domingo, 23 de febrero de 2014

LOS NIÑOS INQUIETOS DEL CINCA-CINQUETA



LOS NIÑOS INQUIETOS DEL CINCA-CINQUETA
El proyecto denominado “La clica del CRA Cinca-Cinqueta”, que dirige Javier Vispe en las escuelas de Bielsa, Gistaín (Chistén), Laspuña (A Espuña), Plan, San Juan de Plan (San Chuan de Plan) y Saravillo, acaba de ser distinguido con la ‘Siñal Espiello Chicorrón’, una mención con la que “Espiello, XII Festival Internacional de Documental Etnográfico de Sobrarbe” reconoce a una persona o colectivo por el trabajo desempeñado en el campo de la alfabetización audiovisual, la investigación y el trabajo de campo etnográfico con niños y jóvenes”.
Javier Vispe ideó un blog que, en su primer año, fue bautizado con el nombre de ‘La clica de L’ Aínsa’ ya que su primer destino fue el Colegio Asunción Pañart de Aínsa. “En el curso 2010-11 pasé a formar parte del CRA Cinca-Cinqueta de Plan, y consecuentemente, tocó cambiar el nombre del blog. Fue en ese momento cuando comencé el proyecto de los cortometrajes con los niños. Me pareció que este nombre seguiría funcionando igual de bien”.
Respecto a la acepción de “la clica”, Javier Vispe apunta que “la clica” en aragonés significa una pandilla de niños inquietos y divertidos, justo el espíritu que me gustaría transmitir a los niños en mis clases, con ganas de aprender más allá del espacio aula”.
Este año Javier Vispe imparte clase de aragonés a setenta y un alumnos de educación Primaria e Infantil, cifra que representa el setenta por ciento de los alumnos de este Colegio Rural Agrupado (CRA), “una muy buena cifra para una materia que no tiene ninguna consideración académica para la Administración y que en Primaria se imparte fuera del horario escolar”.
El mundo tecnológico, audiovisual e interactivo resulta más atractivo para los niños a la hora de aprender cualquier cosa a través de estos medios. “Les resulta algo natural, han nacido con ello y las posibilidades que nos ofrece la tecnología en el aula son casi infinitas. Tanto es así, que en el mundo educativo aún tardaremos años en asimilarlo. Es difícil dar el salto del papel como soporte exclusivo de nuestra enseñanza a los nuevos formatos. Sin embargo, debemos evolucionar, porque la sociedad en la que vivirán nuestros alumnos no será de papel, será completamente digital. A saber si incluso el recurso del cine que hemos usado, pueda ser significativo para ellos dentro de unos años...”.
La línea de trabajo a través del cine resulta “muy provechosa para los alumnos, ya que se motivan contando sus propias historias y terminan siendo los protagonistas de su aprendizaje. Realizar vídeos en aragonés es una actividad que conlleva mucho tiempo, incluso fuera de clase”.
A esta mención especial que el Festival Espiello les acaba de conceder y que recogerán el próximo mes de abril en Boltaña hay que sumar otros reconocimientos. “Me ha sorprendido mucho la repercusión obtenida a lo largo de estos años. Hablamos de un proyecto que intenta enseñar, conservar y promover una lengua muy minoritaria, desconocida incluso para los propios aragoneses y en extremo peligro de desaparición. Sin embargo, los cortometrajes de los niños han sido finalistas en la sección escolar del Festival de Cine de de Zaragoza, en el Festival de Cine de La Almunia (Fescila) y ganadores del Paseo Project Mini otorgado por la Fundación Zaragoza Ciudad del Conocimiento. Si uno se para a pensar detenidamente, este último galardón hizo que los vídeos de seis pequeñas escuelas del Pirineo oscense tuvieran su hueco en el Ars Electrónica, el festival de arte digital más importante del mundo. Ver que gente que nunca haya sabido de la existencia del aragonés, apuesten por darle esa visibilidad hace que a uno le entre el vértigo de lo que ha conseguido. Y si a eso le unes la sonrisa de los críos en clase cuando les llega la noticia, no se puede pedir más”.
Javier Vispe ve estos éxitos como “una ventana al exterior, para hacernos oir y ver. El aragonés ha quedado reducido a una comunidad muy minoritaria, en ocasiones endogámica y mal avenida, en ocasiones sin autoestima para darle el valor que tiene. Es una lengua transmisora de nuestra cultura, de maneras de vivir y de formas de ver el mundo. Los premios –creo- pueden servir para darle ese valor que se le quitó hace muchos años”.
Al igual que en otras ediciones de Espiello, La clica del CRA Cinca-Cinqueta presentará los cortos realizados en clase dentro de la Sección Cachimalla, destinada al público infantil. “No son documentales, sino más bien historias ideadas en mayor o menor medida por los niños. Puede ocurrir cualquier cosa, porque esa es la intención, que tengan libertad creativa y desarrollen su imaginación. De documental etnográfico no tendrán mucho, pero sí que permite a los niños investigar sobre la lengua que ha transmitido la cultura de sus pueblos hasta hoy”.

Fuente: www.diariodelaltoaragon.es y http://aclica.wordpress.com/
Publicado por Ligallo de Fablans de Zaragoza 

No hay comentarios:

domingo, 23 de febrero de 2014

LOS NIÑOS INQUIETOS DEL CINCA-CINQUETA



LOS NIÑOS INQUIETOS DEL CINCA-CINQUETA
El proyecto denominado “La clica del CRA Cinca-Cinqueta”, que dirige Javier Vispe en las escuelas de Bielsa, Gistaín (Chistén), Laspuña (A Espuña), Plan, San Juan de Plan (San Chuan de Plan) y Saravillo, acaba de ser distinguido con la ‘Siñal Espiello Chicorrón’, una mención con la que “Espiello, XII Festival Internacional de Documental Etnográfico de Sobrarbe” reconoce a una persona o colectivo por el trabajo desempeñado en el campo de la alfabetización audiovisual, la investigación y el trabajo de campo etnográfico con niños y jóvenes”.
Javier Vispe ideó un blog que, en su primer año, fue bautizado con el nombre de ‘La clica de L’ Aínsa’ ya que su primer destino fue el Colegio Asunción Pañart de Aínsa. “En el curso 2010-11 pasé a formar parte del CRA Cinca-Cinqueta de Plan, y consecuentemente, tocó cambiar el nombre del blog. Fue en ese momento cuando comencé el proyecto de los cortometrajes con los niños. Me pareció que este nombre seguiría funcionando igual de bien”.
Respecto a la acepción de “la clica”, Javier Vispe apunta que “la clica” en aragonés significa una pandilla de niños inquietos y divertidos, justo el espíritu que me gustaría transmitir a los niños en mis clases, con ganas de aprender más allá del espacio aula”.
Este año Javier Vispe imparte clase de aragonés a setenta y un alumnos de educación Primaria e Infantil, cifra que representa el setenta por ciento de los alumnos de este Colegio Rural Agrupado (CRA), “una muy buena cifra para una materia que no tiene ninguna consideración académica para la Administración y que en Primaria se imparte fuera del horario escolar”.
El mundo tecnológico, audiovisual e interactivo resulta más atractivo para los niños a la hora de aprender cualquier cosa a través de estos medios. “Les resulta algo natural, han nacido con ello y las posibilidades que nos ofrece la tecnología en el aula son casi infinitas. Tanto es así, que en el mundo educativo aún tardaremos años en asimilarlo. Es difícil dar el salto del papel como soporte exclusivo de nuestra enseñanza a los nuevos formatos. Sin embargo, debemos evolucionar, porque la sociedad en la que vivirán nuestros alumnos no será de papel, será completamente digital. A saber si incluso el recurso del cine que hemos usado, pueda ser significativo para ellos dentro de unos años...”.
La línea de trabajo a través del cine resulta “muy provechosa para los alumnos, ya que se motivan contando sus propias historias y terminan siendo los protagonistas de su aprendizaje. Realizar vídeos en aragonés es una actividad que conlleva mucho tiempo, incluso fuera de clase”.
A esta mención especial que el Festival Espiello les acaba de conceder y que recogerán el próximo mes de abril en Boltaña hay que sumar otros reconocimientos. “Me ha sorprendido mucho la repercusión obtenida a lo largo de estos años. Hablamos de un proyecto que intenta enseñar, conservar y promover una lengua muy minoritaria, desconocida incluso para los propios aragoneses y en extremo peligro de desaparición. Sin embargo, los cortometrajes de los niños han sido finalistas en la sección escolar del Festival de Cine de de Zaragoza, en el Festival de Cine de La Almunia (Fescila) y ganadores del Paseo Project Mini otorgado por la Fundación Zaragoza Ciudad del Conocimiento. Si uno se para a pensar detenidamente, este último galardón hizo que los vídeos de seis pequeñas escuelas del Pirineo oscense tuvieran su hueco en el Ars Electrónica, el festival de arte digital más importante del mundo. Ver que gente que nunca haya sabido de la existencia del aragonés, apuesten por darle esa visibilidad hace que a uno le entre el vértigo de lo que ha conseguido. Y si a eso le unes la sonrisa de los críos en clase cuando les llega la noticia, no se puede pedir más”.
Javier Vispe ve estos éxitos como “una ventana al exterior, para hacernos oir y ver. El aragonés ha quedado reducido a una comunidad muy minoritaria, en ocasiones endogámica y mal avenida, en ocasiones sin autoestima para darle el valor que tiene. Es una lengua transmisora de nuestra cultura, de maneras de vivir y de formas de ver el mundo. Los premios –creo- pueden servir para darle ese valor que se le quitó hace muchos años”.
Al igual que en otras ediciones de Espiello, La clica del CRA Cinca-Cinqueta presentará los cortos realizados en clase dentro de la Sección Cachimalla, destinada al público infantil. “No son documentales, sino más bien historias ideadas en mayor o menor medida por los niños. Puede ocurrir cualquier cosa, porque esa es la intención, que tengan libertad creativa y desarrollen su imaginación. De documental etnográfico no tendrán mucho, pero sí que permite a los niños investigar sobre la lengua que ha transmitido la cultura de sus pueblos hasta hoy”.

Fuente: www.diariodelaltoaragon.es y http://aclica.wordpress.com/
Publicado por Ligallo de Fablans de Zaragoza 

No hay comentarios: