jueves, 19 de agosto de 2010

Pescaitos y algodón de azucar



En estos días de agosto muchas poblaciones celebran sus fiestas patronales y en las grandes ciudades se montan los recintos feriales.
Personalmente no me gustan las grandes aglomeraciones de gente y por eso prefiero pasar estos días en Laspuña en vez de ir a Tossa de Mar (las calles huelen a bronceador) o a Málaga donde la feria es el punto de encuentro de miles de personas. A Isa, Alba y Candela del Zinca les gusta el ambiente bullicioso y festivo de la ciudad boquerona, donde los pescaitos fritos, la cervecita fría y el algodón de azúcar son los productos estrella , productos que yo he preferido cambiar (he estado de Rodriguez) por un carajillo en Casa Sidora , una galimba en Casa Marcelina y por esos minutos mañaneros de wi-fi free con un martini en Alter&Nativa.
El algodón de azúcar es una golosina muy popular a lo largo de todo el mundo formado por una serie de finos hilos de azúcar enredados alrededor de un palo o cono. Se prepara usando una máquina especial y se vende con normalidad en ferias y otros eventos festivos. El color característico de la golosina es el rosa, aunque también es popular una mezcla de rosa, púrpura y azul.
Al tacto, el algodón de azúcar, es suave y muy similar al algodón (de ahí su nombre) cuando está seco, sin embargo se disuelve con facilidad en la boca y deja pegajosas las manos y la cara a su contacto. No posee un aroma característico, sin embargo es normal que las máquinas utilizadas para fabricarlo tengan un fuerte olor a caramelo o azúcar cocinado. Muchas personas consideran que esta golosina, en conjunto con las manzanas caramelizadas, forman parte de la genuina experiencia de visitar una feria.

No hay comentarios:

jueves, 19 de agosto de 2010

Pescaitos y algodón de azucar



En estos días de agosto muchas poblaciones celebran sus fiestas patronales y en las grandes ciudades se montan los recintos feriales.
Personalmente no me gustan las grandes aglomeraciones de gente y por eso prefiero pasar estos días en Laspuña en vez de ir a Tossa de Mar (las calles huelen a bronceador) o a Málaga donde la feria es el punto de encuentro de miles de personas. A Isa, Alba y Candela del Zinca les gusta el ambiente bullicioso y festivo de la ciudad boquerona, donde los pescaitos fritos, la cervecita fría y el algodón de azúcar son los productos estrella , productos que yo he preferido cambiar (he estado de Rodriguez) por un carajillo en Casa Sidora , una galimba en Casa Marcelina y por esos minutos mañaneros de wi-fi free con un martini en Alter&Nativa.
El algodón de azúcar es una golosina muy popular a lo largo de todo el mundo formado por una serie de finos hilos de azúcar enredados alrededor de un palo o cono. Se prepara usando una máquina especial y se vende con normalidad en ferias y otros eventos festivos. El color característico de la golosina es el rosa, aunque también es popular una mezcla de rosa, púrpura y azul.
Al tacto, el algodón de azúcar, es suave y muy similar al algodón (de ahí su nombre) cuando está seco, sin embargo se disuelve con facilidad en la boca y deja pegajosas las manos y la cara a su contacto. No posee un aroma característico, sin embargo es normal que las máquinas utilizadas para fabricarlo tengan un fuerte olor a caramelo o azúcar cocinado. Muchas personas consideran que esta golosina, en conjunto con las manzanas caramelizadas, forman parte de la genuina experiencia de visitar una feria.

No hay comentarios: