambra, o cuarto de os cascos, os escusaus, o suyo mayestro, a mayestra de parbulitos, os compañers que cada añada teneba en o curso, os que se’n iban a estudear ta l’Ainsa y os que plegaban de parbulitos, tot pasaba como una pilicula en o suyo trunfil sin aturar-se dengún inte.
Güe toz ixos prexins son una reyalidá; o primero de setiembre s’achunto con toz os mayestros que iban a estar ista añada con él. I hai caras conoxidas y atras que no: biellos compañers de unibersidá, de añadas pasadas, d’enzertar-se en cursets. Troba a faltar a o suyo mayestro que se tornará en compañer; cuasolidaz de a bida, ye de baxa pero nomas que ta un mes.
Atra cuasolidá de a bida ba estar que o primer diya de clase con os ninos le ba tocar fer as presentazions de o curso en o suyo lugar. Nerbios? No ba tener tiempo ta ixas fatezas perque le yeran asperando en o patio y beluns en o branquil d’a puerta dizindo: mira que si o primer diya plegas tardi! Ya puyando por as escaleretas de a escuela ban tornar a pasar as mesmas imachens, pero i hai cosas que cambean: o patio, as puertas, a distribuzion de a cambra, a loseta, o cuarto de os cascos, o mobiliario, o teito, o material eleutronico y como no os ninos. Ya no son bente ninos como yo remero sino nueu y más chicoz, a perspeutiba cambea con os años. Ixe diya ye alzau en a suya memoria por estar un feito especial.
Tot ye pasau, e como boi decir más alto o tiempo tot lo esclarexe y as suyos dandalos son tots soluzionaus, ixe mayestro fa o suyo troballo toz os diyas pero i hai un diya que una forniga camina sin aturar-se por os suyos budillos.

Félix Buil García.

No hay comentarios: