martes, 1 de septiembre de 2015

Huesca también tiene playa

Noticia del Heraldo.es/Rosa Calvo
Los ríos Cinca, Ésera y Ara cuentan hasta con 12 tramos acondicionados para el baño y poder tomar el sol en la orilla.

Sin tener que pelear por un hueco para colocar la sombrilla, ni soportar a los vendedores de refrescos, y con el agua bastante más fría y limpia, la provincia de Huesca ofrece una alternativa perfecta para aquellos a los que les gusta tumbarse en la toalla con los pies en el agua, pero apuestan por la tranquilidad y por temperaturas más moderadas. Esta combinación la ofrecen los doce tramos acondicionados por la Diputación Provincial de Huesca (DPH) en varios ríos y que suponen un atractivo más dentro de la oferta paisajista de la zona.

La iniciativa se puso en marcha en el año 2012, dentro del convenio firmado por el Gobierno de Aragón para la extensión de los beneficios de la Expo de Zaragoza, y cada año desde la DPH se busca incrementar el número de estos espacios, así como mejorar sus condiciones, para que continúen fieles al nombre bajo el que se enmarcó el proyecto, 'Ríos con magia'.

En los lugares seleccionados se llevaron a cabo actuaciones con un mínimo impacto medioambiental y que respetaran las dinámicas fluviales, pero que mejoraran las opciones de acceso a la zona y el descanso de posibles visitantes. Además, algunos de estos puntos son utilizado por las empresas de deportes de aventura como puntos de salida y llegada de actividades como rafting, 'hidrospeed' o piragüas.

El Ara, Ésera y Cinca han sido los ríos elegidos para este proyecto, siendo este último el que cuenta con una mayor cantidad de puntos acondicionados para el recreo, con un total de siete, desde el Hospital de Tella hasta el puente de Laspuña, en las riberas de la carretera A-138.

Entre estos espacios fluviales uno de los más frecuentados es la gorga de Boltaña, que se podría considerar como una piscina natural que forma el río Ara a su paso por la localidad de la que toma su nombre. Además de acondicionar su acceso, en la zona se han instalado diversos paneles que presentan información sobre aspectos como la calidad de las aguas, la historia del rio, la flora y la fauna del entorno y diversos consejos y recomendaciones.

También tiene especial encanto la zona de la chopera de Broto, también en el río Ara, ya que a su paso por esta localidad, en su orilla se encuentra una pequeña chopera de unos 1.200 metros cuadrados, en la que se ha provisto de varias mesas de picnic y bancos de madera.

Completa la oferta del Río Ara la gorga del Cura en Fiscal, y en el Ésera encontramos la gorga y la playa fluvial de Perrarúa y la gorga de Besians. En el río Cinca estos puntos se reparten entre los kilómetros 59 y 63 de la A-138 Aínsa-Francia.

1 comentario:

Sobrarbenses dijo...

Tristes son las nulas actuaciones en el río Ara, cosa contraria en el Cinca. Y no sólo eso, en algunos lugares donde existen pasos naturales para acudir a los ríos, pozas y "playas" está prohibido el acceder con el coche por las antiguas carreteras o caminos (hablo del río Ara). No se puede ir a los ríos con los vehículos, no se puede circular por carreteras de acceso secundarias, etc. Una verdadera vergüenza.

martes, 1 de septiembre de 2015

Huesca también tiene playa

Noticia del Heraldo.es/Rosa Calvo
Los ríos Cinca, Ésera y Ara cuentan hasta con 12 tramos acondicionados para el baño y poder tomar el sol en la orilla.

Sin tener que pelear por un hueco para colocar la sombrilla, ni soportar a los vendedores de refrescos, y con el agua bastante más fría y limpia, la provincia de Huesca ofrece una alternativa perfecta para aquellos a los que les gusta tumbarse en la toalla con los pies en el agua, pero apuestan por la tranquilidad y por temperaturas más moderadas. Esta combinación la ofrecen los doce tramos acondicionados por la Diputación Provincial de Huesca (DPH) en varios ríos y que suponen un atractivo más dentro de la oferta paisajista de la zona.

La iniciativa se puso en marcha en el año 2012, dentro del convenio firmado por el Gobierno de Aragón para la extensión de los beneficios de la Expo de Zaragoza, y cada año desde la DPH se busca incrementar el número de estos espacios, así como mejorar sus condiciones, para que continúen fieles al nombre bajo el que se enmarcó el proyecto, 'Ríos con magia'.

En los lugares seleccionados se llevaron a cabo actuaciones con un mínimo impacto medioambiental y que respetaran las dinámicas fluviales, pero que mejoraran las opciones de acceso a la zona y el descanso de posibles visitantes. Además, algunos de estos puntos son utilizado por las empresas de deportes de aventura como puntos de salida y llegada de actividades como rafting, 'hidrospeed' o piragüas.

El Ara, Ésera y Cinca han sido los ríos elegidos para este proyecto, siendo este último el que cuenta con una mayor cantidad de puntos acondicionados para el recreo, con un total de siete, desde el Hospital de Tella hasta el puente de Laspuña, en las riberas de la carretera A-138.

Entre estos espacios fluviales uno de los más frecuentados es la gorga de Boltaña, que se podría considerar como una piscina natural que forma el río Ara a su paso por la localidad de la que toma su nombre. Además de acondicionar su acceso, en la zona se han instalado diversos paneles que presentan información sobre aspectos como la calidad de las aguas, la historia del rio, la flora y la fauna del entorno y diversos consejos y recomendaciones.

También tiene especial encanto la zona de la chopera de Broto, también en el río Ara, ya que a su paso por esta localidad, en su orilla se encuentra una pequeña chopera de unos 1.200 metros cuadrados, en la que se ha provisto de varias mesas de picnic y bancos de madera.

Completa la oferta del Río Ara la gorga del Cura en Fiscal, y en el Ésera encontramos la gorga y la playa fluvial de Perrarúa y la gorga de Besians. En el río Cinca estos puntos se reparten entre los kilómetros 59 y 63 de la A-138 Aínsa-Francia.

1 comentario:

Sobrarbenses dijo...

Tristes son las nulas actuaciones en el río Ara, cosa contraria en el Cinca. Y no sólo eso, en algunos lugares donde existen pasos naturales para acudir a los ríos, pozas y "playas" está prohibido el acceder con el coche por las antiguas carreteras o caminos (hablo del río Ara). No se puede ir a los ríos con los vehículos, no se puede circular por carreteras de acceso secundarias, etc. Una verdadera vergüenza.