domingo, 8 de julio de 2012

Las nabatas BIC




Zaragoza, 7 jul (EFE).- El departamento de Educación, Universidad, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón ha incoado expediente para declarar (BIC) Bien de Interés Cultural Inmaterial la cultura del transporte fluvial de la madera en Aragón, las llamadas nabatas.
De esta forma, indican fuentes del ejecutivo en una nota, se pretende reconocer y proteger una actividad tradicional que constituye una parte esencial del patrimonio etnológico aragonés y que sigue viva mediante la celebración anual de descensos de nabatas.
Incoado el expediente, se abre un periodo de información pública de un mes para que se puedan presentar alegaciones.
Dentro de ese esfuerzo de protección y promoción el Gobierno de Aragón, a través de la dirección general de Patrimonio Cultural, se ha adherido además al proyecto de candidatura de la cultura del transporte fluvial de la madera para que sea incluida en la lista del Patrimonio Mundial de la Unesco.
Se trata de una candidatura compartida con Navarra, Cataluña y Castilla La Mancha.
El departamento de Educación, Universidad, Cultura y Deporte ha trasladado ya este apoyo al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, como representante oficial ante la Unesco.
Aragón cuenta actualmente con dos bienes de interés cultural inmaterial declarados: la trashumancia y la Contradanza de Cetina, a los que en unos meses se unirá la cultura del transporte fluvial de madera.
Históricamente en Aragón los "nabateros" transportaban la madera de los bosques del Pirineo por el cauce de los ríos hasta Tortosa o Xerta.
Aprovechaban el deshielo "mayenco" para llevar los troncos unidos en plataformas (las llamadas nabatas) hasta el Ebro y a través de él hasta la desembocadura.
Las rutas fluviales de la madera en Aragón han sido tres: la del río Aragón, la del río Gállego y la del río Cinca.
Las últimas nabatas, que se formaban entrelazando los maderos con ramas de sarga trenzada, llegaron a Tortosa en 1949 pero en los años 80 en el Sobrarbe se comenzó a recuperar esta actividad y a organizar descensos por el Cinca, entre Laspuña y Ainsa, que se han ido extendiendo a otros ríos. EFE

No hay comentarios:

domingo, 8 de julio de 2012

Las nabatas BIC




Zaragoza, 7 jul (EFE).- El departamento de Educación, Universidad, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón ha incoado expediente para declarar (BIC) Bien de Interés Cultural Inmaterial la cultura del transporte fluvial de la madera en Aragón, las llamadas nabatas.
De esta forma, indican fuentes del ejecutivo en una nota, se pretende reconocer y proteger una actividad tradicional que constituye una parte esencial del patrimonio etnológico aragonés y que sigue viva mediante la celebración anual de descensos de nabatas.
Incoado el expediente, se abre un periodo de información pública de un mes para que se puedan presentar alegaciones.
Dentro de ese esfuerzo de protección y promoción el Gobierno de Aragón, a través de la dirección general de Patrimonio Cultural, se ha adherido además al proyecto de candidatura de la cultura del transporte fluvial de la madera para que sea incluida en la lista del Patrimonio Mundial de la Unesco.
Se trata de una candidatura compartida con Navarra, Cataluña y Castilla La Mancha.
El departamento de Educación, Universidad, Cultura y Deporte ha trasladado ya este apoyo al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, como representante oficial ante la Unesco.
Aragón cuenta actualmente con dos bienes de interés cultural inmaterial declarados: la trashumancia y la Contradanza de Cetina, a los que en unos meses se unirá la cultura del transporte fluvial de madera.
Históricamente en Aragón los "nabateros" transportaban la madera de los bosques del Pirineo por el cauce de los ríos hasta Tortosa o Xerta.
Aprovechaban el deshielo "mayenco" para llevar los troncos unidos en plataformas (las llamadas nabatas) hasta el Ebro y a través de él hasta la desembocadura.
Las rutas fluviales de la madera en Aragón han sido tres: la del río Aragón, la del río Gállego y la del río Cinca.
Las últimas nabatas, que se formaban entrelazando los maderos con ramas de sarga trenzada, llegaron a Tortosa en 1949 pero en los años 80 en el Sobrarbe se comenzó a recuperar esta actividad y a organizar descensos por el Cinca, entre Laspuña y Ainsa, que se han ido extendiendo a otros ríos. EFE

No hay comentarios: