viernes, 28 de enero de 2011

El 5º ramo.




Esa tarde en mi rostro una lágrima inicio su camino, fue un escape repentino que no pude contener. Me encontró desprevenido y la emoción contenida que como un tesoro guardaba, broto en un segundo y salio  a plena luz. Y no contenta, dichosa lágrima, llamo a sus compañeras para hacer un festival.
Yo que ilusionado a entregar un ramo me acercaba, al ver la sorpresa emocionada de mi primo, ya no se si actué con tino, ni recuerdo lo que con palabras entrecortadas al oído le susurre. Por suerte nuestros ojos hablaron y el silencio se rompió con los compases de un pasodoble que oportunamente inicio la orquesta ....¡¡Olé!!

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Jose Antonio: Recuerda este San Sebastian como un homenaje a tu familia, tu que tanto has hecho por Curico en los momentos tan dificiles que pasasteis y como has hechado pecho para poder sacarlo adelante.
Laspuña, Sobarbe y Aragon estamos orgullosos de ti y siempre estaremos con vosotros.
No es un momento de tristeza, si de emocion pero es un peaueño homenaje a un NAVATERO.
Con un abrazo a todos los tuyos de
Mariano Altemir.

Anónimo dijo...

Que lindo fue ese día...
Te amo papito

Anónimo dijo...

Magdalena Puyalto

viernes, 28 de enero de 2011

El 5º ramo.




Esa tarde en mi rostro una lágrima inicio su camino, fue un escape repentino que no pude contener. Me encontró desprevenido y la emoción contenida que como un tesoro guardaba, broto en un segundo y salio  a plena luz. Y no contenta, dichosa lágrima, llamo a sus compañeras para hacer un festival.
Yo que ilusionado a entregar un ramo me acercaba, al ver la sorpresa emocionada de mi primo, ya no se si actué con tino, ni recuerdo lo que con palabras entrecortadas al oído le susurre. Por suerte nuestros ojos hablaron y el silencio se rompió con los compases de un pasodoble que oportunamente inicio la orquesta ....¡¡Olé!!

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Jose Antonio: Recuerda este San Sebastian como un homenaje a tu familia, tu que tanto has hecho por Curico en los momentos tan dificiles que pasasteis y como has hechado pecho para poder sacarlo adelante.
Laspuña, Sobarbe y Aragon estamos orgullosos de ti y siempre estaremos con vosotros.
No es un momento de tristeza, si de emocion pero es un peaueño homenaje a un NAVATERO.
Con un abrazo a todos los tuyos de
Mariano Altemir.

Anónimo dijo...

Que lindo fue ese día...
Te amo papito

Anónimo dijo...

Magdalena Puyalto