jueves, 29 de noviembre de 2012

Retina de artista


No sé que tendrán los Pirineos ni que efectos secundarios provocara la Peña Montañesa en la retina de la gente de Laspuña. Pero son muchas las personas que se ven obligadas por una fuerza del subconsciente a expresar de una forma artística las imágenes que nos muestra nuestra tierra.
Una de ellas es Helena Muñoz Argón, esos duendes del pirineo artístico que corren por sus venas se plasman en sus fotografías ya desde su infancia. Con una formación autodidacta reforzada por sus estudios  de técnico de laboratorio fotográfico y grado superior de Imagen, no deja de sorprendernos cada vez que vemos algo de su obra. Ya lleva en su mochila, y eso que es joven, la participación de varios concursos fotográficos y algunos premios conseguidos. Uno de los que más ilusión le hizo fue el primer premio de fotografía del Valle de Vio.
Ella plasma en sus fotografías lo que el paisaje le brinda, sin trampa ni cartón, sin retoques ni deconstrucciones de la imagen como si fuera un plato de la cocina vanguardista. Para ella la luz y el color son los ingredientes necesarios para que “el pan tenga sabor a leña”.
Pero sin más preámbulos aquí os dejo con algunas de sus fotografías.




1 comentario:

y_olite dijo...

Que hermosura, ya podía exponer en Laspuña para poder verlas mejor.
Que suerte tener tanto talento!

jueves, 29 de noviembre de 2012

Retina de artista


No sé que tendrán los Pirineos ni que efectos secundarios provocara la Peña Montañesa en la retina de la gente de Laspuña. Pero son muchas las personas que se ven obligadas por una fuerza del subconsciente a expresar de una forma artística las imágenes que nos muestra nuestra tierra.
Una de ellas es Helena Muñoz Argón, esos duendes del pirineo artístico que corren por sus venas se plasman en sus fotografías ya desde su infancia. Con una formación autodidacta reforzada por sus estudios  de técnico de laboratorio fotográfico y grado superior de Imagen, no deja de sorprendernos cada vez que vemos algo de su obra. Ya lleva en su mochila, y eso que es joven, la participación de varios concursos fotográficos y algunos premios conseguidos. Uno de los que más ilusión le hizo fue el primer premio de fotografía del Valle de Vio.
Ella plasma en sus fotografías lo que el paisaje le brinda, sin trampa ni cartón, sin retoques ni deconstrucciones de la imagen como si fuera un plato de la cocina vanguardista. Para ella la luz y el color son los ingredientes necesarios para que “el pan tenga sabor a leña”.
Pero sin más preámbulos aquí os dejo con algunas de sus fotografías.




1 comentario:

y_olite dijo...

Que hermosura, ya podía exponer en Laspuña para poder verlas mejor.
Que suerte tener tanto talento!