domingo, 21 de julio de 2013

Tradizión y benidero (Tradición y futuro)

1911 foto de Lucian Briet
La tradición recoge que en torno al año 530, San Victorián atravesó los Pirineos con un grupo de discípulos a la edad de cincuenta años.
En las proximidades de Laspuña obró un gran milagro, golpeando con su báculo la tierra y haciendo surgir de la fuente que todavía hoy conserva el nombre de Fuensanta
Durante siglos los romeros acudieron a la ermita de la Fuensanta bajo la imploración de "¡Agua, Dios, Victorián!" que formaba parte de las rogativas que se realizaban en el monasterio para que lloviera.
Se trataba de un ritual propiciatorio de gran relevancia en el que aunaban esfuerzos todos los vecinos de un amplio territorio que en ocasiones llegó a aglutinar 74 pueblos del actual Sobrarbe, Ribagorza y Somontano.
En época de sequía, cuatro monjes trasladaban el Arca con las reliquias del santo hasta La Fuensanta. En comitiva les seguían los vecinos de cada pueblo, en un orden concreto preestablecido, portando cada uno la bandera que los identificaba. Al llegar al límite del término, eran recibidos por los vecinos de Laspuña y juntos continuaban la marcha hasta La Fuensanta. Una vez allí sumergían el Arca en la fuente. Si en el camino de retorno al monasterio el Arca pesaba, eso quería decir que las nubes se iban a cargar de agua y llovería. Por el contrario, si el Arca estaba ligera, se predecía una preocupante ausencia de precipitaciones.
En 1619 el Papa prohibió que el Arca fuera sumergida, pero parece ser que el ritual continuó celebrándose cuando era menester.
Si este ritual no había sido efectivo, se procedía a realizar una nueva rogativa en otro lugar emblemático en la vida del santo: La ermita de la Espelunga.


A ermita d'a Fuent Santa d'a Espunya, dita simplement Ermita d'a Fuent/Font Santa en o Sobrarbe (ermita de la Fuensanta u ermita de la Fuente Santa en castellán), ye una ermita que se troba en una faixa a una altaria de 885 m, en as garras d'a Penya Montanyesa, d'entre es lugars d'A Espunya (se troba en o municipio d'éste), Sant Lorient y Araguás.
O nombre d'a ermita, seguntes a tradición, diz que se debe a que Sant Veturián, santo d'oríchen italiano, qui plegó per es arredols allá per l'anyada 478, y pareix que es suyos companyeros y decibles quan facioron una parada en a valle, en o suyo camín ta Araguás, yeban bien asetegatos, y alavez lo santo es trucó tres vegatas con o baculo en a penya, ta fer que en librasen tres churros d'augua per fuerza d'un miraglo y calmar-los asinas.
Dimpués d'este miraglo, a la fuent que b'ha li dicen altrament Fuent d'es Tres Canyos. Lo conchunto el forman la ermita, a fuent y la casa a on gosaba vivir l'ermitano.
A ermita actual ye una edificación de zaguers d'o sieglo XVII, en a qual si se para cuenta, se bi podría leyer a calendata Anno 1681 en a clau de l'arcada d'a puerta. Composata d'una nau unica, con a planta quadrata, y la frontera plana. Uns contrafuertes per os cantos en fan l'aspecto més compacto.
O interior de l'edificio el fayoron de vuelta de canyón que suporta un tipico tellato sobrarbenco de dos faldatas, con losas y volandreras bien pesatas, con bastida de fustas per dintro.
A frontera tien una puerta ubierta con arcada de meyo punto en chos d'un balconet, que corresponde con o coro d'o templo, que sobre ela se bi troba una espadanya d'un solo güello t'a campana.
A Fuent Santa ye, seguntes a falordia d'o suyo orichen, dita d'atras trazas Fuent d'es Tres Canyos, y la obra atual de sillería que la fayón en os zaguers anyos d'o sieglo XVII. A frontera d'a fuent leva fetas mutas inscripcions, asinas como Anno 1692, l'anyada d'a suya construcción.
Enta la fuent ésta se beniba la chent enantes, ta progar per a plebia, fendo una liturchia que consestiba en surtir de Sant Beturián d'Asán, porteyando las reliquias d'o santo en alto. Luego, en a fuent, se ficaba lo cofre en l'augua y diz que si en quitar-lo d'ésta, lo cofre pesaba gauire més (perque ese plegato augua adintro), lo significato yera que heba de pleber en es siguients diyas.



3 comentarios:

Anónimo dijo...

Precioso documento.....zagal! Asī se escribe la historia "haciendo estudios de campo" es decir pateándote los lugares y dando testimimoio de lo que allí dice. Guapísima Candela !!!!Un abrazo
Mingo

jose a. sidora dijo...

Felicitaciones señor investigador. Quizás falto decir que, por causa de la no existencia de la luz artificial, los moradores de la ermita se sumaban cada 9 meses.(esto ultimo es broma, pero me acordé del Santero)

Sobrarbenses dijo...

Muy chulo el texto y el vídeo está super majo.

domingo, 21 de julio de 2013

Tradizión y benidero (Tradición y futuro)

1911 foto de Lucian Briet
La tradición recoge que en torno al año 530, San Victorián atravesó los Pirineos con un grupo de discípulos a la edad de cincuenta años.
En las proximidades de Laspuña obró un gran milagro, golpeando con su báculo la tierra y haciendo surgir de la fuente que todavía hoy conserva el nombre de Fuensanta
Durante siglos los romeros acudieron a la ermita de la Fuensanta bajo la imploración de "¡Agua, Dios, Victorián!" que formaba parte de las rogativas que se realizaban en el monasterio para que lloviera.
Se trataba de un ritual propiciatorio de gran relevancia en el que aunaban esfuerzos todos los vecinos de un amplio territorio que en ocasiones llegó a aglutinar 74 pueblos del actual Sobrarbe, Ribagorza y Somontano.
En época de sequía, cuatro monjes trasladaban el Arca con las reliquias del santo hasta La Fuensanta. En comitiva les seguían los vecinos de cada pueblo, en un orden concreto preestablecido, portando cada uno la bandera que los identificaba. Al llegar al límite del término, eran recibidos por los vecinos de Laspuña y juntos continuaban la marcha hasta La Fuensanta. Una vez allí sumergían el Arca en la fuente. Si en el camino de retorno al monasterio el Arca pesaba, eso quería decir que las nubes se iban a cargar de agua y llovería. Por el contrario, si el Arca estaba ligera, se predecía una preocupante ausencia de precipitaciones.
En 1619 el Papa prohibió que el Arca fuera sumergida, pero parece ser que el ritual continuó celebrándose cuando era menester.
Si este ritual no había sido efectivo, se procedía a realizar una nueva rogativa en otro lugar emblemático en la vida del santo: La ermita de la Espelunga.


A ermita d'a Fuent Santa d'a Espunya, dita simplement Ermita d'a Fuent/Font Santa en o Sobrarbe (ermita de la Fuensanta u ermita de la Fuente Santa en castellán), ye una ermita que se troba en una faixa a una altaria de 885 m, en as garras d'a Penya Montanyesa, d'entre es lugars d'A Espunya (se troba en o municipio d'éste), Sant Lorient y Araguás.
O nombre d'a ermita, seguntes a tradición, diz que se debe a que Sant Veturián, santo d'oríchen italiano, qui plegó per es arredols allá per l'anyada 478, y pareix que es suyos companyeros y decibles quan facioron una parada en a valle, en o suyo camín ta Araguás, yeban bien asetegatos, y alavez lo santo es trucó tres vegatas con o baculo en a penya, ta fer que en librasen tres churros d'augua per fuerza d'un miraglo y calmar-los asinas.
Dimpués d'este miraglo, a la fuent que b'ha li dicen altrament Fuent d'es Tres Canyos. Lo conchunto el forman la ermita, a fuent y la casa a on gosaba vivir l'ermitano.
A ermita actual ye una edificación de zaguers d'o sieglo XVII, en a qual si se para cuenta, se bi podría leyer a calendata Anno 1681 en a clau de l'arcada d'a puerta. Composata d'una nau unica, con a planta quadrata, y la frontera plana. Uns contrafuertes per os cantos en fan l'aspecto més compacto.
O interior de l'edificio el fayoron de vuelta de canyón que suporta un tipico tellato sobrarbenco de dos faldatas, con losas y volandreras bien pesatas, con bastida de fustas per dintro.
A frontera tien una puerta ubierta con arcada de meyo punto en chos d'un balconet, que corresponde con o coro d'o templo, que sobre ela se bi troba una espadanya d'un solo güello t'a campana.
A Fuent Santa ye, seguntes a falordia d'o suyo orichen, dita d'atras trazas Fuent d'es Tres Canyos, y la obra atual de sillería que la fayón en os zaguers anyos d'o sieglo XVII. A frontera d'a fuent leva fetas mutas inscripcions, asinas como Anno 1692, l'anyada d'a suya construcción.
Enta la fuent ésta se beniba la chent enantes, ta progar per a plebia, fendo una liturchia que consestiba en surtir de Sant Beturián d'Asán, porteyando las reliquias d'o santo en alto. Luego, en a fuent, se ficaba lo cofre en l'augua y diz que si en quitar-lo d'ésta, lo cofre pesaba gauire més (perque ese plegato augua adintro), lo significato yera que heba de pleber en es siguients diyas.



3 comentarios:

Anónimo dijo...

Precioso documento.....zagal! Asī se escribe la historia "haciendo estudios de campo" es decir pateándote los lugares y dando testimimoio de lo que allí dice. Guapísima Candela !!!!Un abrazo
Mingo

jose a. sidora dijo...

Felicitaciones señor investigador. Quizás falto decir que, por causa de la no existencia de la luz artificial, los moradores de la ermita se sumaban cada 9 meses.(esto ultimo es broma, pero me acordé del Santero)

Sobrarbenses dijo...

Muy chulo el texto y el vídeo está super majo.