lunes, 7 de junio de 2010

El Lavadero de Laspuña

Hoy recupero un post que se publico en Sobrarbeses en el 2006 y que hace referencia al lavadero de Laspuña.
"Me vienen a mi memoria infinidad de anécdotas y muy buenos ratos pasados allí. Me explico: el lugar donde esta ubicado se le conoce con el nombre de “La fuente Canal”, agua fresca y abundante que también se utiliza para regar. Si no me falla la memoria fue reconstruida por mi tío Anacleto Tomás Buil, que era entonces el alcalde de Laspuña en el año 1960, quizás desde la carretera se pueda leer el rótulo. Durante mi niñez y adolescencia junto a los amigos hemos pasado muchos momentos inolvidables y la visitábamos diariamente para ir a buscar agua con nuestros botijos, acompañar a abuelas y madres a llevar y traer las grandes canastas de mimbre o caña llenas de ropa sucias al ir y al volver pesaba más la canasta porque iba la ropa limpia pero se escurría la canasta y te iba mojando tus piernas y pies que te producían un “picor” característico que ahora lo siento al recordarlo. A parte de esto utilizábamos el lavadero para jugar, fumar furtivamente y más adolescente para pasear con tu “amor juvenil”; otras veces íbamos a jugar al escondite y a vigilar a las parejas de enamorados… También recuerdo que en muchas ocasiones nos poníamos dentro del lavadero para remover el lodo del fondo y con mucha ilusión buscar alguna “perra gorda”, “dos reales” e incluso “una peseta”, eso era casi imposible, pero alguna pillábamos y rara vez una moneda “de dos cincuenta”. Por cierto, algunos recordaran que en las pastillas de color verde de la marca lagarto iba incrustada una moneda de “dos cincuenta” y hacíamos varios viajes para ver si la mamá ya había gastado la pastilla para que te diera la moneda en pago a tus servicios. Tengo que decir que alguna vez mi urgencia me hacia romper la pastilla cuando se empezaba a ver la moneda y decirle a mamá que “sin querer se había roto”. También recuerdo que estas visitas a rebuscar en el lodo las incrementábamos las vísperas de las fiestas de San Mateo para tener dinerillo para las fiestas. Me vienen a la memoria las risas y carcajadas de las que allí lavaban. También recuerdo como al lado de los caños de la fuente canal se dejaban las “jadas”, “dallos”, “rasclos” y más aperos mientras su dueño se refrescaba, bebía, o se remangaba los pantalones hasta la rodilla al estilo navatero para lavarse….
También tengo que decir que los paletas que lo hicieron fueron El señor Joaquín Betato Pera de casa Molinero y su hijo Joaquin Betato Campo. Eran verdaderos albañiles de todo. Sería imposible encontrar una casa de Laspuña en la que no hubieran hecho reformas… y en muchísimas de la comarca. Como dice la gente sabian hacer de todo y bien “. Y en palabras del nieto/hijo de Joaquín Betato conocido cariñosamente como “Betate” eran albañiles “de lo basto y de lo fino”.(Domingo Tomas Ceresuela)

3 comentarios:

Anónimo dijo...

El lavadero de la "Fuente Canal", igual que el de la "Fuente Barribiello" eran unas balsas ccon fondo de cemento, el de la Fuente Canal se cubtió por eses fechas que indicas, el de la Fuente Barriviello no se cubrio debido a la poca distancia que habia entre el huerto de Fruto y la balsa, para las mujeres que iban a hacer la colada fue un descanso ya que antes se lavaba de rosillas y despues de pie.
Recuerdo perfectamente cuando se hicieron.
Mariano

Anónimo dijo...

Para mi que no tengo esas vivencias y recuerdos, me resulta muy interesante todo lo que decís, bien mirado Laspuña también podría llamarse Lasfuentes, por la cantidad de ellas y la calidad de las aguas de que dispone.
La de Barribiello, la Canal y la de Peguntero, todas ellas dentro del pueblo y que ademas están situadas en enclaves que son auténticos miradores, hermosos rincones dentro del pueblo, en la actualidad infrautilizados y no demasiado atractivos. Amigos, os imagináis como seria la fuente Peguntero y el “parquecito de la fuente Canal” en cualquiera de los pueblos de nuestros vecinos del otro lado de la muga.
¿Alguien sabe si desde los 60, que se hicieron con una funcionalidad que ya no tienen, se ha invertido algo en su mejora y acondicionamiento? No vale cortar los hierbajos y poner un pegote de cemento debajo de un tubo que cuelga...

Quiero aprovechar la oportunidad para ver si alguien puede responderme a una duda que tengo desde hace tiempo. Todos sabemos que el agua de Peguntero, mas aun la de Fuensanta son muy buenas sobre todo bebidas en la fuente, pero... ¿alguien sabe si a parte de los análisis de potabilidad que ya supongo se realizaran de una forma periódica, se ha realizado algún análisis químico clínico para saber si los bicarbonatos, sales ect. que la componen la hacen medicinal para algo? Las aguas medicinales por lo general son menos resistentes que las normales a los agentes físicos (temperatura, luz, presión, aire, el envase), yo he observado que alguna garrafa que me he llevado a Barcelona al cabo de pocos días no me ha sabido igual. La Sra. Trini me había dicho que no se cual de ellas era muy buena para el riñón, aunque supongo que cualquier agua buena, bebida en abundancia es estupenda para el riñón. Si alguien sabe si antes se decía algo sobre sus propiedades... Si sus caudales de agua provienen del mismo sitio que antes. Si podéis aportar algo os quedare agradecido, es una curiosidad que tengo.
Salud
Jesus

Barry Vieh dijo...

Uf.
Agua que no has de beber, déjala correr.
:)

lunes, 7 de junio de 2010

El Lavadero de Laspuña

Hoy recupero un post que se publico en Sobrarbeses en el 2006 y que hace referencia al lavadero de Laspuña.
"Me vienen a mi memoria infinidad de anécdotas y muy buenos ratos pasados allí. Me explico: el lugar donde esta ubicado se le conoce con el nombre de “La fuente Canal”, agua fresca y abundante que también se utiliza para regar. Si no me falla la memoria fue reconstruida por mi tío Anacleto Tomás Buil, que era entonces el alcalde de Laspuña en el año 1960, quizás desde la carretera se pueda leer el rótulo. Durante mi niñez y adolescencia junto a los amigos hemos pasado muchos momentos inolvidables y la visitábamos diariamente para ir a buscar agua con nuestros botijos, acompañar a abuelas y madres a llevar y traer las grandes canastas de mimbre o caña llenas de ropa sucias al ir y al volver pesaba más la canasta porque iba la ropa limpia pero se escurría la canasta y te iba mojando tus piernas y pies que te producían un “picor” característico que ahora lo siento al recordarlo. A parte de esto utilizábamos el lavadero para jugar, fumar furtivamente y más adolescente para pasear con tu “amor juvenil”; otras veces íbamos a jugar al escondite y a vigilar a las parejas de enamorados… También recuerdo que en muchas ocasiones nos poníamos dentro del lavadero para remover el lodo del fondo y con mucha ilusión buscar alguna “perra gorda”, “dos reales” e incluso “una peseta”, eso era casi imposible, pero alguna pillábamos y rara vez una moneda “de dos cincuenta”. Por cierto, algunos recordaran que en las pastillas de color verde de la marca lagarto iba incrustada una moneda de “dos cincuenta” y hacíamos varios viajes para ver si la mamá ya había gastado la pastilla para que te diera la moneda en pago a tus servicios. Tengo que decir que alguna vez mi urgencia me hacia romper la pastilla cuando se empezaba a ver la moneda y decirle a mamá que “sin querer se había roto”. También recuerdo que estas visitas a rebuscar en el lodo las incrementábamos las vísperas de las fiestas de San Mateo para tener dinerillo para las fiestas. Me vienen a la memoria las risas y carcajadas de las que allí lavaban. También recuerdo como al lado de los caños de la fuente canal se dejaban las “jadas”, “dallos”, “rasclos” y más aperos mientras su dueño se refrescaba, bebía, o se remangaba los pantalones hasta la rodilla al estilo navatero para lavarse….
También tengo que decir que los paletas que lo hicieron fueron El señor Joaquín Betato Pera de casa Molinero y su hijo Joaquin Betato Campo. Eran verdaderos albañiles de todo. Sería imposible encontrar una casa de Laspuña en la que no hubieran hecho reformas… y en muchísimas de la comarca. Como dice la gente sabian hacer de todo y bien “. Y en palabras del nieto/hijo de Joaquín Betato conocido cariñosamente como “Betate” eran albañiles “de lo basto y de lo fino”.(Domingo Tomas Ceresuela)

3 comentarios:

Anónimo dijo...

El lavadero de la "Fuente Canal", igual que el de la "Fuente Barribiello" eran unas balsas ccon fondo de cemento, el de la Fuente Canal se cubtió por eses fechas que indicas, el de la Fuente Barriviello no se cubrio debido a la poca distancia que habia entre el huerto de Fruto y la balsa, para las mujeres que iban a hacer la colada fue un descanso ya que antes se lavaba de rosillas y despues de pie.
Recuerdo perfectamente cuando se hicieron.
Mariano

Anónimo dijo...

Para mi que no tengo esas vivencias y recuerdos, me resulta muy interesante todo lo que decís, bien mirado Laspuña también podría llamarse Lasfuentes, por la cantidad de ellas y la calidad de las aguas de que dispone.
La de Barribiello, la Canal y la de Peguntero, todas ellas dentro del pueblo y que ademas están situadas en enclaves que son auténticos miradores, hermosos rincones dentro del pueblo, en la actualidad infrautilizados y no demasiado atractivos. Amigos, os imagináis como seria la fuente Peguntero y el “parquecito de la fuente Canal” en cualquiera de los pueblos de nuestros vecinos del otro lado de la muga.
¿Alguien sabe si desde los 60, que se hicieron con una funcionalidad que ya no tienen, se ha invertido algo en su mejora y acondicionamiento? No vale cortar los hierbajos y poner un pegote de cemento debajo de un tubo que cuelga...

Quiero aprovechar la oportunidad para ver si alguien puede responderme a una duda que tengo desde hace tiempo. Todos sabemos que el agua de Peguntero, mas aun la de Fuensanta son muy buenas sobre todo bebidas en la fuente, pero... ¿alguien sabe si a parte de los análisis de potabilidad que ya supongo se realizaran de una forma periódica, se ha realizado algún análisis químico clínico para saber si los bicarbonatos, sales ect. que la componen la hacen medicinal para algo? Las aguas medicinales por lo general son menos resistentes que las normales a los agentes físicos (temperatura, luz, presión, aire, el envase), yo he observado que alguna garrafa que me he llevado a Barcelona al cabo de pocos días no me ha sabido igual. La Sra. Trini me había dicho que no se cual de ellas era muy buena para el riñón, aunque supongo que cualquier agua buena, bebida en abundancia es estupenda para el riñón. Si alguien sabe si antes se decía algo sobre sus propiedades... Si sus caudales de agua provienen del mismo sitio que antes. Si podéis aportar algo os quedare agradecido, es una curiosidad que tengo.
Salud
Jesus

Barry Vieh dijo...

Uf.
Agua que no has de beber, déjala correr.
:)