martes, 18 de junio de 2013

.Sigue activo el Plan de Emergencias

Susto en el Esera, afortunadamente la persona pudo asirse a un cable .
El Gobierno de Aragón mantiene activado el Plan de Emergencias por las inundaciones registradas en Castejón de Sos y Benasque tras la crecida del río Ésera, a consecuencia del deshielo y de las lluvias torrenciales caídas en las últimas horas.
En estos momentos, la incidencia que ocupa a los servicios de Protección Civil es la crecida del río Ésera a su paso por Castejón y Benasque.
Los accesos al municipio de Benasque se encuentran cortados. Asimismo está cortada la carretera A-139 entre Castejón de Sos y Benasque; la N-260, a su paso por Campo, y la CV-917 entre Salvatierra de Esca y Lorbes.
En Benasque se han desalojado varios edificios de viviendas. Sus ocupantes han sido realojados en el pabellón municipal y en domicilios de familiares.
En Castejón de Sos ha sido desalojado el Camping Alto Ésera. Sus ocupantes han sido trasladados al Centro Cultural del municipio. Asimismo se han desalojado el colegio y la gasolinera por su proximidad al río.
Por otra parte se ha desalojado el refugio de Pineta y varias casas próximas a la ribera del río Ésera, en la localidad de Eriste.
Una decena de personas que se encontraban realizando acampada libre entre Benasque y Llanos del Hospital están aisladas, a la espera de que baje el nivel de las aguas o que sean evacuadas por Protección Civil y Bomberos.
El consejero de Política Territorial e Interior del Gobierno aragonés, Antonio Suárez, ha manifestado que "ha habido algunos problemas por desbordamientos en algunos puntos del río Esera. Hay algunos edificios desalojados".
Ha agregado que "los municipios que más están sufriendo las consecuencias son Castejón de Sos y Benasque. En Castejón se ha desalojado el colegio, la gasolinera, el camping y el centro cultural. En el caso de Benasque, el problema es que los accesos al municipio están cortados al municipio y se han desalojado algunos edificios, cuyos vecinos han sido trasladados al pabellón municipal".
Alerta naranja
Las predicciones meteorológicas señalan que se va a mantener la alerta naranja, aunque la tendencia es a que haya una disminución de la intensidad de las lluvias. Esta predicción no debe hacer descuidar la atención y tener presente las medidas de autoprotección que desde Protección Civil se recomiendan.
Así, Protección Civil ha recomendado informarse sobre el nivel de riego del municipio y si el lugar donde en que vive o trabaja es una zona inundable o se encuentra en cauce seco por el que pueda baja una riada.
Para evitar contaminaciones hay que colocar los productos tóxicos fuera del alcance del agua. Si la vivienda puede llegar a inundarse es conveniente resguardar los objetos de valor y los documentos personales en puntos elevados de la vivienda. Se recomienda localizar los puntos más altos de la zona en que se encuentre para dirigirse a ellos en caso de riada.
Durante la emergencia, a través de la prensa y emisoras de radio o televisión se notificará la situación de preemergencia. A partir de ese momento, hay que mantenerse informado sobre la evolución de la situación.
No descender a lugares bajos, no colapsar las líneas telefónicas, prepararse para abandonar la vivienda si la situación lo requiere. En este caso, desconectar la electricidad, el gas y el agua así como cerrar y asegurar las puertas y accesos.
Los automovilistas han de usar el vehículo sólo si es absolutamente imprescindible; informarse del estado de las carreteras antes de iniciar el viaje; si existen problemas de visibilidad a causa de la lluvia, detenerse en el arcén y señalar la posición; no estacionar a la orilla de los ríos o cauces de barrancos, ramblas, torrentes y sus puentes ni cerca de ellos; no intentar cruzar un vado, lugar inundado o puente que ofrezca dudas de resistencia.

No hay comentarios:

martes, 18 de junio de 2013

.Sigue activo el Plan de Emergencias

Susto en el Esera, afortunadamente la persona pudo asirse a un cable .
El Gobierno de Aragón mantiene activado el Plan de Emergencias por las inundaciones registradas en Castejón de Sos y Benasque tras la crecida del río Ésera, a consecuencia del deshielo y de las lluvias torrenciales caídas en las últimas horas.
En estos momentos, la incidencia que ocupa a los servicios de Protección Civil es la crecida del río Ésera a su paso por Castejón y Benasque.
Los accesos al municipio de Benasque se encuentran cortados. Asimismo está cortada la carretera A-139 entre Castejón de Sos y Benasque; la N-260, a su paso por Campo, y la CV-917 entre Salvatierra de Esca y Lorbes.
En Benasque se han desalojado varios edificios de viviendas. Sus ocupantes han sido realojados en el pabellón municipal y en domicilios de familiares.
En Castejón de Sos ha sido desalojado el Camping Alto Ésera. Sus ocupantes han sido trasladados al Centro Cultural del municipio. Asimismo se han desalojado el colegio y la gasolinera por su proximidad al río.
Por otra parte se ha desalojado el refugio de Pineta y varias casas próximas a la ribera del río Ésera, en la localidad de Eriste.
Una decena de personas que se encontraban realizando acampada libre entre Benasque y Llanos del Hospital están aisladas, a la espera de que baje el nivel de las aguas o que sean evacuadas por Protección Civil y Bomberos.
El consejero de Política Territorial e Interior del Gobierno aragonés, Antonio Suárez, ha manifestado que "ha habido algunos problemas por desbordamientos en algunos puntos del río Esera. Hay algunos edificios desalojados".
Ha agregado que "los municipios que más están sufriendo las consecuencias son Castejón de Sos y Benasque. En Castejón se ha desalojado el colegio, la gasolinera, el camping y el centro cultural. En el caso de Benasque, el problema es que los accesos al municipio están cortados al municipio y se han desalojado algunos edificios, cuyos vecinos han sido trasladados al pabellón municipal".
Alerta naranja
Las predicciones meteorológicas señalan que se va a mantener la alerta naranja, aunque la tendencia es a que haya una disminución de la intensidad de las lluvias. Esta predicción no debe hacer descuidar la atención y tener presente las medidas de autoprotección que desde Protección Civil se recomiendan.
Así, Protección Civil ha recomendado informarse sobre el nivel de riego del municipio y si el lugar donde en que vive o trabaja es una zona inundable o se encuentra en cauce seco por el que pueda baja una riada.
Para evitar contaminaciones hay que colocar los productos tóxicos fuera del alcance del agua. Si la vivienda puede llegar a inundarse es conveniente resguardar los objetos de valor y los documentos personales en puntos elevados de la vivienda. Se recomienda localizar los puntos más altos de la zona en que se encuentre para dirigirse a ellos en caso de riada.
Durante la emergencia, a través de la prensa y emisoras de radio o televisión se notificará la situación de preemergencia. A partir de ese momento, hay que mantenerse informado sobre la evolución de la situación.
No descender a lugares bajos, no colapsar las líneas telefónicas, prepararse para abandonar la vivienda si la situación lo requiere. En este caso, desconectar la electricidad, el gas y el agua así como cerrar y asegurar las puertas y accesos.
Los automovilistas han de usar el vehículo sólo si es absolutamente imprescindible; informarse del estado de las carreteras antes de iniciar el viaje; si existen problemas de visibilidad a causa de la lluvia, detenerse en el arcén y señalar la posición; no estacionar a la orilla de los ríos o cauces de barrancos, ramblas, torrentes y sus puentes ni cerca de ellos; no intentar cruzar un vado, lugar inundado o puente que ofrezca dudas de resistencia.

No hay comentarios: