martes, 10 de febrero de 2015

Los nabateros comienzan los trabajos previos a los descensos

Fabricacion de los verdugos

    Febrero es tiempo de nabatas en el Alto Aragón. Este fin de semana comenzaba el proceso de fabricación de estas tradicionales embarcaciones a orillas del río Ara en Planduviar (en Sarvisé, municipio de Broto), con miembros de las tres asociaciones nabateras de Aragón, pertenecientes al valle de Hecho, la ribera del Gállego y los anfitriones, de la comarca de Sobrarbe. “Nos juntamos para cortar las sargas o verdugos que se utilizan para atar los troncos y que después se depositan en pozas de agua para no les dé el sol”, explica Joaquín Betato desde la Asociación de Nabateros. Una labor que debe realizarse, recuerda “en luna menguante, ya que de otra forma, se partirían por la mitad”. La actividad contó con una treintena de participantes y en total se cortaron 800 sargas, que dan así inicio a los trabajos de preparación previos a los descensos por los ríos Cinca y Gállego.

    Dentro de un mes, comenta Betato, volverán a reunirse para ‘remallar’, esto es, retorcer a mano los verdugos con el fin de que ganen flexibilidad. “Lo que se hace es romper la fibra que llevan en su interior, de modo que sean más maleables y puedan usarse como sirga”, afirma el portavoz de la Asociación de Nabateros de Sobrarbe. A continuación será el momento de alinear los maderos y prepararlos para dar forma a la embarcación.

    Este proceso, comenta el portavoz de los nabateros de Sobrarbe, fue transmitido a los actuales miembros de la asociación por vecinos de la zona que realizaron originalmente esta actividad para el transporte de madera en el siglo pasado. Ahora, son ellos los que se encargan de acercar esta tradición a las nuevas generaciones, que apreden, señala Betato, con mucho entusiasmo. Han contado también para ello con la ayuda de los nabateros de otras zonas. “Venía gente que había realizado descensos antiguamente y que aún lo recordaban. Y entre unos y otros nos fueron enseñando el oficio, que ahora enseñamos nosotros a la gente joven”, comenta el portavoz de la asociación sobrarbense.

    La más antigua de Aragón
    La Asociación de Nabateros de Sobrarbe es la más antigua de Aragón y realizan también, señala su representante, el recorrido más largo los que tienen lugar en la comunidad autónoma: 14 kilómetros por la corriente del río Cinca desde Laspuña (donde tienen su sede), hasta Aínsa. Este año está previsto para el próximo 24 de mayo,aprovechando la crecida del caudal que ocasionan los ‘mayencos’, esto es, el agua procedente de los deshielos. Un descenso que no siempre es tan fácil como les gustaría. “Unas veces solemos tardar hora y media y otras, tres y hasta cuatro, si nos embarrancamos os surge algún problema”, señala Betato. La jornada cuenta con las declaraciones de Bien de Interés Turístico y Fiesta de Interés Nacional.
    Antes llegará el descenso por el Gállego, cuya edición número trece está prevista para el próximo 26 de abril. Y completando el calendario de la provincia de Huesca, el 10 de mayo, además, será la octava edición del descenso por el río Aragón Subordán. Todo ello se puede consultar en la página web, www.nabateros.com, donde se recoge información sobre esta tradición y sus participantes. 

    (Fuente Heraldo.es - Javier Sánchez. Huesca)

    No hay comentarios:

    martes, 10 de febrero de 2015

    Los nabateros comienzan los trabajos previos a los descensos

    Fabricacion de los verdugos

      Febrero es tiempo de nabatas en el Alto Aragón. Este fin de semana comenzaba el proceso de fabricación de estas tradicionales embarcaciones a orillas del río Ara en Planduviar (en Sarvisé, municipio de Broto), con miembros de las tres asociaciones nabateras de Aragón, pertenecientes al valle de Hecho, la ribera del Gállego y los anfitriones, de la comarca de Sobrarbe. “Nos juntamos para cortar las sargas o verdugos que se utilizan para atar los troncos y que después se depositan en pozas de agua para no les dé el sol”, explica Joaquín Betato desde la Asociación de Nabateros. Una labor que debe realizarse, recuerda “en luna menguante, ya que de otra forma, se partirían por la mitad”. La actividad contó con una treintena de participantes y en total se cortaron 800 sargas, que dan así inicio a los trabajos de preparación previos a los descensos por los ríos Cinca y Gállego.

      Dentro de un mes, comenta Betato, volverán a reunirse para ‘remallar’, esto es, retorcer a mano los verdugos con el fin de que ganen flexibilidad. “Lo que se hace es romper la fibra que llevan en su interior, de modo que sean más maleables y puedan usarse como sirga”, afirma el portavoz de la Asociación de Nabateros de Sobrarbe. A continuación será el momento de alinear los maderos y prepararlos para dar forma a la embarcación.

      Este proceso, comenta el portavoz de los nabateros de Sobrarbe, fue transmitido a los actuales miembros de la asociación por vecinos de la zona que realizaron originalmente esta actividad para el transporte de madera en el siglo pasado. Ahora, son ellos los que se encargan de acercar esta tradición a las nuevas generaciones, que apreden, señala Betato, con mucho entusiasmo. Han contado también para ello con la ayuda de los nabateros de otras zonas. “Venía gente que había realizado descensos antiguamente y que aún lo recordaban. Y entre unos y otros nos fueron enseñando el oficio, que ahora enseñamos nosotros a la gente joven”, comenta el portavoz de la asociación sobrarbense.

      La más antigua de Aragón
      La Asociación de Nabateros de Sobrarbe es la más antigua de Aragón y realizan también, señala su representante, el recorrido más largo los que tienen lugar en la comunidad autónoma: 14 kilómetros por la corriente del río Cinca desde Laspuña (donde tienen su sede), hasta Aínsa. Este año está previsto para el próximo 24 de mayo,aprovechando la crecida del caudal que ocasionan los ‘mayencos’, esto es, el agua procedente de los deshielos. Un descenso que no siempre es tan fácil como les gustaría. “Unas veces solemos tardar hora y media y otras, tres y hasta cuatro, si nos embarrancamos os surge algún problema”, señala Betato. La jornada cuenta con las declaraciones de Bien de Interés Turístico y Fiesta de Interés Nacional.
      Antes llegará el descenso por el Gállego, cuya edición número trece está prevista para el próximo 26 de abril. Y completando el calendario de la provincia de Huesca, el 10 de mayo, además, será la octava edición del descenso por el río Aragón Subordán. Todo ello se puede consultar en la página web, www.nabateros.com, donde se recoge información sobre esta tradición y sus participantes. 

      (Fuente Heraldo.es - Javier Sánchez. Huesca)

      No hay comentarios: