viernes, 27 de marzo de 2009

TA y el Plan Bolonia


(Texto integro del correo recibido).


TIERRA ARAGONESA CONSIDERA INVIABLE SOCIAL Y ECONOMICAMENTE EL PLAN BOLONIA.

Con este plan se está impulsando un cambio de filosofía en cuanto a cómo debe de ser la educación. Desde TA (Tierra Aragonesa), queremos realizar las siguientes reflexiones sobre el denominado “plan Bolonia”:


1.- La identificación de intereses sociales y empresariales, marcará el curriculum educativo. Esto cambia el concepto histórico de gestión del conocimiento, poniendo bajo el criterio de la empresa privada lo que debe de ser estudiado o no, y convirtiendo la educación pública en un negocio. Creemos por tanto necesario recordar que el Estado como gestor de los recursos económicos, debe por filosofía mantener bien delimitado el espacio entre lo que debe de ser público y privado, cuestión que se vulnera con la aplicación del Plan Bolonia.


2.- Este plan surge con la idea de plantear de forma gradual y en el largo plazo un fuerte recorte presupuestario institucional en el sistema educativo universitario, que sería sustituido por la inversión privada. La consecuencia de la entrada del capital privado implicará un considerable, y desproporcionado incremento de los costes de los estudios universitarios, que inviabilizará en muchos casos el acceso a la universidad. Esta es una política claramente antisocial.3.- Con este plan se pretende que los universitarios paguen “el coste real de la educación universitaria”. Para facilitar el acceso a la universidad se adoptará el sistema anglosajón de créditos universitarios. En realidad, esto ha conseguido que la población universitaria británica por ejemplo sea mucho menor a la de Aragón, siendo la educación gratuita en politécnicos la que ha triunfado. Los alumnos que cursan estudios universitarios quedan endeudados durante años. De esta forma se producirá una “elitización de la universidad” por lo cual sólo las familias económicamente pudientes serán capaces de mantener los costes económicos de los jóvenes universitarios, frente a los que tendrán que endeudarse durante años para poder costearse los estudios.


4.- Las cátedras privadas (impartidas por empresas privadas), pasan a tener mayor poder y absoluto protagonismo, ya que pasan a tener representación en ENECA, y por tanto abre la puerta a una mayor precarización del empleo. Si se establece la necesidad de realización de prácticas laborales para obtener la titulación, es de suponer que las grandes empresas tendrán acceso a la mano de obra universitaria y con sueldos “asiáticos”, y a la explotación laboral de la juventud aragonesa. Ya se ha contemplado que los masters privados sean de carácter obligatorio para poder obtener la licenciatura.


Por todo ello, entendemos desde TA, que se está disfrazando todo lo comentado con la ventaja del reconocimiento de las titulaciones en el ámbito europeo y de sus salidas laborales. Evidentemente nadie se opone a esto, lo cual es una ventaja, pero se puede conseguir de una forma en la cual no se entregue la universidad pública a la empresa privada, y garantizando la igualdad de oportunidades a todos los estudiantes universitarios sin tener en cuenta su condición económica.TA reclama que como principio fundamental, no se adopte la identificación de los intereses sociales y empresariales en la universidad pública, y que los “precios públicos” signifiquen en realidad “precios accesibles”. Por todo lo comentado TA rechaza el plan Bolonia, y se solidariza con los estudiantes en su lucha. Por otro lado nos unimos al rechazo por las brutales represiones que han sufrido los estudiantes de Barcelona y Baleares, entre otros lugares y condenando la actuación policial que ha provocado más de 100 heridos en las últimas manifestaciones contra el plan.

No hay comentarios:

viernes, 27 de marzo de 2009

TA y el Plan Bolonia


(Texto integro del correo recibido).


TIERRA ARAGONESA CONSIDERA INVIABLE SOCIAL Y ECONOMICAMENTE EL PLAN BOLONIA.

Con este plan se está impulsando un cambio de filosofía en cuanto a cómo debe de ser la educación. Desde TA (Tierra Aragonesa), queremos realizar las siguientes reflexiones sobre el denominado “plan Bolonia”:


1.- La identificación de intereses sociales y empresariales, marcará el curriculum educativo. Esto cambia el concepto histórico de gestión del conocimiento, poniendo bajo el criterio de la empresa privada lo que debe de ser estudiado o no, y convirtiendo la educación pública en un negocio. Creemos por tanto necesario recordar que el Estado como gestor de los recursos económicos, debe por filosofía mantener bien delimitado el espacio entre lo que debe de ser público y privado, cuestión que se vulnera con la aplicación del Plan Bolonia.


2.- Este plan surge con la idea de plantear de forma gradual y en el largo plazo un fuerte recorte presupuestario institucional en el sistema educativo universitario, que sería sustituido por la inversión privada. La consecuencia de la entrada del capital privado implicará un considerable, y desproporcionado incremento de los costes de los estudios universitarios, que inviabilizará en muchos casos el acceso a la universidad. Esta es una política claramente antisocial.3.- Con este plan se pretende que los universitarios paguen “el coste real de la educación universitaria”. Para facilitar el acceso a la universidad se adoptará el sistema anglosajón de créditos universitarios. En realidad, esto ha conseguido que la población universitaria británica por ejemplo sea mucho menor a la de Aragón, siendo la educación gratuita en politécnicos la que ha triunfado. Los alumnos que cursan estudios universitarios quedan endeudados durante años. De esta forma se producirá una “elitización de la universidad” por lo cual sólo las familias económicamente pudientes serán capaces de mantener los costes económicos de los jóvenes universitarios, frente a los que tendrán que endeudarse durante años para poder costearse los estudios.


4.- Las cátedras privadas (impartidas por empresas privadas), pasan a tener mayor poder y absoluto protagonismo, ya que pasan a tener representación en ENECA, y por tanto abre la puerta a una mayor precarización del empleo. Si se establece la necesidad de realización de prácticas laborales para obtener la titulación, es de suponer que las grandes empresas tendrán acceso a la mano de obra universitaria y con sueldos “asiáticos”, y a la explotación laboral de la juventud aragonesa. Ya se ha contemplado que los masters privados sean de carácter obligatorio para poder obtener la licenciatura.


Por todo ello, entendemos desde TA, que se está disfrazando todo lo comentado con la ventaja del reconocimiento de las titulaciones en el ámbito europeo y de sus salidas laborales. Evidentemente nadie se opone a esto, lo cual es una ventaja, pero se puede conseguir de una forma en la cual no se entregue la universidad pública a la empresa privada, y garantizando la igualdad de oportunidades a todos los estudiantes universitarios sin tener en cuenta su condición económica.TA reclama que como principio fundamental, no se adopte la identificación de los intereses sociales y empresariales en la universidad pública, y que los “precios públicos” signifiquen en realidad “precios accesibles”. Por todo lo comentado TA rechaza el plan Bolonia, y se solidariza con los estudiantes en su lucha. Por otro lado nos unimos al rechazo por las brutales represiones que han sufrido los estudiantes de Barcelona y Baleares, entre otros lugares y condenando la actuación policial que ha provocado más de 100 heridos en las últimas manifestaciones contra el plan.

No hay comentarios: