lunes, 10 de abril de 2017

Adiós Serrato Batalla 1835

Imagen de http://jaguarlex.blogspot.com.es
"A primeros de agosto de 1835, el general carlista Guergué entra en el Altoaragón en dirección a Cataluña. El día 5 de septiembre, cumplida la misión que le ha llevado al Principado, Guergué toma el camino de regreso a Navarra pero al llegar al Cinca se encuentra con que no puede vadearlo por estar crecido, lo que unido a la presencia en la zona de tropas liberales le obliga a retornar a Cataluña.
Esta decisión no cae bien entre algunos navarros que deseosos de regresar a sus casas desertan para intentar llegar pos sí mismos a su destino. Un grupo de unos doscientos soldados carlistas desertores, remonta el Ésera para llegar al valle de Gistaín y posteriormente a Tella, donde se divide en dos partes; una de las cuales se dirige a Bielsa, donde tiene un encuentro con los milicianos urbanos
de esa villa, cayendo algunos carlistas prisioneros y el resto se encamina hacia el Hospital de Bielsa, donde vuelven a dividirse, entrando unos en Francia, siendo hechos prisioneros y desarmados por las tropas francesas y siguiendo los otros hacia Monte Perdido y las Tres Sorores, montañas que atraviesan tras múltiples penalidades para llegar a Bujaruelo donde son detenidos por los milicianos urbanos del Valle de Broto, al mando del comandante Castilla. El otro grupo que se ha separado en Tella se dirige hacia Puértolas y al llegar a Bestué se encuentra con una columna de la Milicia Urbana de Boltaña mandada por su alcalde mayor, el licenciado Pedro José Abad y Escudero, que hace prisionero a todo el grupo carlista.
Días después, otro grupo de carlistas descendiendo al valle de Bardají, vadea el Ésera y tras contornear el pico de Cotiella por Viú, llega finalmente a Laspuña donde mantiene un tiroteo con los milicianos urbanos del pueblo, y rechazados, se dirigen a San Victorián, pero viendo imposible la defensa, bajan a Toledo Bajo donde se entregan a las autoridades liberales." (RAMÓN GUIRAO LARRAÑAGA-El agitado siglo XIX español en Sobrarbe).

Cuenta la tradición oral  que fue en la partida de Serrato Batalla donde los milicianos de Laspuña y Ceresa tendieron la emboscada al grupo de desertores Carlistas.

“Adios Triste Santa Mela
Adiós Serrato Batalla
Adiós vueltas de San Quilez
Que me'n voy ta la Collada”

No hay comentarios:

lunes, 10 de abril de 2017

Adiós Serrato Batalla 1835

Imagen de http://jaguarlex.blogspot.com.es
"A primeros de agosto de 1835, el general carlista Guergué entra en el Altoaragón en dirección a Cataluña. El día 5 de septiembre, cumplida la misión que le ha llevado al Principado, Guergué toma el camino de regreso a Navarra pero al llegar al Cinca se encuentra con que no puede vadearlo por estar crecido, lo que unido a la presencia en la zona de tropas liberales le obliga a retornar a Cataluña.
Esta decisión no cae bien entre algunos navarros que deseosos de regresar a sus casas desertan para intentar llegar pos sí mismos a su destino. Un grupo de unos doscientos soldados carlistas desertores, remonta el Ésera para llegar al valle de Gistaín y posteriormente a Tella, donde se divide en dos partes; una de las cuales se dirige a Bielsa, donde tiene un encuentro con los milicianos urbanos
de esa villa, cayendo algunos carlistas prisioneros y el resto se encamina hacia el Hospital de Bielsa, donde vuelven a dividirse, entrando unos en Francia, siendo hechos prisioneros y desarmados por las tropas francesas y siguiendo los otros hacia Monte Perdido y las Tres Sorores, montañas que atraviesan tras múltiples penalidades para llegar a Bujaruelo donde son detenidos por los milicianos urbanos del Valle de Broto, al mando del comandante Castilla. El otro grupo que se ha separado en Tella se dirige hacia Puértolas y al llegar a Bestué se encuentra con una columna de la Milicia Urbana de Boltaña mandada por su alcalde mayor, el licenciado Pedro José Abad y Escudero, que hace prisionero a todo el grupo carlista.
Días después, otro grupo de carlistas descendiendo al valle de Bardají, vadea el Ésera y tras contornear el pico de Cotiella por Viú, llega finalmente a Laspuña donde mantiene un tiroteo con los milicianos urbanos del pueblo, y rechazados, se dirigen a San Victorián, pero viendo imposible la defensa, bajan a Toledo Bajo donde se entregan a las autoridades liberales." (RAMÓN GUIRAO LARRAÑAGA-El agitado siglo XIX español en Sobrarbe).

Cuenta la tradición oral  que fue en la partida de Serrato Batalla donde los milicianos de Laspuña y Ceresa tendieron la emboscada al grupo de desertores Carlistas.

“Adios Triste Santa Mela
Adiós Serrato Batalla
Adiós vueltas de San Quilez
Que me'n voy ta la Collada”

No hay comentarios: