martes, 4 de febrero de 2014

Bolos


Los bolos
Por su forma esférica simbolizan la perfección de la piedra, ya que existe en ellos la conjunción epi céntrica de todos sus poderes. Quizá los más famosos sean los bolos del Guarga, que en número impar eran usados y se les atribuían múltiples curaciones, tanto en personas como en animales.
Por ello, en todas las casas de la zona era fácil encontrar en las despensas o repostes estos bolos que pasaban incluso de generación en generación,pues, cuanto más viejos y usados, se creía que eran mayores sus poderes curativos -por lo menos, así decían las güelas.
Los bolos del Gállego igualmente eran usados para aliviar enfermedades.
Puestos a hervir en agua y en número de siete, curaban los dolores de muelas en Senegüé; también los dolores de reuma en Oliván; aumentando su número a nueve. Asimismo, en Riglos, Marracos y Biscarrués -y si la población donde se usaban estaba apartada de la orilla del río-- debía aumentarse
el número a nueve; igualmente lo recogimos en Aquilué o en Piedramorrera.
Como vacuna o triaca se hervían nueve bolos del AurÍn en Acumuer y sus vapores evitaban los enfriamientos y catarros. Siete piedras o bolos del río Bellos, hervidos, servían en Puyarruego y Belsierre para curar  y en igual concepto eran usados en Laspuña.
Bolos para sacar o sol d'a capeza o la insolación eran cogidos del río Subordán en Javierregay y del Sotón en Bolea y Esquedas. En número de cinco,dentro de un terrizo de loza con agua, se colocaban sobre la cabeza del insolado y se hacía girar el citado recipiente en sentido sinestrosum, giros a la izquierda hasta que se sacaba o sol. El sentido o poder curativo de estos bolos quizá debamos de buscarlo en los dos barrancos con agua salada que confluyen a estos ríos, uno procedente de Somanés al Aragón Subordán y el río salado de Gratal al Sotón.

Texto extraído del libro "Homenaje a Rafael Andolz.Estudios sobre la cultura popular,la tradición y la lengua en Aragón".Francho Nagore Laín (coord.)

No hay comentarios:

martes, 4 de febrero de 2014

Bolos


Los bolos
Por su forma esférica simbolizan la perfección de la piedra, ya que existe en ellos la conjunción epi céntrica de todos sus poderes. Quizá los más famosos sean los bolos del Guarga, que en número impar eran usados y se les atribuían múltiples curaciones, tanto en personas como en animales.
Por ello, en todas las casas de la zona era fácil encontrar en las despensas o repostes estos bolos que pasaban incluso de generación en generación,pues, cuanto más viejos y usados, se creía que eran mayores sus poderes curativos -por lo menos, así decían las güelas.
Los bolos del Gállego igualmente eran usados para aliviar enfermedades.
Puestos a hervir en agua y en número de siete, curaban los dolores de muelas en Senegüé; también los dolores de reuma en Oliván; aumentando su número a nueve. Asimismo, en Riglos, Marracos y Biscarrués -y si la población donde se usaban estaba apartada de la orilla del río-- debía aumentarse
el número a nueve; igualmente lo recogimos en Aquilué o en Piedramorrera.
Como vacuna o triaca se hervían nueve bolos del AurÍn en Acumuer y sus vapores evitaban los enfriamientos y catarros. Siete piedras o bolos del río Bellos, hervidos, servían en Puyarruego y Belsierre para curar  y en igual concepto eran usados en Laspuña.
Bolos para sacar o sol d'a capeza o la insolación eran cogidos del río Subordán en Javierregay y del Sotón en Bolea y Esquedas. En número de cinco,dentro de un terrizo de loza con agua, se colocaban sobre la cabeza del insolado y se hacía girar el citado recipiente en sentido sinestrosum, giros a la izquierda hasta que se sacaba o sol. El sentido o poder curativo de estos bolos quizá debamos de buscarlo en los dos barrancos con agua salada que confluyen a estos ríos, uno procedente de Somanés al Aragón Subordán y el río salado de Gratal al Sotón.

Texto extraído del libro "Homenaje a Rafael Andolz.Estudios sobre la cultura popular,la tradición y la lengua en Aragón".Francho Nagore Laín (coord.)

No hay comentarios: