lunes, 20 de mayo de 2013

Alta asistencia de público

Antonio Castillo Alcalde de Laspuña y Joaquin Betato.Dos Laspuñenses, quintos y nabateros, en el momento de  la ofrenda floral a los nabateros.

La Asociación de Nabateros del Sobrarbe ha celebrado este domingo la vigesimonovena edición del descenso de nabatas por el río Cinca entre las localidades de Laspuña y Aínsa, una tradición que ha recordado el antiguo oficio del transporte fluvial de la madera desde el Sobrarbe hasta la desembocadura del Ebro.
A la localidad de Aínsa han llegado dos nabatas, de dos y tres trampos, mientras que la tercera tras salvar algunas dificultades se ha quedado entre el tramo de Labuerda y Aínsa, sin terminar el descenso. Los Nabateros del Sobrarbe han estado acompañados por los Nabateros del Gállego y de la val de Hecho. Numeroso público ha seguido el desarrollo del descenso, tanto en la salida como la llegada y en los distintos tramos del recorrido.
Colocación en el monumento nabatero de Laspuña de un ramo de flores en recuerdo de todos los nabateros, Misa, almuerzo y descenso de las nabatas han sido los actos celebrados. Los nabateros han vestido trajes típicos, en blanco y negro.
La Comarca de Sobrarbe fue el primer territorio aragonés que impulsó y consiguió que estas plataformas volvieran a descender por un río. Este año, la fiesta de las nabatas ha sido declarada Bien de Interés Cultural Inmaterial. (Fuente: Radio Ainsa) 
Foto J:Puertolas.
Javier Callizo con los Nabateros

1 comentario:

jose antonio sidora dijo...

Felicidades, de nuevo, por el esfuerzo y las ganas en mantener vivas las tradiciones y que las nuevas generaciones sepan comprender como se tenían que jugar sus vidas para poder alimentar a sus familias.
Gracias muchachos(as).

lunes, 20 de mayo de 2013

Alta asistencia de público

Antonio Castillo Alcalde de Laspuña y Joaquin Betato.Dos Laspuñenses, quintos y nabateros, en el momento de  la ofrenda floral a los nabateros.

La Asociación de Nabateros del Sobrarbe ha celebrado este domingo la vigesimonovena edición del descenso de nabatas por el río Cinca entre las localidades de Laspuña y Aínsa, una tradición que ha recordado el antiguo oficio del transporte fluvial de la madera desde el Sobrarbe hasta la desembocadura del Ebro.
A la localidad de Aínsa han llegado dos nabatas, de dos y tres trampos, mientras que la tercera tras salvar algunas dificultades se ha quedado entre el tramo de Labuerda y Aínsa, sin terminar el descenso. Los Nabateros del Sobrarbe han estado acompañados por los Nabateros del Gállego y de la val de Hecho. Numeroso público ha seguido el desarrollo del descenso, tanto en la salida como la llegada y en los distintos tramos del recorrido.
Colocación en el monumento nabatero de Laspuña de un ramo de flores en recuerdo de todos los nabateros, Misa, almuerzo y descenso de las nabatas han sido los actos celebrados. Los nabateros han vestido trajes típicos, en blanco y negro.
La Comarca de Sobrarbe fue el primer territorio aragonés que impulsó y consiguió que estas plataformas volvieran a descender por un río. Este año, la fiesta de las nabatas ha sido declarada Bien de Interés Cultural Inmaterial. (Fuente: Radio Ainsa) 
Foto J:Puertolas.
Javier Callizo con los Nabateros

1 comentario:

jose antonio sidora dijo...

Felicidades, de nuevo, por el esfuerzo y las ganas en mantener vivas las tradiciones y que las nuevas generaciones sepan comprender como se tenían que jugar sus vidas para poder alimentar a sus familias.
Gracias muchachos(as).