martes, 16 de marzo de 2010

Trasvase (Castellano)

TA pide al Gobierno de Aragón que rechace el trasvase del Ebro, y le insta a que convoque a toda la sociedad aragonesa a movilizarse y mostrar su oposición de una forma cívica y democrática .
Otra vez nos encontramos a vueltas con un trasvase que se cierne nuevamente sobre Aragón como espada de Damocles.
Si la primera postura del Gobierno aragonés, ya de por sí podría calificarse de tibia, al condicionar el apoyo a que se garantizara el suministro a 70 municipios aragoneses con serios problemas de abastecimiento (o sin él), el despropósito del Gobierno central de no responder a la propuesta aragonesa, demuestra que en estos temas, la negociación con españa, debe de hacerse desde posiciones de igualdad. Una vez más la experiencia deja patente, que solo queda contestar al ejecutivo español con la movilización social como forma de demostrar nuestra más firme oposición y rechazo a esta nueva agresión a Aragón.
Éste es ya el segundo intento de trasvase del Ebro que se ordena desde el gobierno central. El anterior fue suspendido por las intensas lluvias, con lo cual quedó demostrado que no era realmente necesario. Por este motivo ponemos seriamente en duda que esta vez también lo sea, máxime porque no se han puesto en marcha en las zonas solicitantes las suficientes medidas de ahorro en consumo de agua y la priorización de su uso para consumo humano y otros empleos, que podrían hacer no necesario este trasvase.
Consideramos irresponsable la actitud de Iglesias y Biel, actitud que responde a intereses de partido, sin recordar que antes que su militancia política esta su deber con los ciudadanos aragoneses, para con sus votantes. La defensa de Aragón con los hechos, más allá de la fácil verborrea política es algo de lo que carece este equipo de Gobierno, lo que resalta su falta de capacidad para liderar este país.
TA propone que el Gobierno de Aragón busque una amplio apoyo parlamentario para oponerse a este trasvase hídrico, y junto con los agentes sociales, convoque a la sociedad aragonesa a participar masivamente y movilizarse en contra del trasvase, mientras las condiciones que puso la DGA en un principio no sean aceptadas por el ejecutivo español. No es ya una cuestión solamente de solidaridad con los municipios catalanes que han solicitado este trasvase, es una cuestión de reciprocidad para con Aragón, en los criterios de solidaridad con que se trata a los aragoneses desde Madrid.

No hay comentarios:

martes, 16 de marzo de 2010

Trasvase (Castellano)

TA pide al Gobierno de Aragón que rechace el trasvase del Ebro, y le insta a que convoque a toda la sociedad aragonesa a movilizarse y mostrar su oposición de una forma cívica y democrática .
Otra vez nos encontramos a vueltas con un trasvase que se cierne nuevamente sobre Aragón como espada de Damocles.
Si la primera postura del Gobierno aragonés, ya de por sí podría calificarse de tibia, al condicionar el apoyo a que se garantizara el suministro a 70 municipios aragoneses con serios problemas de abastecimiento (o sin él), el despropósito del Gobierno central de no responder a la propuesta aragonesa, demuestra que en estos temas, la negociación con españa, debe de hacerse desde posiciones de igualdad. Una vez más la experiencia deja patente, que solo queda contestar al ejecutivo español con la movilización social como forma de demostrar nuestra más firme oposición y rechazo a esta nueva agresión a Aragón.
Éste es ya el segundo intento de trasvase del Ebro que se ordena desde el gobierno central. El anterior fue suspendido por las intensas lluvias, con lo cual quedó demostrado que no era realmente necesario. Por este motivo ponemos seriamente en duda que esta vez también lo sea, máxime porque no se han puesto en marcha en las zonas solicitantes las suficientes medidas de ahorro en consumo de agua y la priorización de su uso para consumo humano y otros empleos, que podrían hacer no necesario este trasvase.
Consideramos irresponsable la actitud de Iglesias y Biel, actitud que responde a intereses de partido, sin recordar que antes que su militancia política esta su deber con los ciudadanos aragoneses, para con sus votantes. La defensa de Aragón con los hechos, más allá de la fácil verborrea política es algo de lo que carece este equipo de Gobierno, lo que resalta su falta de capacidad para liderar este país.
TA propone que el Gobierno de Aragón busque una amplio apoyo parlamentario para oponerse a este trasvase hídrico, y junto con los agentes sociales, convoque a la sociedad aragonesa a participar masivamente y movilizarse en contra del trasvase, mientras las condiciones que puso la DGA en un principio no sean aceptadas por el ejecutivo español. No es ya una cuestión solamente de solidaridad con los municipios catalanes que han solicitado este trasvase, es una cuestión de reciprocidad para con Aragón, en los criterios de solidaridad con que se trata a los aragoneses desde Madrid.

No hay comentarios: