viernes, 26 de junio de 2015

CUATRO AÑOS NEFASTOS PARA LA ENSEÑANZA DEL ARAGONÉS

La última legislatura ha supuesto un paso atrás para la enseñanza del aragonés en los centros públicos de nuestra comunidad. El nulo interés del Gobierno de Aragón por dignificar el aprendizaje de las lenguas minoritarias de la Comunidad, y los abusos cometidos por los responsables de la asesoría de lenguas con el apoyo tácito de la consejería, han dejado en una peligrosa situación la continuidad de los proyectos de enseñanza que se llevan a cabo en diferentes centros públicos del Alto Aragón. A continuación detallamos la desastrosa gestión que se ha llevado a cabo desde la Consejería de Educación.

La entrada del nuevo ejecutivo se inauguró con un recorte en los horarios de dos de las plazas de maestros de aragonés (http://www.arredol.com/educacion-retalla-as-horas-dos-mayestros-daragones/), dejándolas ambas en horarios de un tercio y media jornada respectivamente. La asesoría de lenguas ni siquiera estaba al tanto de la situación, y no se ha hecho ninguna gestión por tratar de conseguir unas condiciones dignas para estas plazas.

La aprobación de la nueva Ley de lenguas sólo ha servido para quitar el nombre de aragonés a la lengua para pasarse a denominar “Lengua Aragonesa Propia del Área Pirenaica y Prepirenaica”, haciendo caso omiso a las recomendaciones de múltiples asociaciones e instituciones de reconocido prestigio, que pusieron en tela de juicio la absurda decisión del Gobierno de Aragón. La supuesta Academia Aragonesa de la Lengua que se tenía que haber constituido para normativizar LAPAO y LAPAPYP sigue sin establecerse, demostrando una vez más que el único interés de esta ley fue el dejar morir ambas lenguas. La Asesoría de Lenguas nunca ha presentado una protesta formal en público contra este sinsentido, convirtiéndose en cómplice ejecutor de la medida.
Durante la legislatura se han creado tres nuevas plazas en centros de infantil y primaria. Sin embargo, dos de ellas son de una dedicación menor de 8 horas a la semana, lo que las hace muy difíciles de cubrir, al tener una nómina insuficiente para los gastos del docente. De hecho, ya han quedado desiertas en varias ocasiones. La otra plaza, de jornada completa, ha tenido múltiples problemas con la inspección educativa por no cumplir con la legislación. La asesoría se desentendió del asunto, dejando al docente y al centro desamparados. Tuvieron que rehacer horarios para poder cumplir con las exigencias de la administración, de las cuales en ningún momento fueron informados.
Se ha creado una plaza de secundaria de lengua castellana con un perfil muy específico de aragonés a jornada completa en un instituto, para que la ocupe un miembro de la asociación a la que pertenecen los asesores. Actualmente tiene una matrícula de seis alumnos. Sin embargo, la asesoría no ha hecho ninguna gestión para dignificar los horarios de plazas de primaria e infantil, algunas de las cuales, tienen más de cien alumnos de aragonés y una dedicación de media jornada o menos. Queda por ver si en la anunciada lista de aragonés de secundaria parte con ventaja en el baremo el adjudicatario de la plaza, perteneciente a la misma asociación que los asesores, y ser la única persona del cuerpo de profesores de secundaria con puntos de experiencia que ha dado clases de aragonés.
A finales del curso 2011-2012, se destituyó a la creadora y responsable del Programa de animación cultural Luzía Dueso sin explicación alguna. El nuevo responsable, perteneciente a la misma asociación que el asesor principal, ha realizado una gestión deficiente de la adjudicación de las actividades, con grandes retrasos en su organización o disminuyendo el número de las mismas en los centros donde se imparten clases de aragonés. Lo que antes era un programa gratuito para centros, ahora supone el tener que pagar importantes costes de desplazamientos para agrupar al alumnado, ofreciendo condiciones deficientes para la ejecución de la actividad, con grupos demasiado grandes para poder obtener un buen aprovechamiento didáctico. Mientras, centros que no imparten aragonés, han llegado a contar hasta con cinco sesiones del programa este curso. También se ha saltado sistemáticamente las adjudicaciones de las actividades publicadas en el BOA, y no se ha preocupado de gestionar la organización de las mismas, cuando era su responsabilidad.
La formación para profesorado de aragonés ha sufrido un grave retroceso, impidiendo sistemáticamente realizarse en horario de trabajo docente y teniendo que costear el desplazamiento los asistentes. Además, ha sido utilizada con intereses particulares. La mayoría de los ponentes que han participado en las actividades de formación pertenecen a la asociación de la que forman parte los asesores o son afines a los mismos, situación que no se había dado nunca y oculta la diversidad de colectivos y personas que están implicados en la conservación del aragonés. Se ha dado casos hasta de sesiones dedicadas a difamar el trabajo de personas con una larga y prestigiosa trayectoria académica dentro de la Universidad de Zaragoza. También se cambió la sede de celebración a Aínsa, en función de los intereses de los responsables del mismo, cuando siempre se ha realizado en el CIFE de Huesca.
En el curso 2013-2014 se crearon cinco listas de interinos de forma arbitraria, que supuesta-mente iban a servir para situar a maestros con conocimientos de las diferentes variedades dialectales de aragonés que se imparten según la zona donde se ubica el centro. Estas listas no cumplen ni con criterios filológicos ni con criterios de adecuación a las necesidades. Se da el caso, por ejemplo, de encontrarnos con dos listas para dos plazas de aragonés en un mismo centro (las dos de menos de 7 horas semanales). También se establecen criterios que ponen en situación de desigualdad a los docentes, exigiendo el conocimiento de una única variedad en unas listas, y de varias en otra. Una de las listas creadas ni siquiera cuenta con plazas para ejercer la docencia. A pesar de que la asesoría de lenguas habla de una única lengua, ha creado cinco listas para cubrir las plazas en las escuelas. Es como si para dar inglés en las escuelas hubiera listas de inglés americano, inglés australiano… Esta nueva distribución tan chapucera provocó que en su primera aplicación quedaran dos plazas desiertas, y durante el curso actual, no se pudo cubrir durante casi un mes la baja de un docente por falta de personal, quedando el centro todo ese periodo sin clases de aragonés. Si la situación laboral de los docentes de aragonés era precaria, ahora aún lo es más limitando su acceso a estas plazas, de forma que también salen perjudicados los centros que no pueden cubrir la plantilla en el inicio de curso.
Las pruebas que se hicieron para seleccionar a los docentes de estas listas fueron denunciadas por múltiples sindicatos y asociaciones. El tribunal tenía relación directa con uno de los candidatos, perteneciente a la misma asociación que tres miembros del tribunal, por lo que se solicitó su recusación. Por ley, deberían haber renunciado a formar parte del mismo. Así mismo, las pruebas que se realizaron no se ajustaron a la etapa de primaria, y se cambió el desarrollo de las mismas: lo que iba a ser una entrevista personal de los candidatos se convirtió en una lectura de la primera parte del examen. Ante tal cantidad de irregularidades, varios sindicatos presentaron recursos sobre las pruebas, los cuales fueron ignorados desde el departamento de educación. Finalmente, el tribunal permitió entrar en las listas a personas con conocimientos insuficientes para alguna de las listas. Como resultado, este curso hay centros en los que la matricula de alumnado se ha visto reducida a la mitad, y para el curso que viene, incluso peligra su continuidad debido al descontento de las familias.
Con la aprobación del nuevo currículo aragonés LOMCE, se creó un apartado para la lengua aragonesa. Sin embargo, se hizo a espaldas de los docentes de primaria por personas sin experiencia ni titulación para la etapa (el resto del currículo fue elaborado por docentes de primaria). Dos de estas personas fueron los asesores de lenguas, y una tercera, de nuevo miembro de la asociación a la que pertenecen los dos primeros. El texto que presentaron se elaboró a base de copiar y pegar párrafos de currículos de otras áreas de comunidades autónomas, y los contenidos incluidos no tenían en cuenta el desarrollo del alumnado según su edad. Además, los asesores aprovecharon su posición de poder en un cargo público para imponer los criterios ortográficos de su asociación privada. El currículo recibió innumerables alegaciones de asociaciones y sindicatos, indicando incluso las erratas. Ninguna de estas reclamaciones se tuvieron en cuenta. Así, después nos hemos encontrado con frases como que el aragonés era lengua extranjera. Finalmente, el currículo de aragonés fue suspendido cautelarmente por el Tribunal Superior de Justicia de Aragón. Aún estando suspendido y siendo inaplicable en los centros, los asesores han insistido en utilizarlo en varias sesiones del seminario de formación de este curso. La futura paralización de la LOMCE impedirá que se pueda aplicar este desaguisado en las aulas.
Todos los centros donde se imparte aragonés en educación infantil y primaria rechazaron el proyecto de la asesoría de introducir el aragonés como materia evaluable dentro del horario escolar. El desconocimiento de la asesoría de la realidad de los centros, hacía que con su propuesta niños de 5º y 6º no pudieran acceder a aprender aragonés por imposibilidad horaria en las escuelas en que se impartía una segunda lengua extranjera. Los claustros y padres prefirieron que continuara fuera del horario escolar, porque así los niños podían estudiar tanto el aragonés como la segunda lengua extranjera. Este error se volvería a repetir en educación secundaria si no se paralizara la aplicación de la LOMCE, ya que la asesoría continúa empecinada en poner a competir una lengua minoritaria como el aragonés frente a lenguas de un prestigio y uso mucho mayor.
Las actuaciones impositivas y autoritarias de la asesoría de lenguas han sido llevadas incluso al Consejo Escolar de Aragón por CSI-F, FETE-UGT, CC.OO., STEA, FAPAR, FADEA, y CHA.
Las actuaciones irregulares de la asesoría de lengua han provocado que sean constante objeto de preguntas en las Cortes de Aragón por parte de los grupos políticos CHA e IU.
Con un bagaje como este de conflictos, desorganización decisiones muy cuestionables e incluso denuncias de sindicatos y en tribunales en tan sólo cuatro años, creemos necesario que el cambio de gobierno en Aragón traiga consigo la destitución inmediata de las personas que nos han llevado a este desastre y se establezca un organismo competente que pueda trazar un plan a largo plazo para que la enseñanza de aragonés en centros públicos sea una herramienta real para la pervivencia de la lengua en las zonas donde se habla.

El único objetivo de los responsables de esta asesoría en estos cuatro años ha sido copar los puestos de responsabilidad, aprovechando su posición de poder, para imponer intereses de la asociación privada a la que pertenecen. Ha primado la avaricia y actitudes de venganza para hacerse con el control de los órganos de gestión antes que buscar el bien de una lengua, que, no olvidemos, no es propiedad de una entidad; es de todos los aragoneses.
(Fuente mayestrosdaragones.wordpress.com)

No hay comentarios:

viernes, 26 de junio de 2015

CUATRO AÑOS NEFASTOS PARA LA ENSEÑANZA DEL ARAGONÉS

La última legislatura ha supuesto un paso atrás para la enseñanza del aragonés en los centros públicos de nuestra comunidad. El nulo interés del Gobierno de Aragón por dignificar el aprendizaje de las lenguas minoritarias de la Comunidad, y los abusos cometidos por los responsables de la asesoría de lenguas con el apoyo tácito de la consejería, han dejado en una peligrosa situación la continuidad de los proyectos de enseñanza que se llevan a cabo en diferentes centros públicos del Alto Aragón. A continuación detallamos la desastrosa gestión que se ha llevado a cabo desde la Consejería de Educación.

La entrada del nuevo ejecutivo se inauguró con un recorte en los horarios de dos de las plazas de maestros de aragonés (http://www.arredol.com/educacion-retalla-as-horas-dos-mayestros-daragones/), dejándolas ambas en horarios de un tercio y media jornada respectivamente. La asesoría de lenguas ni siquiera estaba al tanto de la situación, y no se ha hecho ninguna gestión por tratar de conseguir unas condiciones dignas para estas plazas.

La aprobación de la nueva Ley de lenguas sólo ha servido para quitar el nombre de aragonés a la lengua para pasarse a denominar “Lengua Aragonesa Propia del Área Pirenaica y Prepirenaica”, haciendo caso omiso a las recomendaciones de múltiples asociaciones e instituciones de reconocido prestigio, que pusieron en tela de juicio la absurda decisión del Gobierno de Aragón. La supuesta Academia Aragonesa de la Lengua que se tenía que haber constituido para normativizar LAPAO y LAPAPYP sigue sin establecerse, demostrando una vez más que el único interés de esta ley fue el dejar morir ambas lenguas. La Asesoría de Lenguas nunca ha presentado una protesta formal en público contra este sinsentido, convirtiéndose en cómplice ejecutor de la medida.
Durante la legislatura se han creado tres nuevas plazas en centros de infantil y primaria. Sin embargo, dos de ellas son de una dedicación menor de 8 horas a la semana, lo que las hace muy difíciles de cubrir, al tener una nómina insuficiente para los gastos del docente. De hecho, ya han quedado desiertas en varias ocasiones. La otra plaza, de jornada completa, ha tenido múltiples problemas con la inspección educativa por no cumplir con la legislación. La asesoría se desentendió del asunto, dejando al docente y al centro desamparados. Tuvieron que rehacer horarios para poder cumplir con las exigencias de la administración, de las cuales en ningún momento fueron informados.
Se ha creado una plaza de secundaria de lengua castellana con un perfil muy específico de aragonés a jornada completa en un instituto, para que la ocupe un miembro de la asociación a la que pertenecen los asesores. Actualmente tiene una matrícula de seis alumnos. Sin embargo, la asesoría no ha hecho ninguna gestión para dignificar los horarios de plazas de primaria e infantil, algunas de las cuales, tienen más de cien alumnos de aragonés y una dedicación de media jornada o menos. Queda por ver si en la anunciada lista de aragonés de secundaria parte con ventaja en el baremo el adjudicatario de la plaza, perteneciente a la misma asociación que los asesores, y ser la única persona del cuerpo de profesores de secundaria con puntos de experiencia que ha dado clases de aragonés.
A finales del curso 2011-2012, se destituyó a la creadora y responsable del Programa de animación cultural Luzía Dueso sin explicación alguna. El nuevo responsable, perteneciente a la misma asociación que el asesor principal, ha realizado una gestión deficiente de la adjudicación de las actividades, con grandes retrasos en su organización o disminuyendo el número de las mismas en los centros donde se imparten clases de aragonés. Lo que antes era un programa gratuito para centros, ahora supone el tener que pagar importantes costes de desplazamientos para agrupar al alumnado, ofreciendo condiciones deficientes para la ejecución de la actividad, con grupos demasiado grandes para poder obtener un buen aprovechamiento didáctico. Mientras, centros que no imparten aragonés, han llegado a contar hasta con cinco sesiones del programa este curso. También se ha saltado sistemáticamente las adjudicaciones de las actividades publicadas en el BOA, y no se ha preocupado de gestionar la organización de las mismas, cuando era su responsabilidad.
La formación para profesorado de aragonés ha sufrido un grave retroceso, impidiendo sistemáticamente realizarse en horario de trabajo docente y teniendo que costear el desplazamiento los asistentes. Además, ha sido utilizada con intereses particulares. La mayoría de los ponentes que han participado en las actividades de formación pertenecen a la asociación de la que forman parte los asesores o son afines a los mismos, situación que no se había dado nunca y oculta la diversidad de colectivos y personas que están implicados en la conservación del aragonés. Se ha dado casos hasta de sesiones dedicadas a difamar el trabajo de personas con una larga y prestigiosa trayectoria académica dentro de la Universidad de Zaragoza. También se cambió la sede de celebración a Aínsa, en función de los intereses de los responsables del mismo, cuando siempre se ha realizado en el CIFE de Huesca.
En el curso 2013-2014 se crearon cinco listas de interinos de forma arbitraria, que supuesta-mente iban a servir para situar a maestros con conocimientos de las diferentes variedades dialectales de aragonés que se imparten según la zona donde se ubica el centro. Estas listas no cumplen ni con criterios filológicos ni con criterios de adecuación a las necesidades. Se da el caso, por ejemplo, de encontrarnos con dos listas para dos plazas de aragonés en un mismo centro (las dos de menos de 7 horas semanales). También se establecen criterios que ponen en situación de desigualdad a los docentes, exigiendo el conocimiento de una única variedad en unas listas, y de varias en otra. Una de las listas creadas ni siquiera cuenta con plazas para ejercer la docencia. A pesar de que la asesoría de lenguas habla de una única lengua, ha creado cinco listas para cubrir las plazas en las escuelas. Es como si para dar inglés en las escuelas hubiera listas de inglés americano, inglés australiano… Esta nueva distribución tan chapucera provocó que en su primera aplicación quedaran dos plazas desiertas, y durante el curso actual, no se pudo cubrir durante casi un mes la baja de un docente por falta de personal, quedando el centro todo ese periodo sin clases de aragonés. Si la situación laboral de los docentes de aragonés era precaria, ahora aún lo es más limitando su acceso a estas plazas, de forma que también salen perjudicados los centros que no pueden cubrir la plantilla en el inicio de curso.
Las pruebas que se hicieron para seleccionar a los docentes de estas listas fueron denunciadas por múltiples sindicatos y asociaciones. El tribunal tenía relación directa con uno de los candidatos, perteneciente a la misma asociación que tres miembros del tribunal, por lo que se solicitó su recusación. Por ley, deberían haber renunciado a formar parte del mismo. Así mismo, las pruebas que se realizaron no se ajustaron a la etapa de primaria, y se cambió el desarrollo de las mismas: lo que iba a ser una entrevista personal de los candidatos se convirtió en una lectura de la primera parte del examen. Ante tal cantidad de irregularidades, varios sindicatos presentaron recursos sobre las pruebas, los cuales fueron ignorados desde el departamento de educación. Finalmente, el tribunal permitió entrar en las listas a personas con conocimientos insuficientes para alguna de las listas. Como resultado, este curso hay centros en los que la matricula de alumnado se ha visto reducida a la mitad, y para el curso que viene, incluso peligra su continuidad debido al descontento de las familias.
Con la aprobación del nuevo currículo aragonés LOMCE, se creó un apartado para la lengua aragonesa. Sin embargo, se hizo a espaldas de los docentes de primaria por personas sin experiencia ni titulación para la etapa (el resto del currículo fue elaborado por docentes de primaria). Dos de estas personas fueron los asesores de lenguas, y una tercera, de nuevo miembro de la asociación a la que pertenecen los dos primeros. El texto que presentaron se elaboró a base de copiar y pegar párrafos de currículos de otras áreas de comunidades autónomas, y los contenidos incluidos no tenían en cuenta el desarrollo del alumnado según su edad. Además, los asesores aprovecharon su posición de poder en un cargo público para imponer los criterios ortográficos de su asociación privada. El currículo recibió innumerables alegaciones de asociaciones y sindicatos, indicando incluso las erratas. Ninguna de estas reclamaciones se tuvieron en cuenta. Así, después nos hemos encontrado con frases como que el aragonés era lengua extranjera. Finalmente, el currículo de aragonés fue suspendido cautelarmente por el Tribunal Superior de Justicia de Aragón. Aún estando suspendido y siendo inaplicable en los centros, los asesores han insistido en utilizarlo en varias sesiones del seminario de formación de este curso. La futura paralización de la LOMCE impedirá que se pueda aplicar este desaguisado en las aulas.
Todos los centros donde se imparte aragonés en educación infantil y primaria rechazaron el proyecto de la asesoría de introducir el aragonés como materia evaluable dentro del horario escolar. El desconocimiento de la asesoría de la realidad de los centros, hacía que con su propuesta niños de 5º y 6º no pudieran acceder a aprender aragonés por imposibilidad horaria en las escuelas en que se impartía una segunda lengua extranjera. Los claustros y padres prefirieron que continuara fuera del horario escolar, porque así los niños podían estudiar tanto el aragonés como la segunda lengua extranjera. Este error se volvería a repetir en educación secundaria si no se paralizara la aplicación de la LOMCE, ya que la asesoría continúa empecinada en poner a competir una lengua minoritaria como el aragonés frente a lenguas de un prestigio y uso mucho mayor.
Las actuaciones impositivas y autoritarias de la asesoría de lenguas han sido llevadas incluso al Consejo Escolar de Aragón por CSI-F, FETE-UGT, CC.OO., STEA, FAPAR, FADEA, y CHA.
Las actuaciones irregulares de la asesoría de lengua han provocado que sean constante objeto de preguntas en las Cortes de Aragón por parte de los grupos políticos CHA e IU.
Con un bagaje como este de conflictos, desorganización decisiones muy cuestionables e incluso denuncias de sindicatos y en tribunales en tan sólo cuatro años, creemos necesario que el cambio de gobierno en Aragón traiga consigo la destitución inmediata de las personas que nos han llevado a este desastre y se establezca un organismo competente que pueda trazar un plan a largo plazo para que la enseñanza de aragonés en centros públicos sea una herramienta real para la pervivencia de la lengua en las zonas donde se habla.

El único objetivo de los responsables de esta asesoría en estos cuatro años ha sido copar los puestos de responsabilidad, aprovechando su posición de poder, para imponer intereses de la asociación privada a la que pertenecen. Ha primado la avaricia y actitudes de venganza para hacerse con el control de los órganos de gestión antes que buscar el bien de una lengua, que, no olvidemos, no es propiedad de una entidad; es de todos los aragoneses.
(Fuente mayestrosdaragones.wordpress.com)

No hay comentarios: