lunes, 21 de junio de 2010

Humor con peluquin...




Dionisio Rodríguez Martín (c.1949 Madrid (Retiro) - ), más conocido como "El Dioni", es un ex-vigilante de seguridad español que robó un furgón blindado de la empresa "Candi S.A.", en la que trabajaba, con 298 millones de pesetas.
Comenzó su vida laboral a los 14 años. Entro a trabajar en la empresa Candi, llegando a conseguir el puesto de guardaespaldas. Protegió entre otros a Miguel Durán, Director General de la ONCE; a Alfonso Escámez, Presidente del Banco Central;y a Eugenio Marín, director General de CEPSA. El jefe de personal de la empresa decidió degradarlo a conductor sin explicaciones, lo que provocó en el Dioni un gran malestar, que lo llevaría a tomar la decisión de perpetrar el robo.
El 28 de julio de 1989, siendo el jefe de la custodia de un furgón, aprovechó a las 19:20 la ausencia de sus dos compañeros para ponerse al volante y llevárselo hasta su coche, donde colocó las sacas de dinero. En su huida El Dioni asegura que entregó parte del dinero (del que dice no ha vuelto a saber) a tres amigos y posteriormente viajó a Brasil. Allí cambió de imagen, colocándose un peluquín y vivió por todo lo alto. El 19 de septiembre de 1989 fue detenido por la policía brasileña, pasando diez meses encarcelado hasta que se produjo su extradición a España donde cumpliría el resto de la condena. Salió de la cárcel en mayo de 1995 con libertad condicional, tras cumplir tres cuartas partes de la pena de tres años y cuatro meses que le habían impuesto. Del botín solo se recuperaron 175 millones.
El delito provocó la bancarrota de la empresa Candi, llevándola a su desaparición.

No hay comentarios:

lunes, 21 de junio de 2010

Humor con peluquin...




Dionisio Rodríguez Martín (c.1949 Madrid (Retiro) - ), más conocido como "El Dioni", es un ex-vigilante de seguridad español que robó un furgón blindado de la empresa "Candi S.A.", en la que trabajaba, con 298 millones de pesetas.
Comenzó su vida laboral a los 14 años. Entro a trabajar en la empresa Candi, llegando a conseguir el puesto de guardaespaldas. Protegió entre otros a Miguel Durán, Director General de la ONCE; a Alfonso Escámez, Presidente del Banco Central;y a Eugenio Marín, director General de CEPSA. El jefe de personal de la empresa decidió degradarlo a conductor sin explicaciones, lo que provocó en el Dioni un gran malestar, que lo llevaría a tomar la decisión de perpetrar el robo.
El 28 de julio de 1989, siendo el jefe de la custodia de un furgón, aprovechó a las 19:20 la ausencia de sus dos compañeros para ponerse al volante y llevárselo hasta su coche, donde colocó las sacas de dinero. En su huida El Dioni asegura que entregó parte del dinero (del que dice no ha vuelto a saber) a tres amigos y posteriormente viajó a Brasil. Allí cambió de imagen, colocándose un peluquín y vivió por todo lo alto. El 19 de septiembre de 1989 fue detenido por la policía brasileña, pasando diez meses encarcelado hasta que se produjo su extradición a España donde cumpliría el resto de la condena. Salió de la cárcel en mayo de 1995 con libertad condicional, tras cumplir tres cuartas partes de la pena de tres años y cuatro meses que le habían impuesto. Del botín solo se recuperaron 175 millones.
El delito provocó la bancarrota de la empresa Candi, llevándola a su desaparición.

No hay comentarios: