miércoles, 26 de junio de 2013

IZAS,la princesa del guisante

"Había una familia, un papá, una mamá y una hija que pensaron que su familia sería mucho más hermosa con una hermana , pero no sabían cómo podían ampliarla, así que empezaron a pensar y a buscar.
El papá recorrió ciudades, montañas y lagos, preguntó a muchas personas, por fin, encontró la solución: debía encontrar un guisante, el más brillante, el más verde y el más redondo. Tenía que ser un guisante perfecto.
Cuando lo encontró, la mamá se lo comió, y su tripa empezó a crecer, y crecer, y crecer, hasta que un día oyó unos golpecitos que salían de dentro de su barriga.
-Toc, toc, quiero salir, quiero salir.
La mamá, extrañada, se lo dijo al papá, y juntos fueron al hospital
¿Por qué este nombre?-Doctor, mi tripa habla, y dice que quiere salir, pero no sé qué hay allí, porque yo sólo me comí un guisante, el más hermoso de todos los guisantes, ¡quizá sea la princesa guisante!
El doctor ayudó a la mamá, y para sorpresa de todos, no era un guisante, era una preciosa bebé, a la que sus papás llamaron Izas. Izas era una niña preciosa, con el cabello de oro, ojos grandes como el sol del color de la miel, tan dulces como ella, nariz de bombón, una boca de fresa y orejas de mariposa, y se convirtieron en la familia que siempre habían querido ser.Todos juntos, los papás y las dos hermanas, regresaron a casa."
Entra aqui y descubre esta organización

2 comentarios:

olga dijo...

QUE BONITO......

Anónimo dijo...

Preciosa y triste historia.

miércoles, 26 de junio de 2013

IZAS,la princesa del guisante

"Había una familia, un papá, una mamá y una hija que pensaron que su familia sería mucho más hermosa con una hermana , pero no sabían cómo podían ampliarla, así que empezaron a pensar y a buscar.
El papá recorrió ciudades, montañas y lagos, preguntó a muchas personas, por fin, encontró la solución: debía encontrar un guisante, el más brillante, el más verde y el más redondo. Tenía que ser un guisante perfecto.
Cuando lo encontró, la mamá se lo comió, y su tripa empezó a crecer, y crecer, y crecer, hasta que un día oyó unos golpecitos que salían de dentro de su barriga.
-Toc, toc, quiero salir, quiero salir.
La mamá, extrañada, se lo dijo al papá, y juntos fueron al hospital
¿Por qué este nombre?-Doctor, mi tripa habla, y dice que quiere salir, pero no sé qué hay allí, porque yo sólo me comí un guisante, el más hermoso de todos los guisantes, ¡quizá sea la princesa guisante!
El doctor ayudó a la mamá, y para sorpresa de todos, no era un guisante, era una preciosa bebé, a la que sus papás llamaron Izas. Izas era una niña preciosa, con el cabello de oro, ojos grandes como el sol del color de la miel, tan dulces como ella, nariz de bombón, una boca de fresa y orejas de mariposa, y se convirtieron en la familia que siempre habían querido ser.Todos juntos, los papás y las dos hermanas, regresaron a casa."
Entra aqui y descubre esta organización

2 comentarios:

olga dijo...

QUE BONITO......

Anónimo dijo...

Preciosa y triste historia.